miércoles 08 de febrero de 2023 - Edición Nº2323
Cronos Noticias » En Foco » 12 dic 2022 08:00

Bitácoras bonaerenses

El renunciamiento electoral de Cristina: ¿y ahora qué?

La Vicepresidenta afirmó que “no será candidata a nada” y su decisión abrió un nuevo e imprevisto escenario político en el Frente de Todos, que no repercute en la candidatura presidencial, sino también para la Gobernación bonaerense.


  • El renunciamiento electoral de Cristina: ¿y ahora qué?

“Fue un bombazo”, así graficó un importante armador bonaerense kirchnerista para plasmar, quizá, la sensación generalizada de todo el arco del Frente de Todos ante el renunciamiento electoral de Cristina Kirchner. “Nadie se lo esperaba”, confesó un intendente del Conurbano. Como es su marca personal, Cristina volvió a sacudir el tablero político argentino. Fuentes de la Casa Rosada -incluso- dejaron trascender que el presidente, Alberto Fernández se enteró por la tele de la decisión de su Vicepresidenta. Solo Máximo Kirchner sabía con antelación. El jefe de Estado y el resto digirieron la noticia en vivo y en directo. El renunciamiento.

La condena a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos que sentenció el Tribunal Oral Federal Nº2 contra Cristina Kirchner marcó un antes y un después en la historia política argentina. Sobre ese eje se dio el renunciamiento electoral que anunció Cristina y, dato no menor, la instalación en todo el Frente de Todos de que “se quiere proscribir” a la actual Vicepresidenta y dos veces elegida presidenta. Del desconcierto generalizado a la denuncia de proscripción.

El gran dilema electoral que estalló al minuto del anuncio de Cristina generó un caudal de interrogantes, especulaciones y temores, tanto en el Frente de Todos, Juntos y el resto de los espacios opositores. Todo cambió y ahora los trazados estratégicos están en foja cero. Durante los últimos meses, en la Casa Rosada y el Gobernación bonaerense -por lo bajo- dejaban trascender que la elección presidencial estaba “prácticamente pérdida” y que había que “concentrar fuerzas” para replegarse en la Provincia de Buenos Aires, aunque con el temor de que un mal arrastre nacional, condene también la elección bonaerense. Sin Cristina en la boleta, los esquemas de candidaturas son confusos, pero se ve una deducción segura: el escenario en el principal bastión del peronismo/kirchnerismo se complejizó. La madre de todas las batallas.

Muchos análisis sostienen que el principal perjudicado es el gobernador, Axel Kicillof, quién desde hace más de un mes comenzó a trabajar sobre el camino de la búsqueda de su reelección. Incluso, delineó su equipo de campaña. El escenario más serio -antes del renunciamiento- era Cristina candidata a senadora nacional por la Provincia, con una fuerte tracción de votos para la elección por la Gobernación, municipios y legisladores bonaerenses. Esa tracción no estará en la partida y sobre este nuevo trazado, el nombre de Kicillof vuelve a ubicarse como un probable candidato a presidente o como candidato a senador nacional. La adversidad también recae sobre los intendentes del Conurbano, quiénes saben que en sus distritos el nombre de Cristina en la boleta les da mayores chances para retener sus territorios. Dato para agregar, con la posibilidad de Kicillof candidato a presidente o a senador nacional, el nombre de Martín Insaurralde se ubica como el que podría ocupar la candidatura por la Gobernación, lugar que -según dicen sus allegados- le habían prometido Cristina y Máximo Kirchner cuando lo llamaron para ser el jefe de Gabinete de Kicillof, pos derrota del Frente de Todos en las PASO 2019. Las opciones sobre la mesa.

Para la boleta presidencial los nombres probables son los que sonaban hasta antes del renunciamiento de Cristina. El poderoso ministro de Economía, Sergio Massa; el ministro del Interior y líder de La Cámpora, Eduardo “Wado” De Pedro; el embajador argentino en Brasil, Daniel “Pichichi” Scioli y el presidente, Alberto Fernández, que más allá de que en el ciclo de videoconferencias de The Financial Times dijo que no está pensando en la reelección, se sabe que aún sueña con esa segunda oportunidad. Con estos nombres se puede pensar en cómo se podría configurar la boleta del Frente de Todos para la batalla electoral del 2023. Es poco probable que las tres cabezas de listas sean para el kirchnerismo duro o incluso dos, más allá de que la lapicera la tenga Cristina. También surge la interrogante de optar o no por una candidatura para el Senado Nacional con un nombre de peso que pueda traccionar votos. Astrología política.

Sin dudas, la suerte de la boleta presidencial del Frente de Todos está atada el destino de la inflación. Si la gestión Massa logra bajarla al 3 o 4 por ciento en hasta marzo, puede soñar con la bendición de Cristina y el kirchnerismo duro y transformarse en el “candidato racional” que pueda defender al oficialismo en las urnas, suponiendo que Alberto Fernández decida tener su propio renunciamiento histórico. De lo contrario e impensado hace una semana, las PASO vuelven a convertirse como factor de resolución de candidaturas. Mientras tanto, en la Gobernación de La Plata prefieren optar por la cautela. “Es muy pronto para hacer un análisis del escenario hipotético”, aducen desde las altas esferas. “Esperemos un tiempo”, insisten, pero aclaran: “Nuestro objetivo sigue siendo el mismo, tratar de tener la mejor gestión posible, para que eso nos de la posibilidad de seguir un período más”. El dilema bonaerense.

“Basta de demostraciones de amor por las redes, pónganse a laburar”, les ordenó Cristina a los referentes del kirchnerismo duro (entre ellos Kicillof), que reunió en Punta Lara (Ensenada), horas después de conocer la condena judicial y de anunciar su renunciamiento histórico. La orden tiene racionalidad. Sin Cristina en la boleta y con la mochila de la crisis económica, el trabajo para enfrentar las elecciones va a ser el doble o más. Es posible que surjan diversos “operativos clamor” para una candidatura de Cristina. Mientras tanto, el nuevo escenario comienza a configurarse y con ello el reacomodamiento interno en el peronismo/kirchnerismo también. Hay sectores que no se resignan y esperarán hasta el último minuto para soñar con una Cristina candidata, pero también están los sectores que comienzan a dispersarse y a comenzar su propio juego, siempre en voz baja.

Por Juan Alfaro (ALFA)

Director de Cronos Noticias

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS