miércoles 28 de septiembre de 2022 - Edición Nº2190
Cronos Noticias » En Foco » 19 sep 2022 14:17

Bitácoras bonaerenses

Esa vieja artimaña de intentar eliminar las PASO

En los últimos días, la clase política vuelve a una vieja y reiterada discusión previo a un escenario electoral. La intención de gobernadores y cómo se traslada al Congreso y la Legislatura bonaerense esa probabilidad.


  • Esa vieja artimaña de intentar eliminar las PASO

Un viejo recurso, un reiterado debate, un gastado amague. En los últimos casi diez años, un sector de la clase política argentina puso sobre la mesa del chispeante debate, la idea de suprimir las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias). Nada nuevo sobre el sendero, ya es un clásico de la escena política. Otro intento y van...

Sea por proyectos de ley o simples rumores, los oficialismos de turno amenazan con intentar eliminar las PASO, claro, con distintas justificaciones. “Gasto desproporcionado” del Estado, pandemia o simplemente el prematuro desgaste político electoral. Y así estamos, septiembre de 2022, otra vez oficialismo y oposición de turno, discutiendo sobre si se debe o no eliminar las PASO. Capítulo repetido.

Salta, San Juan, Catamarca, Chubut y Córdoba, se pusieron en foco de esta movida. En diálogo con CRONOS, Carlos Bianco, jefe de asesores del Gobernador, mano derecha de Axel Kicillof, descartó que en le Provincia de Buenos Aires esté en debate la eliminación de las PASO. Hace unos días, desde el otro lado de la General Paz, Horacio Rodríguez Larreta, descartó -en conferencia de prensa- suprimir las Primarias en CABA. Autonomías provinciales.

Si bien el accionar de cada provincia incide en el tablero, dentro de los rumores que hay sobre la eliminación de las PASO, apuntan a lo que será la elección presidencial del 2023. En los cafés, pasillos y despachos donde se rosquea y discute la política, se analiza que el plan para eliminar las PASO le sirve al Frente de Todos para contener una anticipada derrota a nivel nacional y poder poner –una sola vez- toda la carne al asador. En esos run run de la política, se escucha que dentro de las candidaturas más relevantes del oficialismo no habría una PASO y que se iría a la elección con una lista única. Ese escenario, por ahora, no es igual en Juntos por el Cambio, el principal espacio opositor. En esa comarca, las internas están a vista y las PASO servirán para determinar por el voto popular quiénes serán los candidatos. Ni los más soñadores del espacio opositor fantasean con una lista de unidad. Coyunturas distintas.

De algún modo, las PASO sirvieron de ordenador más a la oposición que al oficialismo de turno. En las planas mayores, pero sobre todo en las secciones electorales y los distritos. Pero al mismo tiempo, para el Frente de Todos, en las candidaturas de primer nivel, siempre fueron esquivas las PASO. No así para Juntos por el Cambio. El año pasado, Diego Santilli del PRO y Facundo Manes de la UCR, pulsearon en una interesante elección Primaria en la Provincia de Buenos Aires. En 2015, Mauricio Macri convalidó ampliamente su candidatura presidencial mediante un PASO presidencial. El uso real de las Primarias.

En 2009, el Congrego aprobó con amplio apoyo la creación de las PASO (ley 26.571), un proyecto que fue impulsado por el entonces gobierno de Cristina Kirchner. Fue utilizada por primera vez en los comicios presidenciales de 2011, donde Cristina obtuvo su reelección con más del 54 por ciento de los votos. Desde allí pasaron cinco elecciones, con el mismo debate en el guion: eliminar o no las PASO. Es cierto que los especialistas, analistas y la misma clase política, no termina de entender o anticipar el fenómeno de los resultados de las PASO. También es cierto que una elección Primaria es un gasto económico para el Estado y requiere, además, una concientización generalizada a la población para instar a la asistencia a votar, de mínima, dos veces en tres meses. También es cierto que en el pasado cercado, cuando fueron oficialismo, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, amagaron también con eliminar las PASO. La quiero, no la quiero.

Pero vayamos a ver qué dice la Constitución Nacional respecto a las leyes electorales. En su Artículo 77, la Carta Magna, dice claramente: “Los proyectos de ley que modifiquen el régimen electoral y de partidos políticos deberán ser aprobados por mayoría absoluta del total de los miembros de las cámaras”. Primer dato no menor, para modificar la ley vigente, se debe aprobar una nueva ley electoral, que requiere la misma cantidad de votos mencionados. Una situación, que por ahora parece difícil para parte del oficialismo que quiere encarar la aventura para eliminar las PASO 2023. El poroteo es muy fino, más allá del aporte que pueden hacer los gobernadores y el cordobés, Juan Schiaretti como aliado, no es suficiente para lograr el objetivo. Muchos análisis apuntan a que el liberalismo que conducen Javier Milei y José Luis Espert, puedan aportar votos necesarios para inclinar la balanza. En busca de los votos legislativos.

La realidad en la Legislatura bonaerense es más compleja para los promotores de eliminar las PASO 2023. La paridad de fuerzas entre el Frente de Todos y Juntos, hace que ese espacio opositor tenga la llave para avanzar o trabar cualquier intentona. De todos modos, Bianco ya dejó en claro que en la Provincia “no está en agenda” ese tema. En rigor, en el oficialismo, las aguas se dividen entre los intendentes del Conurbano, siempre afectos a suspender las Primarias e incluso a desdoblar las elecciones de la Provincia y los otros espacios del Frente de Todos, que consideran que no hay que “tocar nada”. Dato no menor, en algunos despachos legislativos, desde la oposición dejan correr la idea de “hacer una reforma electoral amplía”, que incluya a la Boleta Única y el voto electrónico, una idea que el oficialismo, por ahora, no está dispuesto a discutir. La realidad bonaerense.

La búsqueda de la eliminación de las PASO vuelve a ser protagonista de las discusiones de la clase política. No es la primera vez que se intenta esta aventura. Más allá de su suerte, sirve como cortina de humo, que intenta focalizar una temática ante la sociedad, en medio de la crisis económica que tiene la inflación como principal problema.

Por Juan Alfaro (ALFA)

Director de Cronos Noticias

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS