lunes 27 de septiembre de 2021 - Edición Nº1824
Cronos Noticias » En Foco » 9 jun 2021 20:58

Bitácoras bonaerenses

Vidal candidata en CABA abre la feroz disputa en Juntos por el Cambio de Provincia

La indefinición sobre la candidatura de la ex gobernadora genera tensión en el PRO, pero también un posible escenario cargado de más tensiones.


  • Vidal candidata en CABA abre la feroz disputa en Juntos por el Cambio de Provincia

Son diversas las sensaciones que irradian en las esferas políticas de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires: resignación, malestar, bronca y hasta un poco de esperanza. Las apuestas tienen menos opciones, el día de la definición se acerca, más allá de que hay señales claras sobre el tablero. La protagonista estelar.

La candidatura de María Eugenia Vidal es el plato fuerte de Juntos por el Cambio para las elecciones 2021. Más allá de las dos derrotas que sufrió en 2019 ante Axel Kicillof, que fueron un duro cachetazo, su brillo en ese espacio opositor aún sigue latente, es la figura que más se proyecta. Adentro de Juntos por el Cambio la quieren en la lista, otros le temen, también la quieren en la lista, pero de otra jurisdicción. En la vereda del Frente de Todos saben que puede ser una rival complicada y notan que “Vidal ya no es Macri”, al menos eso, la exgobernadora se encargó de dejar en claro en las últimas semanas. Las internas.

Los chispazos entre los “halcones” y las “palomas” dejaron de ser privados y pasaron a la escena pública, a tal punto de dejarle servido el plato al oficialismo bonaerense, que no dudó, en voz de Carlos Bianco, jefe de Gabinete de Axel Kicillof de calificar la interna de “patética. Vidal candidata en Provincia o en Ciudad, esa es la disyuntiva. La idea del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta es que “Mariú” juegue en CABA y arme un muro de contención a Patricia Bullrich y las intenciones de Mauricio Macri. La idea de del ex presidente es inversa, que Vidal juegue en Provincia para dejarle el camino menos complicado para condicionar a Larreta y sus proyecciones para las presidenciales del 2023. El tablero de ajedrez político.

Trascendió que Macri le pidió (u ¿ordenó?) a Vidal que sea candidata a Diputada Nacional en la Provincia, pero la ex gobernadora se plantó y no se dejó presionar. También trascendió que esta semana, en una reunión tensa, Larreta y Bullrich intentaron limar asperezas, pero el porteño le adelantó que María Eugenia era su candidata en CABA. Al enterarse del coraje de su ex delfín, Macri le dijo a Patricia: “Preparate para la guerra”. Lo cierto es que Vidal aún juega el misterio. Según pudo saber CRONOS, desde su entorno más cercano reconocen que “hay más chances” de que sea candidata en la Ciudad, pero dejan el manto de duda. Por lo pronto, Vidal inició una gira por Estados Unidos, donde estará en Washington y Nueva York y mantendrá reuniones con empresarios, ONGs y la OEA. El mundo Pro espera a que a su vuelta –el 17 de junio- de definiciones certeras sobre tu futuro electoral. El juego de Vidal.

Maria Eugenia Vidal

La mayoría de los presagios apuntan a que Vidal sea candidata a Diputada Nacional por la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, más allá de las presiones de Macri, en la tropa vidalista bonaerense existe una esperanza a que sea candidata en Provincia. “Si María Eugenia quiere ir en Provincia sí estamos de acuerdo”, deslizan desde su entorno. En ese tono, pero con más efusividad, en los despachos vidalistas de la Legislatura bonaerense piden por Vidal jugando en el territorio bonaerense. La tropa propia.

Pero no solo el vidalismo pide por la ex gobernadora. Bañados en un manto de realidad, desde el Grupo Dorrego que comandan los intendentes del Pro Jorge Macri (Vicente López), Néstor Gridentti (Lanús) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero), entre otros, saben que la “figura ordenadora” en la Provincia es Vidal y ahora prefieren una candidatura de ella “antes de que la de Diego Santilli”. La tropa de Emilio Monzó comparte el diagnóstico, con el agregado que el ex titular de Diputados de la Nación quiere competir una PASO con el candidato que sea. El otrora massista, Joaquín De la Torre, quien ya le tocó el timbre a Florencio Randazzo, hizo saber que su estadía en Juntos por el Cambio solo es con Vidal como candidata en Provincia. La solución menos explosiva.

¿Otra vez un porteño?

El posible desembarco de una candidatura de Diego Santilli como candidato de la Provincia genera muchos resquemores en todo el arco de Juntos por el Cambio. El que llevó a la escena pública esa postura fue Jorge Macri, al calificar esa intención en televisión como “un capricho de Larreta”. Pero esas sensaciones son compartidas por vidalistas bonaerenses, monzoístas y radicales de la Provincia. El candidato porteño.

Diego Santilli

“¿Otra vez un porteño?”, es la pregunta con algo de resignación que vociferan en varios despachos. “Queremos candidatos bonaerenses”, es una premisa que repiten, pero que son pocos los que se animan a replicar ante los medios periodísticos. Santilli, actual vicejefe de gobierno porteño y también ministro de Seguridad, también tiene problemas éticos y constitucionales que impedirían una candidatura a Diputado Nacional. Pero si algo demostró la política en los últimos años es que se pueden infringir todas las normas. El conflicto político y legal.

“Es un problema del Pro”, afirman con seguridad desde la Coalición Cívica ante las internas públicas por la candidatura en Provincia. Es que el espacio de Elisa Carrió tiene su plan propio que es poner precisamente a “Lilita” como candidata. La UCR bonaerense, al calor de su elección interna robustecida por la interesante participación, también pide pista y hace sonar el nombre de Facundo Manes como cabeza de lista. Los otros espacios de Juntos por el Cambio.

En el áspero y pantanoso terreno bonaerense, se sabe que Santilli no es Vidal y el dirigente porteño no es una figura ordenadora en Juntos por el Cambio. Por lo bajo, desde los variados sectores del Pro y de los otros sectores del espacio opositor, dejan trascender que más de uno se plantará ante esa posible candidatura. Además, el nombre que encabece la lista de Diputados Nacionales no solo es una cuestión de rosca política, poder de ubicación o proyecciones para el 2023. El dato que aún nadie mira con atención es que ese nombre repercutirá en cómo se diagramarán las listas para diputados y senadores bonaerenses que se jueguen por una banca para la Legislatura bonaerense.

Por Juan Alfaro (ALFA)

 

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS