martes 07 de diciembre de 2021 - Edición Nº1895
Cronos Noticias » Municipios » 24 may 2021 12:21

Mano a mano con CRONOS

Saladillo: Salomón destacó el “trabajo coordinado” que tiene con el gobierno provincial

El intendente de Juntos por el Cambio conversó con este medio sobre el avance de la segunda ola. “El mapa se pintó de rojo en toda la provincia de Buenos Aires”, dijo.


  • Saladillo: Salomón destacó el “trabajo coordinado” que tiene con el gobierno provincial

El intendente de Saladillo de Juntos por el Cambio, José Luis Salomón, dialogó con CRONOS sobre cómo afecta la segunda ola del Covid en ese municipio bonaerense.

El alcalde señaló que el gran “nivel de vinculación” de Saladillo impacta en “el crecimiento del desarrollo, pero también en la problemática de salud”.

En relación a la gestión de la pandemia por parte de la Provincia, el mandatario reelecto por segunda vez destacó el “muy buen vínculo” con el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco.

“Más allá de pertenecer a distintos colores políticos, en materia de vínculos y de relación sobre el tema de la pandemia hemos trabajado de forma coordinada”, dijo Salomón.

Finalmente, expresó la dificultad de “salir de la función pública” y comentó que las manualidades son su mayor distracción.

-¿Cómo evalúa la gestión del Gobierno bonaerense en la segunda ola?

-Nosotros venimos trabajando, fundamentalmente, con el gobierno provincial desde el primer día de la manera más coordinada posible.

Muy buen vínculo con Carlos Bianco (jefe de Gabinete bonaerense) que el nexo que tiene con los intendentes municipales, más allá de pertenecer a distintos colores políticos, en materia de vínculos y de relación sobre el tema de la pandemia hemos trabajado de forma coordinada.

En el caso mío particular, el hospital es provincial, no es municipal, así que eso nos obliga también a tener una relación de coordinación permanente. La pandemia nos obligó a todos a entender que eso está por encima de algunas cuestiones políticas o de diferencias políticas.

Salomon

-¿Cómo está afectando la segunda ola particularmente en Saladillo?

-En estos días un poco más fuerte que lo habitual. Hasta hace una semana atrás estábamos en una meseta alta, en un promedio de 17, 18 casos por día; esto explicaba que algún día teníamos 6 casos y otro día 30 y pico. En lo que va de esta semana hemos ido incrementando y llevamos 3 días con un promedio de 40 casos, eso te demuestra que ha incrementado al doble de la cantidad de casos.

Pasamos de 120, 130 activos, no casos diarios, sino activos, los que están en el proceso de recuperarse, a más de 200 en el día de ayer (viernes).

Se ha notado el incremento de forma importante. No estamos muy lejos del Gran Buenos Aires, estamos a 120 kilómetros de Cañuelas, estamos en una zona de mucho tránsito.

Tenemos la ruta 105 que atraviesa por el medio de la ciudad y nos rodean 3 rutas, la 51, la 105, la 31. Eso nos marca de una manera el nivel de vinculación que tiene Saladillo para el crecimiento del desarrollo, pero también para la problemática de salud.

-¿Qué opina del proyecto recientemente aprobado para que la Provincia compre vacunas?

-No me parece mal, lo que no sé es si es posible que eso se logre. Una cosa es el proyecto y otra cosa es que se pueda concretar la compra. Nosotros, por ejemplo, estamos comprando PCR, en realidad hicimos un convenio con la Facultad de Veterinaria de Tandil y compramos 150 para tener disponible y poder resolver algunas cuestiones que el sistema oficialmente no lo podía resolver.

Llevamos comprados más de 1000, casi 1500, tests rápidos, lo cual el Municipio por supuesto está testeando. Tenemos hospital provincial y esto implica que cuando las cosas no pueden venir por un lado, uno intenta resolverlas de alguna manera.

La salud no te da otro margen. Me parece que no está mal que la Provincia intente comprar vacunas. Hay que ver si el sistema a nivel internacional le permite hacerlo.

-¿Cree que debería haber diferentes estrategias de restricciones en el Interior y en el AMBA?

-Me parece que las estrategias de restricciones tienen que ser proporcionales a la dimensión del problema que puede estar atravesando cada lugar. Se viene discutiendo desde el arranque de la pandemia y a veces esto genera un poco de tirantez porque hay municipios que les va bien en un momento, después hubo municipios que no tenían ningún caso y de golpe pasaron a tener muchísimos casos.

No es fácil establecer una política de estado que deje conforme a todos, es muy difícil. Ahora, si hay regiones donde el problema no es tan grave evidentemente no tiene sentido restringirlo estrictamente en función de la general.

Lo importante es que haya una decisión política y en función de eso establecer tres o cuatro pautas. Es una forma de tener un poco de lógica.

Hacer cerrar una comunidad completa y no tiene la cantidad suficiente de casos me parece un poco más injusto que intentar de alguna manera equilibrarlo. Esto es lo que ha pasado a nivel nacional, lo que viene pasando a nivel de cada una de las provincias.

El panorama es muy distinto ahora, hay muchos municipios de la Provincia que están en una situación muy complicada. Hoy la gran mayoría de municipios estamos en fase 3 y un número muy importante en fase 2. Esto demuestra que el mapa se pintó de rojo en toda la provincia de Buenos Aires.

Saladillo

-¿Está de acuerdo con la decisión de postergar las PASO?

-Hay una Ley aprobada, esto se discutió en el ámbito nacional. Me parece que es una decisión que se tomó que si la analizás desde el punto de vista epidemiológico tiene bastante lógica.

La fecha que se impuso o que se logró consensuar es una fecha que permite salir del invierno crudo, lo cual tiene consecuencias en esta etapa que estamos transitando ahora.

Es bastante razonable postergar un mes las PASO y postergar un mes las elecciones generales. No obliga a cambiar la fecha de asunción de los legisladores.

-Por último, ¿Qué cosas le gusta hacer para despejarse?

-Cosas de la casa me encanta, las cosas que habitualmente uno no puede hacer. A mí me gusta mucho a veces arreglar alguna artesanía, el fin de semana me puse a hacer unos parches con material de revoque fino para acomodarlo.

Carpintería me encanta hacer, la verdad que no lo hago habitualmente, pero intento.

La manualidad es lo que más me distrae y lo que más me contenta. Hace poco tiempo arreglé una estatua que la tenía hace 15 años y en plena pandemia me puse a arreglarla, era un regalo que me había hecho mi madre y que había quedado pendiente esa reparación.

Eso me distrae mucho y me hace muy bien porque me concentro en otro esquema que no tiene nada que ver con la función pública. Me cuesta mucho salir de la función pública en forma diaria y más cuando estamos en época de tanta crisis como esta.

Por Rosario Sica

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS