martes 15 de octubre de 2019 - Edición Nº1111
Cronos Noticias » Nación » 30 ago 2018 17:41

Panorama oscuro

Dólar desbordado: qué rubros y consumos de la economía cotidiana sentirán más el impacto

Con la suba imparable de la moneda estadounidense, los sectores más afectados serán la compra de inmuebles, viajes, gastos con tarjeta de crédito en el exterior, servicios como Spotify y Netflix, los productos del supermercado y los combustibles.


La crisis económica y la corrida cambiaria parecen no tener fin y no se vislumbra una salida cercana. En los últimos días del mes de agosto, el dólar estadounidense registró importantes subas, llegando a venderse en algunos bancos a más de 40 pesos en día jueves, pese a los anuncios de Mauricio Macri sobre un nuevo acuerdo con el FMI o a los intentos del Banco Central de contener la divisa. 

De esta manera, la fuerte suba del dólar y devaluación del peso afecta de manera directa en la economía del día a día y en los consumos cotidianos de los argentinos. 

Según un análisis realizado por Ámbito Financiero, el primer afectado por esta corrida cambiaria, es aquel que está a punto de concretar la compra de un inmueble. Por un lado, para quienes aún no accedieron a un crédito UVA, la suba del en la moneda estadounidense quita poder adquisitivo y se dificulta alcanzar la suma de dólares necesarias para obtener el crédito hipotecario

En tanto, quienes si concretaron el préstamos a través de las UVA, deben aguardar para ver cómo impactará el salto el dólar en la inflación, ya que la cuota de los créditos está atada al índice de precios al consumidor, que ya estiman en un 4 por ciento. 

De hecho, de acuerdo a los datos presentados por Ámbito, las escrituras de compraventa de inmuebles en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) descendieron un 17 por ciento interanual en julio, registrando su segunda caída consecutiva, mientras que los actos con créditos hipotecarios se hundieron un 46,3 por ciento ese mes, informó este lunes el Colegio de Escribanos porteño.

Asimismo, otro de los rubros que se verán afectados por esta suba del dólar serán los viajes. Si bien la llegada de las “low cost” y la eliminación del piso mínimo en el precio de pasajes aéreos generaron una verdadera guerra de ofertas para captar pasajeros, el contraste se sentirá con los vuelos al exterior. Es que en la tarifa final de los boletos, las tasas aeroportuarias se pagan en dólares si son vuelos internacionales, como así también en algunos regionales. 

Los impuestos se pesifican al momento en que se paga el pasaje, por lo que la suba del dólar afecta directamente el cambio. Ocurre lo mismo con los gastos realizados en el exterior con la tarjeta de crédito, donde se notará la suba a la hora del cierre del plástico. 

En tercer punto, otro rubro que se verá afectado en corto plazo por la suba del dólar, son aquellos que poseen servicios on demand, como Spotify y Netflix. Cabe mencionar igual que, desde el año pasado, ambos servicios cobran en pesos para los nuevos clientes, aunque se mantienen los que tienen la tarifa dolarizada. 

Sin embargo, la crisis del dólar no termina ahí y también afecta de manera directa en consumos básicos y del día a día, como las compras en el supermercado. Si bien aún no se puede determinar cómo impactará la suba del dólar en la inflación de los próximos meses, no se descarta que el índice de precios este afectado en el corto plazo. 

Los últimos datos del INDEC son un reflejo de la situación, ya que muestran un aumento del 34 por ciento en la variación interanual de la Canasta Básica Total -que incluye alimentos, tarifas de servicios públicos e indumentaria.

Finalmente, el último rubro que, según el análisis de Ámbito, se verá afectado directamente por esta crisis económica, son los combustibles, los cuales, vale mencionar, arrastran a la suba los costos del servicio de transporte y de carga. 

En nuestro país, el precio de las naftas está atado a la cotización internacional del petróleo. Desde octubre de 2017, cuando se autorizó la liberación del valor de los combustibles, las naftas no paran de subir. En lo que va del año, por ejemplo, el litro de Premium de YPF en la ciudad de Buenos Aires aumentó un 42 por ciento y en los surtidores ya supera los 40 pesos, siendo aún más caro en el Interior. 
 

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS