miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº2757
Cronos Noticias » Policiales » 28 feb 2024 07:00

Video completo

Miedo en La Plata: ladrón la mantuvo cautiva y le desvalijó la casa en menos de una hora

La sorprendió cuando descansaba en la madrugada, luego la ató y la encerró en un baño. Los vecinos de Villa Castells están furiosos y afirman que no hay presencia policial.


  • Miedo en La Plata: ladrón la mantuvo cautiva y le desvalijó la casa en menos de una hora

La inseguridad en la capital bonaerense no es un flagelo recién nacido, la ciudad ingresó en una espiral de decadencia generalizada hace varios años y ésta trajo de la mano, de manera lenta aunque sin pausa, los peores ejemplos del Conurbano violento: motochorros y ataques en comercios, brutales entraderas, también asaltos a mano armada a toda hora y hasta en lugares insólitos como puede ser la puerta del ministerio de Seguridad.

En las localidades de la zona norte, reconocida por la tranquilidad de sus barrios, la situación no es mejor y los vecinos elevan la voz para reclamar la devolución de la "inocencia perdida".

Maira es una joven platense que hace 8 meses se mudó a un departamento ubicado sobre la calle 7, a la altura de Villa Castells. La madrugada del martes, alrededor de las 5:30, un sujeto la sorprendió cuando dormía y la sumó a la larga lista de víctimas de robos.  

"Soy la tercera inquilina que habita esta casa, la anterior se fue porque le intentaron robar", aseguró la joven a quien se la escucha tranquila y deja en claro que la procesión va por dentro.

En el video que acompaña la nota y la víctima le facilitó a CRONOS, se observa que el malviviente cruzó la calle 7 con la cara cubierta por una remera y que disimuló sus intenciones cuando algún vehículo pasó por la cuadra. A continuación escaló la fachada de un local y subió al paredón de una propiedad lindera a la de Maira. Allí aguardó algunos minutos antes de saltar a un toldo y acceder al departamento por la ventana abierta.

"Me despertó tapándome la boca y me amenazó, luego me ató con un cable USB que encontró y me llevó al baño", le relató la muchacha a CRONOS. "Me decía que le de plata y, aunque no vi ninguna clase de arma, me dejó claro que si gritaba me mataba", agregó.

El sujeto, que tendría unos 20 años arriesgó la chica, estuvo alrededor de media hora en la vivienda. Una eternidad para ella y para cualquier víctima.

"Revolvió todo, cada ambiente y hasta la cocina. Se llevó dinero, relojes y dos celulares IPhone", indicó Maira. "Mientras buscaba las cosas de valor encontró las llaves del auto de mi familia pero no lo robó", aclaró la joven.

Cuando se pudo liberar de las ataduras, la chica corrió al patio de la vivienda y a los gritos les pidió ayuda a los vecinos.

"La policía de la zona nunca apareció (Comisaría 13ra. de Gonnet), los que llegaron lo hicieron con el padre de mi vecina que los encontró en el camino cuando venía para acá", le comentó Maira a este medio.

Poco después la joven radicó la denuncia y la UFI Nro. 2 que se encontraba de turno se movió con celeridad.

"En ese momento pude aportar la ubicación de los teléfonos robados y estaban muy cerca de mi casa. La policía los fue a buscar con una orden de allanamiento pero los encontró descartados o escondidos en la cabina de gas de una casa", comentó la chica que vivió la traumática situación.

Hasta el momento el paradero del delincuente es desconocido, lo mismo ocurre con el resto de los objetos robados.

Luego de entrevistar a Maira, CRONOS recorrió la zona y los vecinos coincidieron en la mayoría de sus apreciaciones.

"La chica la sacó barata y no lo digo por la pérdida material, otro hijo de puta la pudo haber lastimado. Pero esto no es nuevo en Villa Castells, todos los días ocurre una entradera o el robo en una casa cuando no están los dueños, y eso pasa porque no hay patrullajes, la policía llega con el hecho consumado, no hay tareas de prevención", indicaron los habitantes.

"Todos sabemos quienes son los 'chorros', ¿la policía no lo sabe? Si es así, habla muy mal de ellos y de su trabajo, no es casualidad que los teléfonos los hayan encontrado tan cerca y en la zona donde los hallaron. En la comisaría dicen que no tienen móviles para cubrir toda la cuadrícula y es verdad, pero si laburaran bien te aseguro que no hacen falta: estas 'porquerías' viven tan cerca que los pueden ir a buscar y meter en cana caminando", aseguró un hombre sin ironía.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS