viernes 19 de julio de 2024 - Edición Nº2850
Cronos Noticias » En Foco » 27 ago 2023 10:24

Panorama politico

La moneda en el aire como proyección electoral

El contexto económico nacional, agravado por el clima inflacionario y extrañas situaciones como los vandálicos saqueos a supermercados del Gran Buenos Aires, potencian las “alertas meteorológicas” del malhumor social día a día.


  • La moneda en el aire como proyección electoral

El contexto económico nacional, agravado por el clima inflacionario y extrañas situaciones como los vandálicos saqueos a supermercados del Gran Buenos Aires, potencian las “alertas meteorológicas” del malhumor social día a día.

A simple vista no se trataron de saqueos como los ocurridos durante la crisis social de 2001, sino que en este caso fueron “robos en poblado y en banda” que fueron organizados de manera premeditada y arengados por “sectores políticos que después salieron a caranchear mediáticamente”, según denuncian legisladores del oficialismo gobernante.

La áspera pulseada política por los ataques a supermercados también se trasladó a la carta de navegación económica que proyectan Gobierno y oposición.

En términos estrictamente políticos, si bien es complejo plantear soluciones a crisis estructurales como la económica o la de inseguridad ciudadana, ejecutarlas a niveles gubernamentales es más difícil aún.

Estamos ante un proceso electoral con un escenario de tercios porque las tres fuerzas políticas principales -el oficialismo de Unión por la Patria y las coaliciones opositoras de Juntos por el Cambio y la Libertad Avanza- están separadas por poca distancia.

Son tiempos post PASO que todavía están bajo el efecto del shock político de una semifinal electoral donde el candidato individualmente más votado fue Javier Milei.

Ahora hay que esperar a que baje la espuma para determinar con alguna certeza si esa tendencia se consolida o no.

Como tal vez nunca antes, vaticinar los resultados de la elección general de octubre es como lanzar una moneda al aire.

Los intendentes -primera línea de atención del mostrador municipal- juegan un rol relevante. En el caso de los alcaldes del oficialismo van a defender su boleta local y tal vez, la del gobernador por “supervivencia y caja” para obra pública.

Casi en una de ronda de catarsis grupal, Axel Kicillof convocó días atrás a los jefes comunales del peronismo a la sede gubernamental de calle 6 para engordar su apetencia reeleccionista.

“En un contexto muy adverso: estamos en carrera para retener la Provincia y podemos ayudar a entrar a Sergio Massa al balotaje presidencial si hacemos una campaña bien territorial, y además, hablamos con todos”, dijeron algunos presentes del cónclave.

Ese amplio razonamiento de convocatoria a “todos” pareció sintonizar con los dichos del propio Massa cuando habló de buscar un “gobierno de unidad nacional” sumando a “radicales y peronistas que hoy están en el PRO".

Claramente, la liga de UxP no sólo pretende ampliar su base con diversos espacios políticos sino contener la avanzada opositora en octubre.

“Sabemos que todavía hay muchos problemas por resolver, pero no se van a solucionar con palabras mágicas ni destruyendo todo lo que hemos construido”, explica Kicillof a modo de centralizar el debate contra el “efecto Milei”.

Los libertarios que apoyan la candidatura de Carolina Piparo ratifican que implementarán el “plan motosierra” en la Provincia, en caso de ganar la elección bonaerense.

“Tenemos que visibilizar que la Provincia está lejos de ser inviable. Por el contrario, es el corazón productivo del país. También tenemos que definir qué tipo de modelo garantiza mejores condiciones de vida para la gente y mejores posibilidades de crecimiento para la economía y está claro que ese modelo es el de la producción y el trabajo”, garantiza el ministro Augusto Costa (exsecretario de Comercio de la Nación y principal encargado de diseñar el plan “Precios Cuidados”) casi como una prédica de respaldo a Massa.

También Kicillof atiende un nuevo reclamo del sindicalismo estatal que viene reclamando la reapertura de la paritaria salarial con la Provincia para que los bolsillos de los trabajadores no sigan perdiendo contra la inflación.

Se sabe que la Casa Rosada podría ensayar un paquete de paliativos para amortiguar el efecto devaluatorio y alguna recomposición salarial que permita apuntalar el poder adquisitivo. Una especie de “Plan platita” que tantos frutos le dio a Kicillof en 2021.

También el armado de Juntos por el Cambio tiene por delante sus propios desafíos. El postulante a gobernador, Néstor Grindetti, asoma competitivo en la elección bonaerense, independientemente de la dinámica interna. “Todos adentro y sin fisuras”, parece ser la consigna.

Grindetti ingresa en una etapa electoral donde deberá ponerse el saco de candidato y fortalecer el mensaje discursivo como estrategia para afinar su propuesta bonaerense, en momentos de una campaña que va a estar muy nacionalizada por la elección presidencial, según consideran.

De todos modos, distintas espadas legislativas de JxC del interior de la provincia pretenden aumentar los votos de Grindetti, en una elección que, pronostican, será “cabeza a cabeza” con Kicillof.

Bullrich y Grindetti se complementan bien y son quienes logran llevar un mensaje muy claro de cambio, con propuestas y firmeza ante el electorado”, señalan.

En la elección bonaerense de octubre se empezará a definir además la conformación de la “nueva Legislatura” ya que también habrá renovación parlamentaria en algunas secciones electorales como, por ejemplo, en la Sexta.

La expectativa es lógica. El palacio legislativo es un ámbito fundamental a la hora de evaluar la gobernabilidad de quien ocupe el máximo cargo ejecutivo en la Provincia.

No es lo mismo para un gobernador promover leyes por consenso, con un esquema parlamentario “amigable”, que un recinto sin afinidad que obstaculice las iniciativas del Ejecutivo.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS