sábado 24 de febrero de 2024 - Edición Nº2704
Cronos Noticias » En Foco » 14 may 2023 10:30

Escenario politico

Parados en la antesala de las definiciones electorales

Con el telón de fondo de la áspera disputa entre la Corte Suprema de la Nación y el oficialismo, comienzan a vislumbrarse las primeras señales ciertas del futuro escenario electoral.


  • Parados en la antesala de las definiciones electorales

Con el telón de fondo de la áspera disputa entre la Corte Suprema de la Nación y el oficialismo, comienzan a vislumbrarse las primeras señales ciertas del futuro escenario electoral.

En plena campaña -sin decirlo con esa palabra formal, porque la carrera proselitista para las PASO comenzará oficialmente el 24 de junio- tanto estrategas del esquema gubernamental como del armado opositor comenzaron a orejear “un par” de cartas pensando en los comicios previstos para el 13 agosto.

La decisión de la Corte nacional de suspender las elecciones a gobernador en las provincias de San Juan y Tucumán en una medida cautelar, hasta resolver la cuestión de fondo, actuó rápidamente como un catalizador, tanto de un lado como del otro de la grieta política.

El Frente de Todos cerró filas a partir de las declaraciones del ministro del Interior y precandidato presidencial del kirchnerismo, Eduardo “Wado” de Pedro, quien enseguida marcó la cancha al calificar como “virtual intervención federal de dos provincias” la decisión del máximo tribunal.

A partir de eso se desató una catarata de mensajes en el mismo sentido, terminando con la cadena nacional del presidente Alberto Fernández, donde tildó a la Corte de “antidemocrática”, y vinculó el fallo judicial a la supuesta influencia del expresidente, Mauricio Macri, poniendo de ese modo toda la responsabilidad de la decisión sobre Juntos por el Cambio.

Desde la provincia de Buenos Aires, el gobernador Axel Kicillof también aprovechó la volada y salió a cuestionar con dureza el accionar de la Corte nacional.

“Es un mensaje político para el peronismo en particular y, por elevación a Cristina Fernández de Kirchner para indicarle que no necesitan respetar los plazos ni los tiempos procesales para dejar firme una sentencia como la de Vialidad contra la vicepresidenta", señalan legisladores bonaerenses del FdT en las diagonales. 

Por otro lado, desde JxC no se quedaron callados y, con Patricia Bullrich a la cabeza, festejaron la decisión de la Corte Suprema, alimentando así las sospechas de haber sido una jugada coordinada entre los jueces y la oposición, sobre todo por los tiempos cortos que se dieron entre la presentación y la decisión.

Lejos de esta pelea, el ministro de Economía, Sergio Massa, poniéndose el traje de candidato pidió que “no haya internas” dentro del Frente de Todos.

"Los que gobernamos tenemos que demostrar cómo resolvemos los problemas del presente y cómo diseñamos el futuro (generar crecimiento con inclusión social) y no andar perdiendo el tiempo en internas estériles que solo resuelven vanidades políticas”, arremetió el tigrense durante la inauguración de un gasoducto en el noroeste bonaerense junto a Kicillof, contrariando la estrategia que propone el “albertismo” en la Rosada de ir a una gran PASO.

Claramente, lo que el ministro Massa piensa es que en el FdT están perdiendo el tiempo con cuestiones superfluas que a la población no le interesan, pero, sobre todo, que están desaprovechando los roces domésticos que sufre Juntos por el Cambio, mientras sigue creciendo el libertario Javier Milei en las encuestas.

Por su parte, Kicillof parece decidido a continuar en modo candidato, construyendo en silencio y con actos de gestión como antesala de campaña bonaerense con el objetivo de ir por su reelección como insistentemente repitió durante los últimos meses.

Para su tranquilidad personal, muy pocos hoy esbozan la posibilidad de correrlo de la gobernación de calle 6 para hacerlo jugar en la liga por alcanzar la “banda presidencial” en la elección nacional. Punto para el gobernador.

Pícaro, al mismo tiempo, dejó trascender la posibilidad de desdoblar la elección provincial -siempre y cuando la vicepresidenta Cristina de Kirchner mantenga su decisión inicial de no presentarse - para meter un poco más de ruido al que ya tiene por sí mismo Juntos, algo que en la práctica, y por los tiempos del calendario electoral ya publicado, es casi de imposible cumplimiento.

Para el electorado de la PBA una cosa es la visión territorial y otra es la de aquellos desilusionados con el Gobierno nacional por la difícil crisis económica y el aumento de precios producto de la inflación.

En este contexto, y en consonancia con la decisión que ya tomó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de ir a una “guerra total”, días atrás volvió a ratificar que de haber una interna nacional, él va a llevar candidatos propios en todos los niveles, obligando a que el espacio comience a ordenarse.

El mensaje es claro, quienes quieran participar deberán optar por una u otra alternativa. Larreta sabe que, además de ganar la interna y la general, luego deberá gobernar, y para eso necesita fortalecerse y armarse de un capital político propio. Si negocia, pierde fuerzas. Si confronta y gana, el poder será sólo suyo.

La excepción a esa regla sería en las intendencias donde ya hay un gobierno del PRO. La mayoría de esos distritos reportan a Larreta, y hace rato que vienen presionando para que no haya pelea en sus pagos chicos. El alcalde porteño les abrió la puerta, al decir que está “para defender a los intendentes y si eso significa boleta única, tendremos boleta única”.

Habrá que ver acá cómo juegan los otros socios del espacio, por caso la UCR y la Coalición Cívica, que en algunos municipios ya tienen lanzados a sus propios candidatos.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS