miércoles 08 de febrero de 2023 - Edición Nº2323
Cronos Noticias » Policiales » 24 ene 2023 16:37

Indignante video

"Qué no me conozca es una falta", dijo un comisario al oficial que lo detuvo por una contravención

Se desempeña en la Policía de la Ciudad y circulaba en un vehículo con la patente cortada. Este martes se le abrió un sumario y fue trasladado a otra jurisdicción.


  • "Qué no me conozca es una falta", dijo un comisario al oficial que lo detuvo por una contravención

El 16 de enero el Secretario de Asuntos Públicos de la Ciudad de Buenos Aires, Waldo Wolff, en sus redes sociales pidió a la ciudadanía que no se deje "apretar" por la patota de Hugo Moyano y los piqueteros del Presidente  Alberto Fernández, que controlan los precios en los supermercados. "Llama al 911", pidió.

El próximo posteo del Secretario Wolff o del Jefe de Gabinete, Felipe Miguel, debería contener el tutorial de los pasos a seguir cuando civiles o efectivos de la Policía de la Ciudad, se encuentran con sujetos como el Comisario Inspector Daniel Gómez, que presta servicio en la Comuna 12, que considera estar por encima de la Ley y ser omnipotente.

En las últimas horas el citado jefe policial fue detenido por un efectivo que realizaba una recorrida preventiva, en una patrulla y en soledad, a metros del Parque Saavedra porteño.

El uniformado detuvo a un vehículo marca Toyota, que circulaba con la chapa patente cortada, en la intersección de las calles Roque Pérez y Melián. El agente se dirigió al conductor con el respeto debido para informarlo de la infracción y la respuesta que recibió fue sorpresiva, inesperada y disparatada.

El hombre al volante del auto de marca japonesa se presentó haciendo gala de su jerarquía dentro de la policía porteña y luego su identidad con la que fue nombrado en el registro civil: Comisario inspector Daniel Gómez.

Secretario de Asuntos Públicos, Waldo Wolff y Jefe de Gabinete, Felipe Miguel

El agente que presta servicio en la misma Comuna no se mostró intimidado, pero tampoco comió vidrio. Mostró el respeto debido al cargo del Jefe, pero continuó con el protocolo correspondiente.

El Comisario manifestó que se sentía ofendido porque un subalterno de la misma jurisdicción no lo reconoció, algo que consideró "una falta", sin preguntarse si la falla era del policía que lo detuvo o de él que no se presentó ante la tropa. Está claro que Daniel Gómez no es Evaristo Meneses y jamás lo será.

Luego de "chapear" con el cargo y tratar de intimidar al subalterno, el Jefe le "aconsejó" que no detenga vehículos si no tiene apoyo. Mejor que un consejo sería que en las patrullas se movilicen dos policías como mínimo, Gómez debería saberlo, por ello es Jefe.

A continuación pidió que el uniformado le facilite el Handy para poder hablar, en persona, con el Comisario de la seccional donde el agente presta servicio. El hombre se negó, no le iba a dar un artefacto que tiene en custodia y que de perderlo le costaría, cómo mínimo, algunos días de arresto.

La situación empeoró para el uniformado cuando le pidió al Jefe que aguarde unos minutos hasta que llegue el apoyó que había solicitado. El Comisario Inspector preguntó por qué y para qué iba a llegar otro móvil, olvidando que fue él quien aconsejó que el procedimiento debería hacerlo con apoyo.

Comisario Inspector Daniel Gómez

Segundos después Gómez se dignó a buscar en un bolso la credencial de la Policía de la Ciudad para identificarse como correspondía, aunque con ella no estaba habilitado para cometer una contravención y no recibir la multa correspondiente.

La escena tuvo un final abrupto y se ignora como terminó, pero en las últimas horas, luego de la viralización del video que acompaña esta nota, desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se informó que al Comisario Inspector se le abrió un sumario y fue trasladado a otra comuna.

El Jefe deberá realizar tareas de escritorio, pero podría continuar "chapeando" si la experiencia no le dejó una profunda enseñanza. Por el momento se desconoce si el único policía que protagoniza esta historia recibió una felicitación o un tirón de orejas.

Desde Cronos nos ponemos a disposición de los verdaderos policías, de la Ciudad, de la Federal o la Bonaerense, que necesiten denunciar el abuso de autoridad de los Jefes.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS