domingo 05 de febrero de 2023 - Edición Nº2320
Cronos Noticias » Policiales » 9 nov 2022 17:50

Video del operativo

Condenado a 31 años de prisión, lideraba una súper banda desde una cárcel federal

La Justicia lo acusa de liderar una organización dedicada a las entraderas desbaratada por Policía de la Ciudad en las últimas horas. Fueron 16 allanamientos en Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano Bonaerense y La Plata.


  • Condenado a 31 años de prisión, lideraba una súper banda desde una cárcel federal

“El Churi”, desde 2018, cumple una condena a 31 años de prisión por cuatro secuestros extorsivos agravados por el número de intervinientes, el empleo de armas de fuego, la obtención de rescates y en perjuicio de una niña. Además, se lo encontró responsable del delito de tentativa de homicidio agravado, contra miembros de una fuerza policial.

En las últimas horas, una comisión de oficiales de la Policía de la Ciudad, formalizó su detención con notificación de imputación, mientras se encuentra detenido en el Pabellón F del Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza. “Desde la cárcel ‘El Churi’ brindaba la información de los domicilios propicios para llevar adelante los robos”, confirmaron voceros judiciales.

El ministro de Justicia y Seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’ Alessandro, fue consultado sobre este tema. “Nos preocupa que, llamativamente, el líder de esta banda operaba con absoluta impunidad desde un penal federal mientras cumple condena. Esto es inadmisible: necesitamos que todas las estructuras del Estado estén del mismo lado del mostrador combatiendo a la delincuencia", respondió.

Cuatro meses de investigación

En junio una familia con domicilio en el barrio porteño de Saavedra, sufrió una violenta entradera. Un grupo de delincuentes armados ingresó a la vivienda y privó de su libertad a los moradores, luego mediante amenazas les robaron dinero efectivo y todos los elementos de valor que encontraron.  

Las víctimas denunciaron el hecho y la causa quedó a cargo de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional del Distrito Saavedra-Núñez, que delegó la investigación en la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad.

El primer paso para la individualización de los malvivientes fue solicitado a la División Análisis y Extracción de Imágenes quienes, gracias a las filmaciones de las cámaras de seguridad, identificaron la patente del auto en el que se fugaron y lo ubicaron en el barrio de La Boca y zonas aledañas.

Con este avance, los detectives iniciaron las tareas de campo y seguimiento. “Se identificó a las personas que utilizaban el rodado, se verificaron sus movimientos y se individualizó a las personas con las que se reunían”, detalló un vocero policial.

Con la información obtenida se profundizaron las pesquisas: se analizaron las comunicaciones y las aperturas de antenas de telefonía celular, de esa manera se obtuvieron los números de teléfono de los delincuentes que cometieron el ilícito en Saavedra.

“Con esa información se solicitó al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro. 4, a cargo del Dr. Martín Yadarola, la autorización para intervenir dichas líneas telefónicas”, destacaron voceros policiales. “Con la anuencia de la Justicia, se pudo identificar a los investigados y sus domicilios. Además, se localizó el búnker donde almacenaban elementos utilizados para los robos”, indicaron las fuentes.

“No eran una banda de improvisados, buscaban no dejar cabos sueltos, planificaban los robos y luego de cometerlos tiraban los teléfonos y descartaban los chip que habían adquirido sin declarar sus datos”, comentaron voceros judiciales.

En el transcurso de la investigación los detectives de Robos y Hurtos descubrieron que para los ilícitos utilizaban vestimentas similares a las policiales. “Esos uniformes los guardaban en una casa ubicada en Sarandí, partido de Avellaneda”, indicó un informante. “También tenían uniformes de empresas de servicios públicos”, agregó.

Según se desprende de la investigación, el morador de la finca de Sarandí era quien organizaba la logística de la banda en la calle y rendía cuentas al “Churi”, el líder de la banda detenido en el Penal de Ezeiza.

El último de golpe que dio la banda fue en un departamento de la calle Marcelo T. de Alvear al 1600, en Recoleta.

“El modus operandi fue el mismo: ingresaron con las llaves del edificio y luego, encapuchados, irrumpieron en la vivienda y amenazaron con armas a los presentes. Se llevaron dinero en efectivo y joyas. Además, platería y un mantel rojo, que tenían grabados y bordados el nombre de la familia. Este detalle es fundamental para la investigación”, señaló una fuente cercana al expediente.

Con toda la información recabada durante cuatro meses de investigación, el personal de Robos y Hurtos se presentó ante el Dr. Martín Yaradola quien, luego de analizar el material probatorio, ordenó 16 operativos para dar con los sospechosos y recuperar los objetos robados.

Allanamientos y detenidos

Dos procedimientos se realizaron en la localidad de Sarandí. El primero en el domicilio antes citado, ubicado en la calle Prudan al 1500. Allí se detuvo a uno de los referentes de la banda y se incautaron: dinero en efectivo, la platería, una valija que contenía el mantel rojo similar al robado en Recoleta, y un auto Alfa Romeo Giulietta, además de varias llaves de otros vehículos. El segundo fue en la calle Comodoro Rivadavia al 2500, donde se detuvo a uno de los imputados y se decomisó un auto Peugeot 208.

En La Matanza, en la localidad de San Justo, se allanó un departamento de la calle Terrada al 3300. En esa vivienda se aprehendió a un sospechoso y se secuestraron seis relojes de alta gama importados y dos teléfonos celulares.

El cuarto detenido sería el encargado de guardar las armas y fue detenido en el barrio de La Boca, en una casa de avenida Suárez al 100. Al sujeto se le encontró un revólver, una pistola y alrededor de doscientos cartuchos de bala. También un equipo de comunicación tipo Handy y varios juegos de llaves de viviendas que utilizarían para realizar los robos. Además, se secuestraron un Peugeot 208 y teléfonos celulares. En otro domicilio del barrio, en Aráoz de Lamadrid al 200, fue detenida la única mujer de la banda

La banda contaba con varias viviendas donde escondían los objetos robados, las armas y las herramientas que utilizaban para el delito.

En Hernandarias 246, también en La Boca, los efectivos de Robos y Hurtos secuestraron una pistola Pietro Beretta, con cargador y dos municiones, y un Citroën Aircross. Además, cinco computadoras y tres teléfonos celulares. En Necochea al 1300, otros dos teléfonos.

En Villa Urquiza, en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, en un departamento del sexto piso, en Cullen al 5300, se encontraron tres relojes importados, cadenas, pulseras, anillos de oro, 1.450 dólares, 62 mil pesos, dos celulares y una Tablet.

En la ciudad de La Plata, en un departamento de calle 22 y avenida 32, se decomisaron joyas y dos teléfonos celulares. En el partido de Esteban Echeverría, en la localidad de El Jagüel, se allanó una vivienda de Amancay al 700, donde fueron secuestrados 15 gramos de cocaína, por lo cual tomó intervención la UFI Nro.13 de Ezeiza.

“Este caso es una prueba más de que en la Ciudad el que las hace, las paga. Gracias a la tecnología de las cámaras y al trabajo profesional que lleva adelante la Policía de la Ciudad, se logró descubrir el accionar de los miembros de esta banda; llevar a cabo los allanamientos y su posterior detención”, dijo orgulloso el ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D'Alessandro.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS