viernes 09 de diciembre de 2022 - Edición Nº2262
Cronos Noticias » Sociedad » 13 sep 2022 13:22

Video del allanamiento

Perdieron la suerte: cayeron dos gitanos acusados de engañar con el cuento de la llorona

Son madre e hijo y en busca de víctimas realizaban más de 30 llamadas por noche. Operaban en La Plata y CABA.


  • Perdieron la suerte: cayeron dos gitanos acusados de engañar con el cuento de la llorona

Un teléfono que suena en la madrugada desconcierta y en muchos casos genera angustia, las llamadas en esas horas no transmiten buenas noticias. Quien las recibe tiene la guardia baja, es sorprendido durante el descanso. Esta situación es aprovechada por aquellos que se dedican a extorsionar con secuestros virtuales o graves e inexistentes accidentes de algún familiar.

A este delito se dedicarían Marta Cecilia P. y su hijo Federico Gastón P., quienes pertenecerían a la comunidad gitana. Ambos fueron detenidos la madrugada de este lunes en la ciudad de La Plata, a pedido de la UFI Nro. 17 a cargo de la Dra. Eugenia Di Lorenzo.

“Llegaron a engañar al menos a 5 personas desde el mes de junio hasta septiembre de este año”, informaron voceros judiciales. “Simulaban secuestros, el hombre se comunicaba por teléfono con las víctimas mientras la madre gritaba, sollozaba y fingía angustia para darle credibilidad al engaño. Los que reciben este tipo de llamados muchas veces se abatatan y muerden el anzuelo”, agregaron.

Uno de los damnificados les habría entregado 8.500 dólares y fue quien, al descubrir el ardid, los denunció en la justicia. El número de víctimas se acrecentó durante la investigación de la UFI Nro. 17 y la DDI de La Plata, quienes realizaron diferentes pesquisas e iniciaron una serie de seguimientos.

Los efectivos habrían establecido que los detenidos operaban desde un domicilio ubicado en las inmediaciones de 5 y 70. Desde esa vivienda realizaban los llamados extorsivos, utilizaban dos líneas telefónicas cuyos números mantendremos en reserva para no entorpecer el desarrollo de la causa.

Para los investigadores llegaban a realizar más de 30 llamados en cada madrugada. “Tenemos a una de sus hijas, para que no le pase nada vas a tener que hacer lo que nosotros te decimos”, amenazaba el acusado por teléfono mientras la madre lloraba de fondo.

El cobro del rescate

Cuando conseguían que un incauto cayera en la trampa, pactaban el pago del rescate que la víctima realizaba dejando los valores, dinero en efectivo y joyas, en un lugar escogido por los delincuentes. Lo llamativo de esto es que los citaban a 200 metros de la vivienda de los acusados.

“Los obligaban a dejar el paquete bajo un puesto de diarios de 7 y 70”, informaron voceros policiales. “Más de una vez vino un muchacho que sacaba bolsas desde abajo del puesto, le pregunté qué estaba haciendo y me dijo que se le habían caído las pertenencias”, declaró el encargado del kiosco.

Fuentes judiciales confirmaron que la investigación no está terminada: “En las imágenes de las cámaras de seguridad que se sumaron a la causa, se ve cómo en varios de los hechos delictivos utilizaron un taxi como apoyo logístico”, aseguraron.

Durante las pesquisas se estableció que se trasladaban hacia un domicilio de Berisso y que también operaban en CABA: “Cuando extorsionaban con llamados desde La Plata se dejaban de emitir comunicaciones desde Buenos Aires y, cuando los detenidos abandonaban la capital provincial, las antenas de telefonía los ubicaba en CABA”, detalló el vocero judicial.

“Parte de los dólares que obtuvieron en los crímenes fueron cambiados en el mercado negro, se vio al imputado junto a los denominados ‘arbolitos’ que operan en calle 7 entre 45 y 46”, confirmó una fuente de la investigación. “Haceme precio por todo esto que te traigo”, le habría pedido a un operador de cambio informal. 

Desde la justicia sospechan que el dinero recaudado por medio del delito, fue utilizado para realizar varias compras entre ellas las de un vehículo Chevrolet.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS