lunes 27 de junio de 2022 - Edición Nº2097
Cronos Noticias » En Foco » 19 jun 2022 09:00

El escenario bonaerense

Detrás de la inflación, hay oferta de candidatos

En la provincia de Buenos Aires la principal demostración de descontento social ante el creciente índice inflacionario más la estructural crisis de inseguridad ciudadana, básicamente en el Conurbano, se van uniendo y se abren paso en la política nacional.


  • Detrás de la inflación, hay oferta de candidatos

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Ante ese contexto desfavorable, en términos políticos, el gobernador Axel Kicillof sigue concentrado en la gestión, recorriendo incluso ciudades del interior bonaerense, buscando tomar envión anímico para pensar en su reelección como mandatario provincial.

Por eso, desde lo discursivo, sigue reforzando el carácter federal de su administración gubernamental: “Venimos de una etapa de muchas promesas incumplidas. Siempre hablamos de prioridades y las estamos cumpliendo con hechos, no con palabras”, subrayó. 

Se sabe, la Provincia viene trabajando en reactivar obras paralizadas durante la gestión anterior del macrismo e iniciar nuevas en cada vez más distritos del territorio con un esperanzador plan de infraestructura que bien podría transformarse en “la frutilla de la torta”.

Pese a la pandemia sanitaria y a las turbulencias de los mercados económicos, Kicillof agita la bandera del “Estado presente” en pos de erradicar la pobreza, la falta de inclusión social y los problemas de distribución del ingreso.

“Nosotros no venimos a mentir y ocultar: sino para hacernos cargo de las deudas que nos dejaron y para recuperar años de injusticias”, aseguró.

También despertó cierta expectativa a nivel ministerial la asunción del exgobernador Daniel Scioli como ministro nacional de Desarrollo Productivo, ¿Será el comienzo de una nueva ola naranja?

Especulaciones al margen, lo cierto es que la vuelta del exmotonauta a la política vernácula, movió un poco el tablero del oficialismo. En un contexto de crisis económica, con un presidente Alberto Fernández que, a poco más de un año de finalizar su mandato, no parece tener mucho margen para la propia reelección, la figura del exgobernador comienza a ser observada de otra manera.

Scioli supo construir su carrera con mucha paciencia, haciendo todos los deberes, primero como funcionario del expresidente Carlos Menem, luego como vicepresidente de Néstor Kirchner, y finalmente dos períodos como gobernador de la provincia de Buenos Aires. Y cuando allá por 2015 parecía estar cerca de su objetivo de toda la vida, Mauricio Macri y la ola amarilla lo dejaron con las manos vacías.

Quizás 2023 le regale al flamante ministro una segunda oportunidad. Hoy la realidad es otra, pero en su cintura política quizás esté la llave para encaminar la tan ansiada unidad dentro del oficialismo del Frente de Todos, que hoy parece tan lejana.

Los próximos meses mostrarán hasta dónde puede llegar esta nueva ola. Por el momento, no pocos alcaldes del peronismo bonaerense festejaron la asunción del “Pichichi”, al cual conocen y respetan.

En tanto, en el campamento opositor las relaciones internas se tensan y se relajan en, un ida y vuelta que por momentos amenaza con romper el espacio, y por otros parece ser el resultado del intento de ampliar la coalición de Juntos por el Cambio.

Luego del avance en Nación del proyecto de Boleta Única, que sirvió no solo para canalizar las diferencias internas de JxC, sino también para probar su poder de fuego y su capacidad de articular todo el espacio opositor, en la Provincia también tomó impulso el tema.

Pero a diferencia de lo que ocurrió en la Cámara de Diputados de la Nación, en el territorio bonaerense Juntos no pudo encaminar la discusión en la comisión de Reforma Política, que encabeza la diputada Noelia Ruiz del PRO, por diferencias con los legisladores de Avanza Libertad, el espacio de José Luis Espert.

Mientras tanto, en el Senado la estrategia de la comisión que preside otro representante del PRO, el platense Juan Pablo Allan, empuja el interés opositor en debatir el sistema electoral bonaerense.

Desde el esquema legislativo del Frente de Todos cuestionan a Juntos por considerar que los debates -por ejemplo, sobre la Boleta Única- que instala no tienen como objetivo la solución de la problemática actual, sino de generar impacto mediático. 

El equilibrio de poder interno hacia adentro de Juntos por el Cambio en la triple alianza entre el PRO, los radicales y “los lilitos” de la Coalición Cívica parece ser relevante ante la proliferación de precandidatos “a todo”.  

La clave es poner a flote nuevamente el barco de la principal fuerza opositora en dirección a 2023. Aun cuando la agenda social demanda ante la “agenda de la política” que vayan planificando qué van a hacer cuando se llegue a la intendencia, a la gobernación o a la presidencia y “no improvisar cuando se llega” a esos cargos.

En ese contexto, la UCR cambió, y ya parece no estar dispuestos a dejarle pasar nada por alto a los socios amarillos. Si en 2015 la discusión fue por los candidatos, y con la sola idea de ganarle al kirchnerismo, lo que permitió dejar de lado diferencias muy profundas en cuanto a las ideas de gobierno, hoy la discusión que plantea el radicalismo es sobre un plan programático. 

En pocas palabras, no nos importa tanto quienes van a ser los candidatos, sino qué van a hacer con el Gobierno. Los radicales ya lo vivieron entre 2015 y  2019, donde pudieron colocar hombres en la gestión, pero nunca pudieron influir en las decisiones.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS