martes 28 de junio de 2022 - Edición Nº2098
Cronos Noticias » En Foco » 12 jun 2022 09:23

El escenario bonaerense

Entre el ejercicio político y el equilibrio de poder

Al ritmo que crece el malhumor social ante una inflación que sigue achicando cada día el poder adquisitivo, la “agenda política” sigue pulseando por las candidaturas para 2023 y puestos imaginarios en un gobierno futuro.


  • Entre el ejercicio político y el equilibrio de poder

Los estudiantes secundarios combaten con “frazadazos” en La Plata y otras ciudades bonaerenses la falta de calefacción en escuelas, y a eso se le suma la escasez generalizada de gasoil en todo el país que amenaza la cosecha y la siembra en algunas regiones de la Provincia.

Desde el esquema legislativo de Juntos por el Cambio salieron a pedir medidas urgentes ante el desabastecimiento de combustible. En ese contexto el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, se reunió con autoridades y productores rurales bonaerenses de CARBAP quienes expresaron su preocupación por los problemas relacionados con el abastecimiento de gasoil. 

Ante esta inquietud, el titular de la cartera agraria explicó que se viene dialogando con YPF para atender la demanda y propuso conformar un canal común para conocer en profundidad la necesidad en cada distrito.

La reunión había sido pautada para analizar los avances del plan estratégico de mejora de caminos rurales (de vital importancia para el traslado de la producción, el acceso a los establecimientos agropecuarios, pero también para facilitar la circulación hacia las escuelas y centros sanitarios)  y la realización de una tercera etapa para “mejorar la vida en la ruralidad”.

El gobernador Axel Kicillof promete realizar “toda la inversión que haga falta” en obras de infraestructura escolar, antes del año (electoral) que viene. 

“No queremos más paralizaciones como durante el gobierno anterior, queremos obras en marcha”, dicen desde la residencia gubernamental, remarcando la profundización de trabajos para seguir reactivando obras. Kicillof que ya le encomendó a sus ministros “construir viviendas y garantizar el hábitat en todos los distritos”.

“Trabajamos junto a todos los intendentes, ya sean oficialistas o de la oposición, porque la receta de discriminar según color político, que se aplicó muchas veces, no funciona”, dice el mandatario provincial.

Una cuestión no menor, en términos políticos, que abrirá casi con seguridad nuevas grietas parlamentarias puede darse con la reforma al régimen previsional de los trabajadores del Banco Provincia.  Negociadores del Ejecutivo procuran tejer acuerdos con la oposición para concretar dicha reforma, que requiere una mayoría especial en la Legislatura y busca revertir los cambios realizados durante la gestión de María Eugenia Vidal.

Además, Kicillof también se propone la aprobación de los pliegos para cubrir los cargos vacantes que actualmente hay en la Suprema Corte, para lo que también necesita sí o sí un entendimiento con los bloques de diputados y senadores de Juntos. 

En paralelo, un comienzo de tormenta se desató hacia adentro del principal frente opositor por las poco felices declaraciones del expresidente Mauricio Macri respecto del radical Hipólito Yrigoyen, al tildarlo de “populista”.

De más está ahondar en la figura del primer presidente electo de manera democrática en elecciones libres y sin fraude, pero ese ataque sin motivo aparente, motivó la rápida y contundente reacción del radicalismo, socio principal del PRO en la fundación del espacio, allá por 2015.

El propio presidente de la UCR Gerardo Morales le sugirió a Macri que "si quiere romper Juntos por el Cambio y hacer un acuerdo con la ultraderecha antidemocrática, que lo diga directamente", en referencia a Javier Milei.

La bronca no parece haber terminado. Y esto marca dos cosas claramente: por un lado, que la conducción de Morales expresa una mirada más crítica respecto de la relación con el PRO y la CC, pero con los amarillos más específicamente, y por el otro, que el fortalecimiento de la UCR luego de las PASO del año pasado generó el músculo suficiente para pararse y hacer estos planteos directamente.

Por eso en la Provincia son cautos con aquellos que alientan una nueva fórmula compartida, encabezada por el PRO claro, con el porteño Diego Santilli y el radical bonaerense Maxi Abad

Está más que claro que la disputa será nacional, y si la postura de avanzar en una propuesta basada en las ideas y no en las personas avanza, en el territorio bonaerense quedará poco margen para los acuerdos, y el radicalismo deberá avanzar con una fórmula propia.

La plana mayor de la UCR provincial ya bajó un mensaje contundente en La Plata: el centenario partido está de pie y va a competir con sus socios del PRO, la CC y el Peronismo Republicano, por las principales candidaturas en las elecciones del año próximo y, de paso, también avisaron que pase lo que pase no sacará los pies del plato de Juntos.

Hoy el radicalismo bonaerense tiene candidatos anotados para competir por una candidatura nacional, por ejemplo con el neurocirujano Facundo Manes quien parece estar dispuesto a dar la batalla por el premio mayor, pero lo que no se vislumbra aún es un candidato natural para la Provincia.

En cuanto a la Coalición Cívica, si bien Elisa Carrió se mueve como un árbitro dentro del espacio, en la práctica, la relación con los amarillos es más fluida que con los primos de la UCR. El acuerdo con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta parece encaminado.

La novedad en la Provincia parece venir de la mano del Peronismo Republicano, más precisamente del senador Joaquín De la Torre, que en las últimas semanas ensayó una suerte de prueba libertaria.

No se sabe si hay algo concreto en esa relación, pero por lo menos desde lo discursivo, el cambio se notó.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS