miércoles 28 de septiembre de 2022 - Edición Nº2190
Cronos Noticias » En Foco » 8 may 2022 09:29

El escenario bonaerense

El juego de las diferencias sin resolver la cuestión de fondo

Algunas ráfagas de las tempestades que por estas horas sacuden el bote del Gobierno nacional parece que llegan hasta la provincia de Buenos Aires. Si bien el panorama bonaerense está más calmo, algo de aquella tormenta política se cuela sobre el escenario.


  • El juego de las diferencias sin resolver la cuestión de fondo

COMPARTIR ESTA NOTICIA

En ese sentido, en la Legislatura, el reparto de las comisiones parlamentarias (igual que el reparto de sillas vacantes para la oposición en el directorio del Bapro y en la Defensoría del Pueblo) que parecía venir encaminado, se complicó, con algunos acuerdos que estaban cerrados pero que se diluyeron a principios de mayo, producto quizás, de una lucha que no tiene el epicentro en la Provincia, pero que igual se hace sentir.

Claramente lo mismo podría decirse de la oposición, donde los equilibrios hacia adentro de la coalición están más estables, y las relaciones más afianzadas que en la Nación, pero que, de todas maneras, terminarán decantando las decisiones que se toman en otros residencias porteñas.

“La obra pública es un eje fundamental que mantenemos desde el inicio de nuestra gestión. El crecimiento solo sirve si es con inclusión social”, aseguran en el entorno gubernamental de calle 6 donde también se destaca la decisión política de Axel Kicillof de motorizar la actividad económica.

Hace rato, el gobernador  tomó partido por el kirchnerismo duro, aunque intenta esquivar que el fuego cruzado entre los soldados de CFK y algunos ministros de la Casa Rosada no lo despoje de seguir recibiendo un trato casi preferencial, básicamente, en lo que tiene que ver con los aportes económicos del Estado nacional.

Kicillof compartió varias veces tribuna con el “Cuervo” Larroque. Por ejemplo, durante un acto oficial de entrega de escrituras sociales en el municipio de Moreno, junto a su ministro de Desarrollo de la Comunidad.  Allí el secretario general de La Cámpora arremetió contra el presidente Alberto Fernández y varios de sus ministros, en especial contra el de Economía, Martín Guzmán. “El Gobierno es nuestro”, se arrogó. Es que, en rigor, la mayor aportante de votos populares en la canasta electoral del PJ bonaerense es Cristina Fernández de Kirchner

Lo mejor que le puede pasar al Frente de Todos es que las diferencias se zanjen en el menor tiempo posible. No suman las críticas internas ante la actual coyuntura económica y social.  En algunas góndolas del ámbito legislativo relativizan la crisis del oficialismo: “Existen pensamientos diferentes como en toda coalición electoral”, se escudan.

El enfrentamiento entre albertistas y cristinistas lo único que provoca que es la gestión del oficialismo se vaya desinflando ante las emergencias ciudadanas. Son tiempos muy difíciles con un escalonamiento de la inflación que va licuando los salarios, jubilaciones y planes sociales.

Estas riñas domésticas y el adelanto del escenario electoral envalentonan a Juntos por el Cambio que viene de ganar las últimas elecciones y avanza en su operativo retorno a Nación y Provincia en 2023.

Por lo pronto, tanto en los campamentos amarillos como en los radicales la actividad es constante. La novedad quizá la aportó Elisa Carrió, quien días atrás armó su congreso partidario bonaerense, y avisó que para las próximas elecciones “va a pedir lugares importantes” y sostuvo que “comenzó el tiempo del quiero”. Clarito el mensaje para Maximiliano Abad y Diego Santilli, que sonrientes presenciaban el relámpago verbal de la jefa de la Coalición Cívica.

En el caso de los amarillos, además de Santilli, que trabajosamente busca conseguir apoyos para su candidatura provincial, quien está moviendo sus fichas es el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien junto a su par platense, Julio Garro, lanzaron su propio espacio interno, y salieron a la pesca por los distritos del interior bonaerense.

En la UCR casi nadie duda de que el partido irá nuevamente a una interna, como hace dos años cuando se enfrentaron el actual titular del comité provincial, Maxi Abad, y el alcalde de San Isidro, Gustavo Posse.

En los pasillos del centenario partido todos creen que Posse irá por un nuevo intento, y saben que el espacio “Evolución Radical” de Lousteau, también dará su batalla. De lo que no están aún seguros es si finalmente esos dos espacios que en la última compulsa interna fueron juntos, repetirán la jugada o irán por separado. Y como todo, eso también depende de cómo queden posicionados los referentes nacionales, tanto hacia adentro del partido como hacia adentro de Juntos.

Por cuerda separada pero en búsqueda del consenso legislativo que permita generar un cambio cultural como el que se pretende en materia de seguridad vial, el ministro de Transporte, Jorge D’Onofrio, concretó una avanzada para abordar en detalle los alcances del proyecto de Ley de Alcohol Cero que ingresó al parlamento bonaerense.

La propuesta prevé la modificación de la Ley 13.927 del Código de Tránsito para establecer que quienes hayan bebido alcohol no puedan conducir un vehículo bajo penas que incluyen multas, arresto, retención de la licencia e inhabilitación. Con esta nueva norma habrá tolerancia cero al volante y se eliminará el grado permitido de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre.

Desde su asunción en el área de Transporte, D'Onofrio trabaja para lograr el consenso de todos los sectores políticos, sociales y empresariales en torno al proyecto de Ley de Alcohol Cero. La iniciativa fue impulsada por el Frente Renovador y cuenta con el apoyo de Kicillof.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS