lunes 23 de mayo de 2022 - Edición Nº2062
Cronos Noticias » Tendencias » 29 abr 2022 18:05

A tener en cuenta

Destinos bonaerenses: degustación de frutas tropicales en Madariaga y Varela

En la provincia de Buenos Aires también hay producción propia de las frutas más pedidas, como los son el kiwi y la frutilla. Conocé más de estas opciones acá.


  • Destinos bonaerenses: degustación de frutas tropicales en Madariaga y Varela

En los territorios de dos distritos bonaerenses, General Madariaga y Florencio Varela, se lleva a cabo la producción frutal de kiwi y frutillas de manera histórica. Además, comercios locales utilizan estas frutas como materia prima de sus productos artesanales, mientras que también son exportadas.

El kiwi en General Madariaga

Las primeras plantas llegaron a este distrito bonaerense en 1987, directamente desde Nueva Zelanda hasta el paraje Macedo. Posteriormente, el Manzanar de Macedo llevó adelante la producción de este cultivo, al determinar que existían condiciones climáticas aptas.

Después de cuatro años, se formó El Kiwal S.A, desarrollando un polo industrial encargado de la selección, clasificación y embalaje de la fruta para su comercialización.

“Actualmente en el paraje Macedo hay más de sesenta hectáreas en diferentes niveles de producción”, explicaron desde el distrito.

Cabe destacar que el kiwi, que proviene de Oceanía, tiene un alto contenido en vitamina C y E, por sus propiedades antiinflamatorias y antialérgicas. Entre sus beneficios, se encuentra la mejora la circulación sanguínea, la contribución a una buena digestión, regulación de la presión arterial y es rico en ácido fólico y en magnesio.

En 2011 comenzó a llevarse a cabo la Fiesta del Kiwi en época de cosecha. Allí se venden mermeladas, dulces y tortas que tienen al kiwi como ingrediente protagonista.

En diferentes paseos turísticos de la Dirección de Turismo local (en Instagram, @turismomadariaga), se pueden visitar a las plantaciones y conocer el proceso de producción.

La frutilla en Florencio Varela

En el año 1982, el productor italiano Francisco Marini trajo desde Mendoza las primeras plantas en la localidad de La Capilla.

A partir de las condiciones climáticas del lugar, se pudo determinar que es beneficioso para la producción de esta fruta, ya que las bajas temperaturas en invierno colaboran al crecimiento del cultivo, que en la primera alcanza un tamaño considerable para cosechar entre octubre y enero.

Desde el área de Desarrollo Productivo municipal, explicaron: “La incorporación de nuevas variedades y el aumento de los conocimientos técnicos propician el desarrollo y aumento de esta producción en el partido”.

El 90% de lo que se produce se comercializa en fresco, mientras que la cantidad restante es utilizada para elaborar dulces artesanales y productos industriales.

Mariana Oviedo, quien es funcionaria de Turismo municipal, informó que se está realizando un trabajo para desarrollar circuitos “que permitan a los visitantes conocer los establecimientos productivos y dialogar con los protagonistas”.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS