martes 16 de agosto de 2022 - Edición Nº2147
Cronos Noticias » En Foco » 20 mar 2022 10:28

El escenario bonaerense

Atrapados por la telaraña de la crisis interna

La tormenta interna que atraviesa el Frente de Todos por los diferentes posicionamientos respecto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), comenzó a repercutir en el tablero bonaerense por estos días.


  • Atrapados por la telaraña de la crisis interna

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Encima a la complejidad económica y social, se le sumó la audaz metáfora bélica que utilizó el presidente Alberto Fernández, al prometer que decidió iniciar "la guerra contra la inflación”; el mal clima con productores agropecuarios por el posible aumento a las retenciones, y el presente complicado que atraviesa puertas adentro el oficialismo.

¿Cómo resolver esta crisis interna dentro de la coalición gobernante?, parece ser el interrogante mayor. Tanto desde lo gestual, como en sus declaraciones públicas, el gobernador Axel Kicillof se muestra cercano al Presidente de la Nación.

En términos políticos, el gobernador sigue esperanzado en “continuar fortaleciendo la unidad” del FdT, requisito que considera como indispensable para poder realizar una elección competitiva en el 2023 y garantizar el triunfo en la Provincia.

Mientras en el entorno gubernamental de calle 6 optan por la prudencia, Kicillof sigue atrapado en la telaraña de la crisis interna, la confrontación con la oposición y gambetea algunas declaraciones mediáticas de “alto voltaje”, como la que formuló su ministro camporista de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “el Cuervo” Larroque, por el “silencio” de la Casa Rosada frente a los piedrazos de que fue blanco el despacho de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Senado. También, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, desde hace meses, viene justificando su decisión de emanciparse “decepcionado” del kirchnerismo.

Está claro que este acuerdo con el FMI, deja al descubierto que la grieta es cavada día a día, palada sobre palada, por un kirchnerismo duro, que puede arrastrar todo lejos de la doctrina peronista tras la estrategia política diferenciadora del Gobierno que enarbola el jefe del PJ bonaerense y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner.

“Hoy por hoy, convocado a conversar y acordar, aun asumiendo costos, Juntos por el Cambio con sus halcones y palomas, no conforma la otra orilla de la grieta. Quizás deberíamos cambiar la metáfora. Puede que el kirchnerismo sea fruto del cambio climático que, entre otros fenómenos, genera incendios políticos”, dicen en las diagonales como para desmentir la existencia de la grieta ideológica en los términos que suelen plantear los analistas políticos y los buscadores de la “avenida del medio”.

Aún con matices y desde la orilla opositora, JxC logra, no sin esfuerzos, disimular sus diferencias domésticas. Por las dudas, el radicalismo bonaerense no oculta su deseo de conducir los destinos gubernamentales de la Provincia a partir de diciembre de 2023.

No obstante, algunos experimentados referentes boina blanca observan que en territorio bonaerense “la UCR tiene menos músculo que Homero Simpson y casi ninguna posibilidad de poner el gobernador. Con el único candidato que podrían pelear la Provincia es con el neurocirujano y actual diputado nacional Facundo Manes y ni siquiera intentan convencerlo”, afirman.

Igual aclaran que frente a una potencial interna “cruzada” con el PRO, en muchos territorios seccionales el radicalismo es fuerte y “puede dar vuelta las cosas a nivel municipal”.  

En paralelo, el gobernador instruyó a su equipo ministerial a seguir recorriendo municipios buscando dar respuestas a las necesidades de cada jefe comunal, financiando proyectos u obras de infraestructura que apuntalen a las industrias locales y potencien la posibilidad de generar más empleo genuino en sintonía con la reactivación económica que señala la Provincia.

En línea con eso, los ministros Augusto Costa (Producción), Leonardo Nardini (Infraestructura) - ambos reportan al jefe de Gabinete, Martín Insaurralde- y el referente massista Jorge D'Onofrio (Transporte) son los encargados de encontrar “soluciones integrales” para mejorar las condiciones de infraestructura en las terminales portuarias del mapa bonaerense, y fundamentalmente la cuestión de la logística en los accesos para que se aproveche el existente buen clima de negocios.   

No deja de ser un dato menor que, superada, al menos parcialmente, la peor cara de la pandemia sanitaria, llegó el momento de poner en marcha un esperanzador plan de obras públicas, dejar de lado el “vamos viendo” y planificar una política (entre oficialismo y oposición), aunque más no sea de mediano plazo.

En sintonía con la frase: “tenemos que construir un nuevo acuerdo económico y social para derrotar a la inflación” como planteó el tigrense Sergio Massa, espadas parlamentarias bonaerenses que responden al principal referente del Frente Renovador también subrayan la necesidad de edificar puentes de diálogo y consenso con los demás actores políticos para avanzar con los proyectos que este semestre enviará Kicillof a la Legislatura. Una manera de garantizar la gobernabilidad.

Diputados y senadores de la oposición olfatean agazapados. Saben que si la fuerza política del oficialismo se deshilacha tendrían la posibilidad de recuperar el “poder real” parlamentario.

Un potencial escenario de ruptura interna en los bloques del Frente de Todos induciría que ambas cámaras queden servidas en bandeja a una oposición que tendría la posibilidad de recuperar el tablero de control legislativo bonaerense como durante la época de Cambiemos cuando era gobernadora María Eugenia Vidal.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS