domingo 05 de febrero de 2023 - Edición Nº2320
Cronos Noticias » En Foco » 3 mar 2022 07:30

Nueva normalidad

Perlitas y el detrás de escena del discurso por la Apertura de Sesiones de Kicillof

La vuelta a la presencialidad en el pospandemia se encuentra llenando todos los espacios, y el discurso del gobernador en la Apertura de Sesiones no fue la excepción, con los palcos abarrotados. Lo más importante de la jornada.


  • Perlitas y el detrás de escena del discurso por la Apertura de Sesiones de Kicillof

Desde las 18 hs de este martes, se llevó a cabo en la Legislatura bonaerense, ubicada en 7 entre 51 y 53, la Apertura del 150° periodo de Sesiones Ordinarias en la provincia de Buenos Aires. Una tarde que contó con el discurso del gobernador Axel Kicillof, así como la participación de sus funcionarios más importantes, intendentes afines, gremialistas y todos los legisladores provinciales.

A eso de las 16 hs, la seguridad cortó todas las calles aledañas: las intersecciones de las calles 7, 51, 8, y 53 no podían ser transitadas siquiera a pie, muchos menos en auto. De esta manera, se provocó el caos en pleno centro platense que estaba rodeado de autos.

Aquellos que quisieran ingresar, debían dar toda una vuelta hasta 8 y 53, donde se encontraba el final del “laberinto”, y hacer otro recorrido por la valla, para llegar a la entrada habilitada en 51 entre 7 y 8.

Los diputados y senadores empezaron a llegar a partir de las 17 hs, y mientras algunos se detuvieron a hablar con la prensa, otros pasaron directamente a la entrada reservada para ellos, en 8 entre 51 y 53.

Ya pasadas las 18 hs, y con la expectativa de la llegada de Kicillof al recinto, empezaba la incertidumbre: los palcos se empezaban a llenar y había más personas afuera que adentro. Los guardias mandaban a todos a los palcos, y al mismo tiempo, quienes cuidaban la entrada a los mismos decían que ya estaban llenos.

–Perdón chicos pero ya está lleno. Si dejó pasar a uno, tienen que pasar todos –era la respuesta que emitieron casi de memoria los de seguridad en el correr de 30 minutos.

Ante la desolación, periodistas, asesores, prensas de políticos y otros invitados, tuvieron que conformarse con observar todo desde una pantalla gigante en el hall del Senado, donde habían puesto sillas para todos aquellos que no llegaron a registrarse.

En el recinto, empezaba lo jugoso. Casi instantáneamente llegó Kicillof y su familia, y a pesar de la elegancia del gobernador y su esposa, con la particularidad que sus hijos estaban vestidos de short y ojotas, incluso uno de ellos con un conjunto integro de River Plate.

Al ingresar al Salón principal, junto con su vicegobernadora Verónica Magario, recibió aplausos de todos los presentes que habían colmado los palcos: intendentes oficialistas como Mayra Mendoza de Quilmes, Julio Zamora de Tigre, o Hernán Ralinqueo de 25 de mayo, por mencionar a algunos; los principales gremialistas docentes, con Roberto Baradel a la cabeza; y distintos militantes de agrupaciones con sus distintivas remeras.

Junto a él, además de Magario y Federico Otermín, presidente de la Cámara de Diputados provincial, lo acompañaron sus principales funcionarios: Mara Ruiz Malec, de Trabajo; Jorge D´onofrio, de Transporte; Agustín Simone, de Vivienda; Andrés Larroque, de Desarrollo a la Comunidad; Carlos Bianco, su jefe de Asesores; Agustina Vila, secretaria General de la Provincia. Incluso, hubo un invitado “estrella”: Sergio Berni, ministro de Seguridad provincial, pero que se encuentra en abierta ruptura con el kirchnerismo.

Si bien las palabras del mandatario no despertaba simpatías en los legisladores opositores, que no aplaudían sus dichos y, de vez en cuando, murmuraban entre ellos ante alguna declaración. Sin embargo, el principal momento de tensión llegó cuando el gobernador repitió sarcásticamente frases dichas por la exgobernadora, María Eugenia Vidal, en una crítica abierta a sus políticas de educación.  

Allí, hubo un tenso cruce entre oficialistas y opositores, que el gobernador intentó calmar diciendo que si alguno quería contradecir alguna de sus palabras o explicar los dichos de Vidal, tenía el micrófono disponible.

En ese momento, Sergio Siciliano, actual diputado bonaerense y exsubsecretario de Educación provincial durante la gestión anterior, decidió correrse de su banca, donde se encontraba cercano a los diputados Martiniano Molina, Melisa Greco y María Eugenia Brizzi, y se acercó momentáneamente a donde se encontraba Mauricio Vivani, otro de los hombres del PRO.

También, Kicillof hizo referencia a los dichos de Alberto Fernández sobre el acuerdo con el FMI, tratando de “irresponsable” al gobierno de Mauricio Macri y al propio Fondo Monetario Internacional. Este quizás fue el momento de mayor euforia para todos los oficialistas presentes, que le regalaron un cálido aplauso que se escuchó hasta el patio de la Legislatura.

A diferencia de lo que ocurrió en el Congreso Nacional, los legisladores del PRO no se retiraron, aunque estaban atentos a sus celulares, seguramente intercambiándose mensajes entre ellos.

Después de casi tres horas de discurso, en el que el gobernador habló de las políticas aplicadas durante su gestión, e hizo principal hincapié en el Plan 6x6, que busca seis años de desarrollo en infraestructura, trabajo, educación entre otros puntos, los legisladores se retiraron del lugar. Desde el Frente de Todos, quedaron contentos con estos dichos y con todo lo que se ha hecho hasta ahora, mientras que la oposición sostiene que fue mucho discurso, pero poco hecho.

Por Delfina Mónaco

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS