viernes 21 de enero de 2022 - Edición Nº1940
Cronos Noticias » En Foco » 31 oct 2021 10:29

El escenario bonaerense

Ajustes de campaña, pese al desinterés del electorado

A un par de semanas para las elecciones de renovación legislativa del 14 de noviembre, las reuniones “reservadas” y los ajustes de la campaña, tanto en el campamento del oficialismo como de la oposición, adquieren intensidad pero insuficiente interés en el electorado bonaerense.


  • Ajustes de campaña, pese al desinterés del electorado

La agenda política volvió a chocar contra una realidad: la pandemia no terminó, y de hecho, la Provincia ya anunció la aplicación de una tercera dosis anti Covid. La coyuntura indica también que viene subiendo el porcentaje de incidencia de la variante Delta entre los nuevos contagiados, mientras los trabajadores de la salud pública siguen la pelea por aumentos y condiciones dignas.

El Frente de Todos intenta sobreponerse en este sprint final de la campaña. En la esfera gubernamental de Axel Kicillof, decidieron abrazarse a una agenda popular y mostrar gestión sobre aquellos temas económicos que preocupan al electorado: inseguridad, reactivación económica y generación de  empleo.

La Provincia también intenta dar señales para contener la inflación, después de la decisión de la Casa Rosada de lanzar un plan de control de precios sobre unos 1.400 productos, a sabiendas que cada nuevo voto que se suma para descontar la derrota de septiembre en el Frente de Todos cotiza como oro puro.

“Estamos dando vuelta la página y dejando la pandemia atrás” indicó Kicillof y se comprometió ante el empresariado a seguir trabajando junto a la Nación y los municipios para “facilitar las inversiones” que producirán más trabajo en ámbito bonaerense.  “De esto no se sale para atrás, se sale para adelante con más trabajo, salud, educación y seguridad”, remarcó.

Casi al mismo tiempo, no pocos ministros bonaerenses salieron a militar “un voto de confianza” mientras monitoreaban la aplicación del congelamiento de precios frente a la creciente inflación. “Hay que bajar el precio de los alimentos con un Estado presente”, aseguran en Calle 6

Claramente, el oficialismo que parecía haber encauzado la campaña del FdT sigue sin poder encarrilar la interna que quedó expuesta tras las PASO.

Esto se pudo observar en las marchas y contramarchas por los festejos del 17 de Octubre, y ahora resurgió con el contrapunto entre el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y su par nacional, Aníbal Fernández, reeditando la pelea con la exministra Sabrina Frederic.

A todo esto, el gobernador y las principales figuras de su elenco intensificaron desembarcos puntuales en municipios de algunas secciones electorales donde el oficialismo intenta hacer pie para arrebatarle a la oposición legisladores que consideran claves para la futura composición parlamentaria.

Por un lado, el campamento militante de Todos intenta equilibrar la balanza en el Senado bonaerense, pero detrás del telón se advierte cierta inquietud porque algunas encuestas no reflejan la levantada oficialista.

La campaña ocupa la agenda gubernamental porque de replicarse los resultados de las PASO es poco el margen de maniobra que tendría el Frente de Todos en la Legislatura corriendo el riesgo de que Juntos le pueda marcar la cancha tanto en Senadores como en Diputados, obligando a “muñequear políticamente” cada una de las iniciativas que proponga el Poder Ejecutivo

Así y todo en la provincia de Buenos Aires, Kicillof pudo días atrás hacer funcionar la Legislatura para aprobar el pliego de uno de los directores del Banco Provincia, y las exenciones impositivas al sector hotelero y gastronómico. Una incógnita es cuándo se tratara el Presupuesto 2022.

Por el lado de Juntos, la única discusión por estas horas es sobre las jefaturas de los bloques parlamentarios y la modalidad que encararán, si seguirá todo como hasta ahora, o irán a un interbloque.

Más allá de las diferencias, el resultado de las PASO y la esperanza de un 2023 favorable, homogeneizaron una fuerza que logro sortear con éxito la salida del gobierno y mantenerse unido. Hoy por hoy ése parece ser el principal activo de Juntos y, por ahora, en términos electorales, parece alcanzarle.

En el comando amarillo entienden que el electorado va a consolidar en las urnas de noviembre el mensaje de rechazo al Gobierno. De todos modos, no se relajan y apuntan a capitalizar el descontento social para poder ratificar la victoria en terreno bonaerense.

En líneas generales, el trazado de la campaña de Diego Santilli y Facundo Manes, es , por un lado, reforzar la propuesta hacia los sectores que los acompañaron en septiembre, hablando del “futuro” y “respeto a las instituciones”, y tratando de llegar a otros que no acompañaron al oficialismo pero que tampoco lo hicieron por Juntos, apelando al voto útil. 

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, no compite por ningún cargo, pero el caudal de votos que sea obtenido en esta legislativa bonaerense puede significar un impulso para su aspiración presidencial 2023.

Mientras tanto, el aparato bonaerense del PRO ya largó su propia carrera hacia la gobernación. Entre quienes no ocultan sus intenciones de meterse en la lista de postulantes asoman el exministro de Seguridad, Cristian Ritondo, a quien lanzó la propia María Eugenia Vidal durante un acto, y al intendente de La Plata, Julio Garro, quien ya avisó que comenzará a construir en la Provincia tras las generales del 14 de noviembre. Su par de Lanús, Néstor Grindetti, tampoco descarta competir por el sillón de Dardo Rocha dentro de dos años.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS