domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº1844
Cronos Noticias » En Foco » 20 sep 2021 07:00

Bitácoras bonaerenses

¿Kicillof, Gabinete intervenido y tiempo de peronismo?

El Gobernador apeló a dos intendentes del Conurbano para oxigenar su gestión. Insaurralde se posiciona como una figura más que relevante de la política bonaerense.


  • ¿Kicillof, Gabinete intervenido y tiempo de peronismo?

Los ecos de la semana de crisis en el Gabinete de Alberto Fernández sonaron en el gobierno de Axel Kicillof. La dura derrota en las PASO sigue haciendo sonar su estruendo. Fue desde La Plata donde explotó la movida de las renuncias de ministros ante el cachetazo en las urnas. Nada casual, al igual que en Santa Cruz, la Provincia de Buenos Aires detonó lo que sería el sacudón político más fiero del gobierno de Alberto Fernández. El inicio.

Axel Kicillof avanzó en mover las fichas, no sin antes de mantener una reunión privada con la propia Cristina Kirchner en El Calafate. El Gobernador realizó un viaje relámpago a Santa Cruz. El domingo a la noche, anunció su nuevo Gabinete: Martín Insaurralde nuevo jefe de Gabinete, Leonardo Nardini nuevo ministro de Infraestructura y Cristina Alvarez Rodríguez nueva ministra de Gobierno. Los refuerzos.

El dato no es menor, Insaurralde, el intendente de Lomas de Zamora, reemplaza a uno de los hombres de más confianza de Kicillof: Carlos Bianco, quien pasará a ser Jefe de Asesores del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.Es el movimiento más fuerte. Está claro que el alcalde tiene mucho más volumen político que “Carli”, pero cambiar un jefe de Gabinete en la Provincia, no ocurría desde hace más de 15 años. Daniel Scioli y sus dos mandatos y María Eugenia Vidal, mantuvieron toda su gestión a sus funcionarios clave: Alberto Pérez y Federico Salvai. El último en cambiar ese alfil fue Felipe Solá en 2005, quien sacó a Rafael Magnanini y puso a Mario Oporto. Antecedentes.

Sin dudas, los cambios en política son buenos y más al calor de una derrota electoral. Es la forma en que Kicillof está reconociendo su parte de responsabilidad ante el resultado de las urnas. Desde el principio de su gestión, la relación entre los intendentes del Conurbano y Axel fue tirante. Los alcaldes se quejaron, allá lejos -por el 2019- de que no los había incluido en el armado del Gabinete. No ocultaron su bronca. No la hicieron pública, pero por lo bajo rugieron maldiciones. También apuntaban a las “formas” del Jefe de Gabinete. Diputados e intendentes del peronismo del Interior, se quejaron más de una vez de los “destratos” y la “soberbia” de Bianco. Desde la vereda de enfrente, en Juntos por el Cambio, repetían –curiosamente- las mismas palabras. Un dato no menor, es que en el Frente de Todos, muchos apuntan a Bianco como el organizador del acto en la “Casa de Axel” en La Plata en la tarde-noche de las PASO. La jugada más resonante.

Queda saber cuál será el rol de Bianco y la novedosa Jefatura de Asesores que comandará, que dependerá directamente del Gobernador. Para ver algún tipo de perspectiva, hay que observar el rol que cumple Juan Manuel Olmos, el Jefe de Asesores de Alberto Fernández, al que todos ubican como el “negociador” en las sombres del Presidente. Desde ahora, en la Provincia, la relación con los intendentes y la oposición la tendrá Insaurralde, quien ya viene andando por ese camino, pero siempre desde la informalidad y a puertas cerradas. Se sabe de la alianza estratégica que tienen Insaurralde y Máximo Kirchner desde hace tiempo. El lomense, también mantiene muy buenos vínculos con Sergio Massa. El andar del lomense.

En la cumbre con intendentes de la Tercera, que se realizó el miércoles 15 de septiembre, a la que no asistió Insaurralde, las viejas rencillas volvieron a ponerse sobre la mesa. Los alcaldes pidieron más gestión territorial, más lugar a la voz de los intendentes y aceleración en la ejecución de obras en los Municipios. De ahí se desprende el segundo movimiento de Kicillof. Pone a otro intendente, Nardini de Malvinas Argentinas, al frente de Infraestructura. El ministro saliente, Agustín Simone se tendrá que contentar con dirige el Instituto de la Vivienda. El nombramiento de Alvarez Rodríguez en reemplazo de Teresa García, quien tendrá destino nuevamente en el Senado bonaerense, también tiene connotaciones. La actual diputada nacional ya ocupó ese cargo durante la gestión Scioli entre 2011 y 2015, aunque con una fuerte interna con Alberto Pérez. Además fue presidenta interina del PJ bonaerense entre 2012 y 2013 y tiene una excelente relación con Máximo Kirchner. El Gabinete peronizado.

La jugada de Kicillof le abre el juego a los intendentes al darle lugares clave en su Gabinete. Algunos también dirán que la mano de Máximo Kirchner se posa sobre la administración bonaerense. “Máximo le intervino el Gabinete a Axel”, analizan en varios despachos del peronismo bonaerense. Lo cierto es que la derrota en las PASO cambió la bitácora del Gobernador. ¿La peronización de su Gabinete será suficiente para revertir la derrota en las PASO? Noviembre dará el resultado. Así mismo, los cambios sirven como un dique de contención ante una nueva derrota electoral y una Legislatura bonaerense adversa cuando se produzca el recambio legislativo. Kicillof abrió su Gabinete y ahora son los intendentes los que tienen que demostrar sobre la cancha.

Por Juan Alfaro (ALFA)

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS