domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº1844
Cronos Noticias » Tendencias » 12 sep 2021 09:29

Salud y bienestar

Yoga: la disciplina que todo adulto mayor debe realizar

La práctica regular ayuda a mejorar al ser humano en su totalidad. Sus beneficios y los consejos de los profesionales.


  • Yoga: la disciplina que todo adulto mayor debe realizar

En el contexto que estamos atravesando, donde la pandemia nos ha prohibido convivir con nuestros seres queridos, los dolores corporales se convirtieron en dolores emocionales, aún más en las personas mayores, quienes fueron los más perjudicados con la situación. Sin embargo, todo ello se puede mejorar hasta incluso prevenir.

Muchos estudios han demostrado que la práctica de Yoga es una de las actividades que más ayuda a mantenernos saludables. Pero… ¿Qué es? Para responder la incógnita, desde CRONOS hablamos con Olga Valenzuela, egresada de Federación de Yoga de la República Argentina (FYRA), profesora de Yoga Vital terapéutico y dueña del espacio OmLuz, quien nos ha contado los beneficios de la actividad para los adultos. 

“El Yoga, que en realidad es ‘La Yoga’, es una disciplina centrada en la búsqueda e integración de todas las esferas que conforman al ser humano. La palabra significa unión. Es la unidad del bienestar de una persona, de la parte física, emocional, mental y energética/espiritual”, contó Olga a este portal.

Hay varios tipos de Yoga: puede centrarse en la respiración (Kundalini), en las posturas estáticas (Hata), en la dinámica (Power), en la flexibilidad (Uccara), entre otros. Lo que tienen en común todos los enfoques es que se adaptan según las necesidades de cada aprendiz. Al ser tan versátil, es una práctica para todas las edades, se puede comenzar a partir de los cinco años en adelante.

Gracias a las variedades y adaptabilidad de la disciplina, la combinación de posturas físicas junto a las técnicas de respiración, son de gran ayuda para algunos de los problemas que se presentan al entrar en la edad adulta, como las enfermedades cardiovasculares, la artritis, el estrés, el insomnio, la ansiedad, los dolores musculares, entre otros. Varias investigaciones han demostrado que las personas mayores de 60 años que la incorporan en su rutina diaria mejoran notablemente la calidad de vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado realizar 150 minutos de actividad física a la semana, y desde CRONOS consideramos que la Yoga es la práctica ideal, ya que los beneficios físicos y psicológicos son excelentes.

Ante ello, Olga Valenzuela ha recomendado una serie de pautas a tener en cuenta para llevarla a cabo de forma correcta: “Si es una persona sana, lo ideal es ir con un instructor, pero si tiene escoliosis, presión arterial alta o alguna dolencia, tiene que asistir a un profesor terapéutico porque según el malestar del alumno va a ser la adaptación de la clase”.

Esta última sugerencia es la que deberían seguir los estudiantes de la tercera edad, debido a que dichos profesionales cuentan con los conocimientos necesarios para enfocar la actividad a la necesidad y capacidad del alumno.

Además, ha comentado: “Mediante ejercicios físicos y elementos de ayuda, junto la práctica de respiración pertinentes y la relajación acorde, la Yoga mantiene al adulto mayor en una armonía de bienestar”. Los principales cambios físicos que se pueden obtener son:

-Aumento de la flexibilidad: al pasar los años, la flexibilidad de las personas disminuye y mediante ejercicios muy sencillos se puede recuperar un gran porcentaje de movilidad.

-Mantiene la masa muscular: durante la práctica, se trabaja la fuerza de todos los músculos de una forma armoniosa.

-Mejora el equilibrio: todas las posturas de Yoga favorecen el equilibrio, más aún en las personas de la tercera edad, quienes corren riesgo de caerse y padecer alguna lesión.

-Ayuda a la calidad de respiración: al tener una respiración controlada, se evitan cuadros de estrés y se mantiene una relajación constante.

-Protege la postura: La Yoga asiste a corregir la mala postura, alivia el dolor muscular de todo el cuerpo y mejora la circulación.

A lo físico se le añade el confort mental y psicológico que se obtiene con la práctica constante. Es una buena opción para aliviar el estrés y prevenirlo, ya que se concentra en el bienestar total del ser humano, desde lo físico, lo emocional, la parte energética y espiritual. El hábito regular contribuye al buen funcionamiento de la memoria, el estado de ánimo, la concentración, el sueño, la relajación y las relaciones sociales.

La Profesora de Yoga Vital Terapéutico, nos ha comentado que en los tiempos de pandemia, aquellos que mantuvieron la actividad, se han dado cuenta de los múltiples beneficios. Al estar más tiempo en casa, con falta de ejercicios físicos y las emociones más sensibles debido a la incertidumbre del futuro, la energía corporal y mental tienden a disminuir, esto afecta a todos y más aún a los adultos.

Por ello, es necesario experimentarla y vivenciar los cambios positivos que genera en cuerpo y alma. “Esta disciplina beneficia la unidad total del ser humano”.

Por Camila Gómez

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS