domingo 24 de octubre de 2021 - Edición Nº1851
Cronos Noticias » En Foco » 1 ago 2021 09:29

El escenario bonaerense

La campaña electoral empezó con quinta a fondo

El camino rumbo a las PASO comenzó y los precandidatos comienzan a mostrar sus propuestas. La interna de Juntos toma tensión.


  • La campaña electoral empezó con quinta a fondo

Toda o casi toda la dirigencia política ya comenzó a cabalgar sobre el calendario electoral de cara a las PASO, elección primaria que define los candidatos legislativos para los comicios generales de noviembre que viene.

Ahora, y si bien el plan de vacunación avanza y los contagios últimamente van bajando, ingresamos en la antesala de una campaña con algún tinte proselitista en plena pandemia.

Ante eso, el gobernador Axel Kicillof parece tener diseñada su estrategia discursiva: enfocar el aceleramiento en la campaña de vacunación, esperando sentir cierto desahogo durante la primavera y a partir de allí poder construir una “nueva normalidad cuidada” y seguir avanzando “en el renacimiento económico” de la provincia, según puntea.

El mandatario provincial arrancó la campaña con furiosas críticas contra el modelo económico implementado durante el gobierno de su antecesora María Eugenia Vidal

Se sabe. En estas legislativas el electorado se enfrenta, una vez más, ante dos proyectos políticos antagónicos como lo son el Frente de TodosJuntos que, en términos ideológicos, han tomado posiciones prácticamente irreconciliables.

El cierre de listas de precandidaturas dejó también dos puertas abiertas en el gabinete de Kicillof. Una de ellas ya fue cerrada con la confirmación de Nicolás Kreplak como ministro de Salud, en reemplazo del ahora candidato a diputado nacional, Daniel Gollan.

La otra salida será la de la ministra de Gobierno, María Teresa García, quien competirá en este proceso electoral por regresar a ocupar una banca en el Senado bonaerense. Por experiencia política y legislativa, sumada a la buena relación con Cristina Fernández, la buena sintonía con Kicillof y el buen trato que le reconocen intendentes peronistas, es número puesto para volver a hacerse cargo del bloque de senadores del FdT. 

Si bien no pocos intendentes aparecen anotados en la carrera por ocupar el preponderante ministerio que deja García (puente de contacto diario entre el Ejecutivo y los municipios) hay quienes consideran que su reemplazo podría recaer en el actual subsecretario de Asuntos Municipales, Santiago Révora, quien responde a la estructura de la agrupación La Cámpora.

El poder territorial de los alcaldes quedó reflejado en el esquema de reparto del oficialismo. Más de media docena de la llamada liga de intendentes peronistas “cobró” como cabeza de la lista seccional u algún otro casillero seguro por un lugar en la Legislatura, aunque también van por ministerios claves tanto en Nación como en Provincia.

La interna de Juntos, por su parte, largó en quinta a fondo y no se dieron respiro. El científico Facundo Manes, sin abandonar su estilo de tono medido, se hizo en voz alta una pregunta, que más que pregunta fue un tiro directo al corazón del PRO: ¿Con qué fondos financiará la campaña su oponente, Diego Santilli? ¿Siendo vicejefe del gobierno porteño, usará los fondos públicos de la Ciudad de Buenos Aires

Nadie desde el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta salió a contestarle, y menos Santilli, aunque, como en el boxeo, cuando uno de los peleadores recibe un golpe y para hacer pasar el tiempo, abraza a su oponente, aquí salieron a pedir una reunión para establecer reglas de juego claras, que no los desgasten para la pelea de fondo, que será contra el Frente de Todos.

Pero aunque desde el PRO no salieron a contestarle directamente, la que sí salió a cruzar a Manes fue Elisa Carrió. Su respuesta fue tildarlo de “mentiroso”, un adjetivo que no dejó lugar a dudas sobre el ánimo que generaron sus críticas.

Es que Manes había dicho que la misma Carrió le había propuesto ser su candidato a vicepresidente en 2015. Está claro, uno de los dos miente, no hay lugar a interpretaciones, y serán los votantes quienes deban decidir a quién le creen. Otra chicana que llegó a destino, puede decir con orgullo, el precandidato radical. Esta postura lo posiciona claramente en el centro del ring, como el retador que va en busca de la corona que ostenta el PRO dentro de la coalición opositora.

En suma, se tratará de una interna que se espera muy pareja y que, en términos objetivos, por aparato y por cercanía a la ciudad de Buenos Aires, Santilli estaría con mejores chances en el conurbano bonaerense, y Manes en el interior, siempre más amable con el radicalismo. Pero este primer análisis se puede modificar al ingresar otras variables a tener en cuenta.

Más allá de la interna de Juntos, también se juega el proyecto presidencial que competirá con el oficialismo en 2023. En estas PASO el FdT no tendrá compulsa interna, llevando como candidata a Victoria Tolosa Paz, una dirigente platense más identificada con el presidente Alberto Fernández que con el kirchnerismo más ortodoxo.

Y siguiendo esta línea de razonamiento, está claro que quien se juega su proyecto en estas elecciones es Rodríguez Larreta. También podría sumarse Manes, que si bien es un debutante en este tipo de combates, encarna un armado nacional que trasciende la Provincia y que necesita ganar para sostenerse.

Entonces, la pregunta que debería hacerse es, a quién beneficia o perjudica una victoria o una derrota de Larreta en territorio bonaerense. Y para complicarla aún más: en el oficialismo, un triunfo de Tolosa Paz es ganancia de Alberto Fernández. ¿El proyecto kirchnerista quiere una victoria del Presidente?

Son preguntas que van flotando sobre el inicio de una campaña electoral que promete traer muchos capítulos más.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS