martes 20 de abril de 2021 - Edición Nº1664
Cronos Noticias » Tendencias » 31 ene 2021 10:00

El impacto inesperado

Salvataje inesperado: qué hicieron los jóvenes que pusieron en jaque la bolsa de Wall Street

Ante cualquier pronóstico, pequeños inversores lograron tambalear a una de las mayores y más imponentes bolsas de Estados Unidos ¿Cómo lo hicieron?


Por: Vera Casanovas

Esta semana, una noticia impactó al mundo: se trata de un pequeño grupo de inversores que lograron hacer tambalear a la imponente bolsa de Wall Street, al hacer que las acciones de la tienda de videojuegos GameStop se dispararan y pusieran en jaque a históricos analistas del mercado que apostaban a una caída en su valor.

Tan solo dos semanas atrás, una acción de la tienda de videojuegos GameStop valía 17 dólares. Actualmente vale 337 dólares, y con creces.

Pequeños inversores dispararon los precios de empresas que atraviesan situaciones financieras complicadas y desafían los pronósticos de los analistas del mercado.

Pero ¿Cómo llegó a suceder un hecho tan impactante como el de sucumbir a miles de empresarios y provocar tales efectos en la bolsa de Wall Street?

El inicio de esta maravillosa jugada de un grupo de jóvenes entre 16 y 20 años inició en un chat del foro denominado Wallstreetbets (en su traducción, Apuestas de Wall Street), en la plataforma Reddit.

Lo que hizo este grupo fue, en resumen, ponerse de acuerdo para comprar entre todos acciones de una empresa de videojuegos que mostraba cifras alarmantes y una caída estrepitosa en la bolsa debido a la pandemia, y años de mala gestión: GameStop

ultimas noticias

Esta empresa, como tantas otras, cotiza en la bolsa, librada al juego de la “timba”, es decir, a las proyecciones que se basan en especulaciones: ¿Subirá o caerá esta empresa en el mercado? ¿Es propicio apostar a ella? ¿Por qué?

Lo cierto es que el sube y baja propio de esta especulación está regido, como los productos del libre mercado, por la oferta y la demanda. Es decir: a mayor demanda, el precio sube; a menor demanda, el precio baja.

Wall Street se basa en estas proyecciones, algo así como una “profecía autocumplida”: si Wall Street proyecta que las acciones de una empresa van a subir, mucha gente compra, por lo que efectivamente la empresa sube.

Los pequeños inversores, que generalmente usan aplicaciones de “trading” para operar en bolsa sin comisiones, hicieron disparar los precios de empresas que se encuentran en situaciones financieras delicadas, tales como BlackBerry, la cadena de cines AMC, entre otras. Sí, contra todo pronóstico.

El 'trading' consiste en la compraventa de activos cotizados con mucha liquidez de mercado, como pueden ser las divisas, las acciones y los futuros. El mercado financiero es electrónico y está regulado, y su objetivo es lograr un objetivo económico cuando se produce una plusvalía en la operación. 

Pero entonces, ¿qué fue lo que sucedió? Básicamente, con una fuerte campaña virtual, este grupo de jóvenes inversores comenzó a insistir en la compra de acciones de GameStop en la bolsa. Allí, la “profecía autocumplida”: la demanda comenzó a subir, por ende el precio también, y sucumbió a una empresa que definitivamente, no estaba en creces.

Sin meterse en detalles casi inentendibles del funcionamiento de la bolsa, lo que las empresas venían haciendo con GameStop, era hacer short selling con sus acciones, una estrategia que permite ganar dinero fácil, ya que permite pedir prestada una acción por determinada cantidad de tiempo. En esa cantidad de tiempo, es posible venderla y comprarla nuevamente. Si el precio de esa acción baja, se gana plata, si sube, la perdés.

ultimas noticias

Hasta el momento, esta parecía ser una buena estrategia para las empresas que, viendo el comportamiento de pérdida de GameStop, les estaba funcionando perfectamente. Sin duda, el inesperado comportamiento en la bolsa los dejó con la boca abierta, y los bolsillos un poco menos anchos.

En las estrategias “usuales” de la bolsa, la compra de acciones tiene posible ganancia ilimitada, ya que una acción puede crecer hasta el infinito en este juego de las proyecciones, y lo máximo de pérdida que puede tener una empresa es el 100% de lo que invertiste.

Sin embargo, ocurre lo contrario con el short selling: la ganancia es limitada (es decir, podés ganar hasta la totalidad del valor original de la acción que pediste prestada), pero la pérdida es ilimitada. En definitiva: mucha pérdida en muy pocos días

Sin lugar a dudas, la noticia de que las acciones de GameStop estaban subiendo en la bolsa sorprendió a más de un empresario que hacia short selling, acostumbrado al runrún usual que estas acciones le proveían en el mercado. Gran estrategia, con una enseñanza de vida: nada es lo que parece, o todo es lo que parece, hasta que deja de serlo.

Por Vera Casanovas

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS