martes 26 de octubre de 2021 - Edición Nº1853
Cronos Noticias » En Foco » 3 ene 2020 10:00

El escenario bonaerense

De la distancia a ponerle el brazo a la jeringa

Este 2021 será el año de la vacunación contra la pandemia que viene dejando decenas de miles de muertos y de la apuesta por la recuperación económica y productiva.


  • De la distancia a ponerle el brazo a la jeringa

Esa es la hoja de ruta para la “reconstrucción” de la provincia de Buenos Aires que proyecta la Gobernación de calle 6. 

Como era fácil de imaginar, el territorio bonaerense también cayó en la “grieta” de las vacunas contra el Coronavirus, en momentos que crece la preocupación por el abrupto rebrote de contagios de Covid-19.

El propio gobernador Axel Kicillof denunció una intensa campaña “desprestigio” ante las críticas que recibió la vacuna rusa Sputnik V por parte de sectores de la oposición vinculada a referentes del macrismo como, la jefa del PRO, Patricia Bullrich o la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, a quienes les imputó “generar incertidumbre” poblacional.

Desde el arco legislativo oficialista del Frente de Todos rechazaron dicha movida política y mediática “de descreimiento y de meterle miedo a la gente que pasó por situaciones muy difíciles, igual que los trabajadores de la salud”.

En rigor, el año de la “politizada” pandemia terminó mal, pero podría haber terminado peor con un Estado nacional y bonaerense ausente desde el punto de vista sanitario.

El otro eje central de Kicillof pasa por el plan de reactivación económica pospandemia con una millonaria inversión en materia de infraestructura, básicamente para hacer obras en 2021, justamente año electoral de renovación legislativa en la Provincia.

ultimas noticias

Cercanas y lejanas a la vez, la “agenda política” apunta a explorar distintos caminos ante el escenario de elecciones legislativas.

Con o sin PASO, con boleta única o sistema tradicional, lo cierto que en octubre las urnas de renovación parlamentaria de medio término no están en duda, pese al incierto contexto pandémico. 

En ese punto, estará uno de los mayores esfuerzos que intentará concretar el Gobierno en 2021 para ir equilibrando la composición legislativa actual.

Hasta ahora, las leyes estructurales (presupuesto y ley fiscal impositiva) que Kicillof con sus habituales berrinches giró a la Legislatura fueron retocadas por la oposición “amarilla” que, por ejemplo, en el Senado tiene 26 de las 46 bancas en el recinto de sesiones. 

La política a distancia, por control remoto vía zoom, fue la clave de la agenda bonaerense del reciente año pasado. 

Es sabido el poco feeling que existe entre el Gobernador y los líderes de Juntos por el Cambio que no tienen responsabilidad de gestión actualmente. 

“Gobernar no es escribir un twitter”, repiten desde la sede gubernamental de calle 6 aunque rescatan la actitud positiva en la “mayoría” de los intendentes opositores.

En definitiva, si alguna vez dijimos que el carro de gestión de Kicillof no arrancaba, la pandemia lo mandó directamente a boxes. 

Sin sólidas proyecciones electorales, se sabe que gran parte del caudal de votos del Frente de Todos le pertenece a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, básicamente en el Gran Buenos Aires.

Pero para seducir al electorado bonaerense, el oficialismo K  necesita acertar con medidas económicas más allá de los habituales anuncios de “buenas intenciones”, y evitar ponerse a descubrir quiénes serán los principales candidatos en la principal fuerza opositora del Juntos por el Cambio donde también existe una fuerte disputa de liderazgos nacionales entre Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y la ex gobernadora María Eugenia Vidal, quién dicho sea de paso más temprano que tarde deberá empezar a mostrar sus cartas electorales.

Llegó el año nuevo y a la par del aumento del calor baja el caudal de agua domiciliario que suministra ABSA. La escasez de agua y las canillas secas adquieren un rol protagónico frente al contexto de la pandemia para todos aquellos con responsabilidad política. 

Casi en paralelo, Kicillof se sigue sumando a la “foto” de entrega de patrulleros del plan nacional de seguridad para el Conurbano “caliente”.

La estructural crisis de inseguridad ciudadana, es por lejos el tema más sensible para el electorado bonaerense. Sin lugar a dudas, la pandemia, la economía y la seguridad siguen siendo las principales emergencias sociales.

Aunque, lo más probable es que pasada la urgencia sanitaria, la situación haya empeorado. ¿Cuánto influirá esto en la elección legislativa? Sólo el tiempo lo dirá.

Kicillof ya se arrogó el desafío para la "reconstrucción" de la provincia de Buenos Aires anunciando nuevas medidas para atender las problemáticas sociales, educativas y de infraestructura. 

Dicho al revés, el gobernador entiende que el Estado bonaerense acarrea problemas estructurales que se agravaron durante los últimos años del anterior gobierno de Cambiemos.

El macrismo fue destructivo tanto en el ámbito económico como social”, apuntan desde calle 6.

En materia de hábitat y vivienda: la Provincia prevé la construcción de 10 mil unidades habitacionales y 20 mil lotes con servicios.

Además, avanzará en la regularización de construcciones y más de 600 barrios privados que se encuentran en condiciones irregulares. 

Nación y Provincia ya tienen planificada la continuidad para el 2021 de los distintos programas vinculados a la vivienda y la puesta en marcha de ambiciosos proyectos que buscan llevar “soluciones habitacionales” en territorio bonaerenses.

Eso fue lo acordado por el ministro de Obras Públcias de Kicillof Agustín Simone, con su par nacional de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS