sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº1521
Cronos Noticias » En Foco » 15 nov 2020 09:25

El escenario bonaerense

Un momento para intercambios constructivos

Como de costumbre a esta altura del almanaque anual, la Legislatura bonaerense recupera musculatura y protagonismo político ante el futuro debate del Presupuesto 2021 y la Ley Fiscal Impositiva que pide el gobernador de turno.


Por: Ricardo Salas

Pero frente a la actual coyuntura, uno de los desafíos más relevantes para la política bonaerense -sin distinciones partidarias ni ideológicas- estará vinculada con la reconstrucción del tejido social, en el marco de un “creativo modelo” de reactivación económica para la pospandemia.

Si la proyección económica -que ya venía golpeada desde tiempo atrás- era difícil, la sorpresiva llegada del coronavirus la profundizó.

El gobernador Axel Kicilllof dice apostar a la reactivación económica y poner en marcha la construcción y la obra pública, uno de los grandes ejes en la provincia de Buenos Aires. El ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, deslizó el objetivo de concretar una fuerte inversión en obras viales, hídricas y planes de viviendas para el año que viene. Se sabe; la Provincia arrastra enormes déficits estructurales en infraestructura.

Conocedores del paño legislativo anticipan que una de las características es que los presupuestos terminan siendo “flexibles”, es decir que siempre hay margen para “acordar” en términos políticos. Se va a poner en juego, una porción de la partida presupuestaria provincial también en obra pública municipal. Allí es cuando los senadores y diputados seccionales pueden “reclamar” una u otra. 

El escenario legislativo no cambió demasiado. El esquema de Juntos por el Cambio (con 26 senadores) aún mantiene esa mayoría estratégica en el Senado, mientras que en Diputados, el clima es un poco más favorable para el oficialismo gobernante del Frente de Todos. 

La gobernación tendrá la necesidad de trabajar creando puentes de acercamiento con la fuerza opositora.  “Un proyecto político popular transforma las necesidades en gestión pública”, dicen en la sede gubernamental de Calle 6.

En líneas generales, no pocos dicen que parece “razonable” la pauta presupuestaria anual de cara a la gestión pospandemia. Igualmente, la discusión parlamentaria siempre deja tela para cortar.

Un veterano dirigente en Juntos por el Cambio destaca en Kicillof su capacidad para “hablar extendido y su pasión por la confrontación”. También dicen que la exgobernadora María Eugenia Vidal, finalmente, rompió su “silencio público” y criticó duro a su sucesor peronista.

“Nos pasamos escuchando diagnósticos y culpables, pero ni una sola respuesta”, sentenció el referente opositor, al evaluar la situación actual de la Provincia durante una videoconferencia con dirigentes macristas del Pro.

El debate de la “ley de leyes” es la campana de largada para una larga mesa de negociación política que dominará la agenda bonaerense de acá a fin de año. Los fondos para los municipios y una serie de “acuerdos pendientes” en torno al reparto de cargos vacantes en organismos públicos (entre ellos el directorio del Banco Provincia) y que corresponden a la oposición, tendrá un rol central. 

Cronos Notcias

Algunas líneas más duras de la oposición de JxC ya propician picantes debates con la cúpula ministerial de Kicillof.  El foco de la tensión parece seguir instalado en el Senado bonaerense, escenario de las últimas escaramuzas entre oficialismo y oposición.

Otros más prudentes y moderados plantean que los gobiernos necesitan un instrumento clave como el Presupuesto para gestionar, pero quieren poner la lupa sobre el listado de las obras de infraestructura en el interior, antes de “levantar la mano” para acompañar cualquier tipo de modificación en materia impositiva.

Kicillof tiene que definir a qué ministros manda a desfilar por la Legislatura para explicar los pormenores de las leyes y “rendir cuentas” ante los requerimientos de la oposición.

Todo indica que podrían ser Pablo López (Economía), Augusto Costa (Producción), y Agustín Simone (Infraestructura) “guardando” para el cierre de cualquier negociación política al siempre vehemente Jefe de Gabinete, Carlos Bianco.

Frente a la dificultosa relación con el macrismo legislativo y para evitar transformar el debate público en un “show político”, la gobernación bonaerense pondrá seguramente en valor el diálogo que mantiene con los intendentes opositores ante la gestión cotidiana. 

Justamente, fue Bianco el portavoz de una estrategia del “axelismo”: una pasa por mantener la unidad en la coalición política del Frente de Todos, tanto a nivel bonaerense como nacional.

La otra cuestión estratégica pasa por definir la táctica en cada uno de los municipios con la ambición de equilibrar, por ejemplo, la balanza en materia legislativa “a futuro” a efectos de la gobernabilidad de Kicillof, quién además pedirá participar de la “mesa política” de definiciones en el armado seccional de las listas de renovación legislativa, prevista para mediados del año próximo.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS