sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº1521
Cronos Noticias » En Foco » 10 nov 2020 09:00

Bitácoras bonaerenses

El fin de la cuarentena, el Presupuesto 2021 y la re-reelección de los intendentes

El final del aislamiento social apura los diversos escenarios que se tejían antes de la pandemia. Se viene el debate sobre la “Ley de leyes”. Antecedentes de Kicillof y sus movimientos legislativos.


Por: Juan Alfaro (ALFA)

Fueron más de siete meses de cuarentena. Cuarentenas blandas, rígidas, que “no existieron”, que se cumplieron o que se rompieron. Lo cierto es que esa etapa llamada Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) dio paso a lo que ahora será el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO). La nueva etapa asienta lo que desde la informalidad sucede de hecho hace varias semanas: la nueva normalidad y la circulación de mayor cantidad de personas por las calles, así como la reapertura –con protocolos– de casi todas las actividades. Noviembre trajo esas novedades, también buenas expectativas por la cercanía de distintas vacunas contra el coronavirus. En el terreno político, y al calor del DISPO, los tableros comenzaron a ser más diversos y mostrar las tensiones que se viven. El escenario de cierre del 2020.

El principal escenario de debate, y que tendrá todos los focos puestos en las próximas semanas, será el tratamiento del Presupuesto y la Impositiva 2021 que Axel Kicillof y su ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López. El texto, se sabe, fue examinado minuciosamente por el Gobernador, hubo varios borradores y el exministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner no quiso dejar ningún detalle sin reparar. Los gastos proyectados por Gobernación son de 1.9 billones de pesos, una cifra que a primera vista suena muy fuerte, pero no hay que dejar pasar el dato que en este 2020 la Provincia (al igual que Nación) no tuvo un Presupuesto proyectado y votado, y se decidió prorrogar los que dejaron del 2019 María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, respectivamente. Más allá del dato del billón, el texto presentado tiene siete ejes principales: Inversión en infraestructura y vivienda; Inversión en educación; Inversión en seguridad y servicio penitenciario; Reactivación Económica; Inversión en Salud; Perspectiva de género, y Sostenibilidad de la deuda y de las finanzas provinciales. Según manifestó el Gobierno bonaerense, el proyecto de Ley Impositiva propone dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria provincial; proteger a los sectores de menor facturación; no incrementar impuestos patrimoniales por encima de la inflación, y obtener mayores aportes de los sectores de mayores ingresos y de las actividades económicas más concentradas y que no han sido perjudicadas durante la pandemia. Detalles de la “Ley de leyes”.

Por ahora, y con cautela, la oposición analiza el proyecto presentado. La intención de Kicillof y el Frente de Todos es –tras haberlo ingresado por Diputados– que tome estado parlamentario este jueves, para ser girado a la Comisión de Presupuesto que preside Juan Pablo De Jesús, y el lunes de la semana que viene comience a ser discutido. Dato no menor, el fin de semana el diputado del FDT anunció que tiene COVID-19, aunque se mantiene sin síntomas y aislado en su casa ubicada en un barrio porteño. El oficialismo decidió intentar por la Cámara más afín en esta oportunidad. En 2019 sólo se presentó el proyecto de Ley Impositiva 2020 y Kicillof eligió el Senado como primer objetivo para aprobarlo, pero la falta de tacto político provocó que la Cámara donde Juntos por el Cambio tiene mayoría con 26 senadores, imponga su fuerza y trabe las negociaciones hasta hacer caer una sesión. Tras el fastidio y la bronca, el mandatario decidió modificar algunos puntos conflictivos del texto, pero también cambiar la Cámara para iniciar el tratamiento. En Diputados, JxC sufría sangrías y con la correlación de fuerzas menos adversas, el escenario sería menos denso que en el Senado. Finalmente Axel logró un empate, pero con sabor a derrota. El texto fue aprobado en Diputados, pero modificado en el Senado de la mano de la mayoría de bancas de la oposición. Así, retornó a Diputados, para ser sancionado y promulgado, con la bronca que el mismo Kicillof mostró por esos días ante el escenario. El antecedente.

El escenario no cambió demasiado, Juntos por el Cambio aún mantiene esa mayoría estratégica en el Senado y, en Diputados, más allá de que el escenario es más factible para el Frente de Todos, la oposición principal no estalló en varios bloques. Sin un acuerdo en el Senado es imposible pensar en la aprobación de la “Ley de leyes”, más allá del escenario en Diputados. Con un año de experiencia y el mal trago de la Ley Impositiva 2020 como antecedente, se verá si la cintura política del gobernador y sus brazos legislativos mejoró para lograr, al menos, un texto final que sea un empate real o una victoria por un gol de diferencia, y sobre la hora. Más allá de la pandemia, los ojos también están puestos en los movimientos de la vicegobernadora Verónica Magario. La exintendenta de La Matanza no logró siquiera astillar el bloque opositor en el Senado. Desde algunos despachos deslizan –con algo de ironía– que “hace falta peronismo”; desde otros afirman que la matancera “está atada de manos” y que Calle 6 no la “habilita” a jugar sobre el tablero. Más allá de las voces fuera de micrófono, lo cierto es que la llave final la tienen –al igual que con la Impositiva 2020– los 26 senadores de Juntos por el Cambio. La hora de la política.

Cronos Noticias, últimas noticias

Alrededor de las negociaciones sobre la “Ley de leyes” rondan dos temas que con los días serán trascendentales y que despiertan discrepancias internas en el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. El primero, que en los papeles parece casi un hecho, es el fin al bloqueo de la re-reelección para los intendentes bonaerenses. Se sabe que esa idea se viene macerando desde el año pasado en las mentes de los alcaldes peronistas del Conurbano y que en los últimos meses encontró eco en los jefes comunales PRO. Pero el escenario tomó un vuelo más alto cuando el 3 de noviembre, en Avellaneda, en un almuerzo con intendentes y Kicillof, Alberto Fernández dio el gesto que los popes esperaban desde hace rato. El Presidente resaltó “la importancia de tener buenos intendentes, y aseguró: “Después se habla de las reelecciones sí o las reelecciones no, yo digo que si hay funcionarios que por una cuestión de cercanía son controlados, son los intendentes”, según trascendió. “No podemos ir en contra de la voluntad popular”, lanzó el Presidente, mientras las palmas de los intendentes se enrojecían de tanto aplaudir. El gesto de Alberto trajo repercusiones inmediatas. Por ahora, Kicillof no habló públicamente sobre la re-re de intendentes, aunque desde su entorno aseguran que “ha sido un tema de conversación en varias reuniones desde el año pasado”. La movida, aunque esperada, choca contra los intereses de Calle 6, que en conjunción con Máximo Kirchner y La Cámpora, tienen los nombres de candidatos para pelear por las intendencias en el interior, pero también en el Gran Buenos Aires, dominado aún por los “barones del Conurbano”. El movimiento esperado.

El Frente Renovador también tiene sus dilemas. Por ahora, Sergio Massa no se ha postulado sobre el tema y en su tropa la idea de frenar la ley que impide más de una reelección no es bien recibida, sobre todo porque ese espacio fue el que la promocionó y aún hace gala de ello. En Juntos por el Cambio hay posturas diversas: por lo bajo muchos legisladores que se reportan con Vidal tampoco están de acuerdo con la idea, aunque esperan la señal de la exgobernadora para manifestarse en público. Por ahora trascendió fuera de micrófono posturas del entorno de Vidal en favor de que se frene la ley. La ecuación no es compleja, el poder territorial en la Provincia hoy en Juntos por el Cambio lo tienen los intendentes, quienes en voz de Jorge Macri (Vicente López) y Julio Garro (La Plata) ya hablaron públicamente en favor de permitir las re-re. Las posturas seguramente no tendrán una salida legislativa (una ley que bloquee otra ley). El camino muestra que se optará por el camino judicial, con un acuerdo político de fondo. Sobre este tema, que también estará sujeto a debates y posturas internas y externas, está la intención manifiesta de eliminar las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias). El movimiento político variado, va de la mano del fin de la cuarentena.

Fuente: ANDigital

Por Juan Alfaro (ALFA)

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS