jueves 22 de octubre de 2020 - Edición Nº1484
Cronos Noticias » En Foco » 4 oct 2020 11:15

El escenario bonaerense

Paisaje incierto y con varios signos de interrogación

Otra vez la “agenda política” poco tiene que ver con la agenda ciudadana después de varios meses muy difíciles por una pandemia que agravó la compleja situación de emergencia sanitaria, social y económica de la Provincia.


Por: Ricardo Salas

La gobernación bonaerense parece haberse decidido a dejar a un costado de la agenda el dificultoso tema del Covid-19, tratando de “mandar al archivo” la polémica suscitada en torno al nuevo sistema de medición de fallecidos, que reveló que la Provincia tuviera de un día para el otro unos 3.500 víctimas fatales más por la pandemia.

Para funcionarios del Ejecutivo se trata de un “sinceramiento” oficial. Pero, como era lógico, el dato no pasó desapercibido para la oposición, que rápidamente le recordó al gobernador Axel Kicillof su gestión pasada como ministro de Economía, responsable por las famosas mediciones del Indec kirchnerista, y lo acusó de meter mano en las estadísticas, para no quedar tan mal parado frente a los números que todavía muestra el gobierno porteño del macrista Horacio Rodríguez Larreta.

La politización de la pandemia hace que tristemente se haya “naturalizado” la cantidad diaria de muertes  y contagios por la circulación social del virus en ámbito bonaerense. Otra vez la “agenda política” poco tiene que ver con la agenda ciudadana después de varios meses muy difíciles por una pandemia que agravó la compleja situación de emergencia sanitaria, social y económica de la Provincia

Como en el básquet, donde la pelota va de un lado al otro, en la escena mediática las fricciones políticas entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio también van y vienen de cara al último trimestre del año.

La oposición legislativa de JxC permanece agazapada. Detrás de cada anuncio gubernamental sale a pedir precisiones. Botón de muestra.  No son pocos los municipios (algunos de ellos oficialistas) que en la formalidad se rigen por el sistema de fases que define la Provincia, pero en la informalidad alcaldes Pro, “boicotean "o miran para otro lado las aperturas de varias actividades (gastronómicos, comercios, gimnasios, entre otros) en sus distritos. “No es ninguna novedad que JxC representa los intereses del sector empresario comercial” atacan con furia desde el esquema kirchnerista.

En ese contexto, el gobernador se enfocó en la gestión como motor principal de su administración, tirando sobre la cancha el anuncio de un mega plan de viviendas bastante ambicioso, por lo menos desde los números: una inversión superior a los 190 mil millones de pesos entre 2020 y 2023

El dato político fue que, durante el anuncio de la creación de una unidad de Suelo, Vivienda y Hábitat, Kicillof terminó empoderando a la ministra de Gobierno, Teresa García: la puso a cargo de la coordinación de todas las áreas implicadas, en lo que se prevé como una de las políticas estructurales para lo que resta de su mandato.

Uno de los objetivos políticos pasa por reactivar la obra pública y Kicillof intentará con esto acelerar la construcción de viviendas.  Se trata de una estrategia de corto, mediano y largo plazo Si bien en la coyuntura, las medidas sociales que promete el Ejecutivo son positivas, en muchos casos no resuelven la gravedad de las emergencias en lo inmediato. Por ejemplo, la ilegal ocupación de tierras en el conurbano bonaerense o el elevado déficit habitacional.

También la agenda educativa volvió a dar el presente. Básicamente, por los programas educativos que presentó Kicillof y que incluyó un plan para el retorno progresivo a las aulas en municipios de “baja o nula circulación” de coronavirus

Antes, distintas voces de Juntos por el Cambio habían pedido al Gobernador que considerara la vuelta a clases. Rápidos de reflejos, sindicalistas docentes se quejaron del pedido de la oposición. Claro, los chicos tienen clases, no en las aulas, pero los docentes si están trabajando

Y un dato no menor, por la altura del año y la inflación que no para de crecer y recorta los salarios de bolsillo: el gobierno atravesó una nueva ronda de negociación paritaria con el arco gremial que representa a estatales, docentes y judiciales. Con distintos grados de virulencia, se rechazó la tibia propuesta oficial y todo indica que la discusión salarial se vuelve a patear para más adelante.

“Por ahora todo lo que estamos viendo son títulos y más títulos, y la construcción de un nuevo relato K (en este caso de Kicillof) en base a grandes anuncios", gruñen algunos legisladores amarillos que antes se identificaban con la boina blanca radical.  

La impronta que estamos tratando de darle a la gestión es “menos anuncios y más obras”, replicó Agustín Simone, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos. Es que, por momentos, la sede gubernamental de calle 6 endurece su lenguaje comunicacional al mejor estilo de la agrupación juvenil de “La Cámpora”.

Incluso, cada día son más frecuentes las visitas del diputado nacional Máximo Kirchner a Kicillof en La Plata. Hace muy poco, el hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner participó de una “mesa de diálogo” entre el gobernador y los intendentes peronistas del Conurbano para contener cualquier frente de “tormenta interna”.

“Parece que Kicillof (al igual que algunos ministros) acaba de bajar de un plato volador y se queja de la herencia económica que recibió. Parece que nadie le contó, porque por lo visto no transitaba por este planeta, que otros gobiernos tuvieron que administrar la Provincia con una herencia mucho más pesada, plagada de inacciones, desidias y sospechas de corrupción. Es hora que metan violín en bolsa y empiecen a trabajar más y hablar menos”, afirman desde JxC. 

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS