domingo 27 de septiembre de 2020 - Edición Nº1459
Cronos Noticias » En Foco » 16 ago 2020 10:25

El escenario bonaerense

Un horizonte lleno de “protocolos sanitarios”

Ante un gobierno porteño que, en general, sigue su campaña contra la cuarentena proponiendo “convivir” con el virus, la gobernación bonaerense aparece como la otra cara de la moneda, a través de un mensaje impregnado de moderación ante el peor momento de la pandemia.


Por: Ricardo Salas

La foto se repite cada un par de semanas: el tridente Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta se reúne y acuerda imponer una nueva prórroga del distanciamiento social en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en lo que parece ser, al menos hoy por hoy, la única herramienta eficaz de prevención ante el mayoritario incumplimiento de la población a la cuarentena domiciliaria, pese al aumento diario de muertes y la multiplicación de contagios por coronavirus.

El ascenso en el número de contagios nunca se detuvo en el AMBA y en promedio siempre hubo más casos de una semana para la otra. Pero, según se puede advertir en la vía pública, se mezclan quienes salen por necesidades económicas a trabajar y los que salen “por recreación”, en muchos casos, incumpliendo el distanciamiento social.

Ante un gobierno porteño que, en general, sigue su campaña contra la cuarentena proponiendo “convivir” con el virus, la gobernación bonaerense aparece como la otra cara de la moneda, a través de un mensaje impregnado de moderación ante el peor momento de la pandemia.

Kicillof conduce la coyuntura pisando el freno. Y, aunque públicamente no lo diga, prefiere fortalecer las condiciones de aislamiento social antes que aceptar una mayor flexibilización de actividades en el Gran Buenos Aires. Los funcionarios del ministerio de Salud recomiendan seguir con mucha atención el aumento de los contagios y el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva.

El gobernador prefiere imponer su propio cerrojo sobre la Fase 3 del aislamiento para evitar la menor circulación posible de personas en el Conurbano, a diferencia de un Rodríguez Larreta que insiste con anunciar "miniaperturas" comerciales y habilitar actividades deportivas individuales como tenis o  golf.

Durante los últimos días, tanto el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, como los ministros Daniel Gollan (Salud) y Teresa García (Gobierno) buscaron marcarle la cancha al macrista jefe de Gobierno porteño, advirtiendo que “sería un error” definir diferentes aperturas o restricciones entre ambas jurisdicciones.

En el horizonte, la película sobre una vuelta a la “nueva normalidad” la Provincia podría arrancar unos escalones atrás, siempre y cuando se apliquen “estrictos protocolos sanitarios”.

En lo que se refiere al capítulo de acciones futuras, Kicillof tiene como objetivo empujar la palanca que mueva la rueda del trabajo y la producción, además de la obra pública. En ese sentido, el Frente de Todos proyecta que la Ley de Financiamiento, que finalmente obtuvo respaldo legislativo, le permita a la Provincia tener los recursos necesarios para atender la crisis y abordar la reactivación económica.

Pese a ese acuerdo en la Legislatura, dentro del palacio gubernamental de calle 6 insisten con diferenciar la relación de camaradería con Juntos por el Cambio. “Con los intendentes opositores que tienen responsabilidad de gestión se está trabajando muy bien”, dicen. Pero aclaran que con los dirigentes opositores que se lanzaron prematuramente a la caza de votos en plena emergencia sanitaria por la pandemia es difícil cualquier intento.

Justamente días atrás se produjo un nuevo chispazo entre Bianco y la oposición legislativa de Juntos por el Cambio, cuando el ministro coordinador se hizo presente en el Senado bonaerense para brindar el tercer informe del año ante la Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la Emergencia, pero de manera remota a través del flamante sistema de videoconferencia. 

Con el contexto de la pandemia, los funcionarios presentaron un informe de más de 500 páginas, y se enfocaron en relatar las medidas tomadas para enfrentar los efectos sanitarios de la misma. Mientras el ministro Gollan explicó la situación epidemiológica, Bianco hizo hincapié en las acciones desarrolladas para cada área de gobierno en general, y puntualmente las principales medidas sanitarias, económicas y sociales implementadas en “beneficio” de los municipios.

Apenas terminada la exposición de los ministros se produjo el ida y vuelta con declaraciones cruzadas entre Bianco y un par de senadores de JxC. Mientras el jefe de Gabinete se quejó por no haber recibido preguntas, los legisladores macristas coincidieron en señalar que la exposición del funcionario de confianza de Kicillof fue un “monólogo”, pero por culpa del oficialismo gubernamental que nos les permitió preguntar.

Un nuevo round en una relación que nació conflictiva, en el amanecer del año legislativo, con la discusión de esta Ley de Emergencia, y sobre todo con el proceso que derivó en la sanción de la Ley Impositiva. “La gobernabilidad y la búsqueda de consensos es nuestra meta permanente. Pero lo que ocurre  es que en esta tarea –como en el tango– se necesitan dos para que sea real”, explican desde JxC.

Un poco mejor le fue al ministro Pablo López (Hacienda y Finanzas) en una reunión con un puñado de intendentes de Juntos por el Cambio para hablar sobre los fondos que la Provincia comprometió durante la discusión del endeudamiento.

Hubo una avanzada del denominado “grupo de los 7 intendentes independientes” que no pasó desapercibida en términos políticos en las diagonales.  La tropa “vecinal” integrada por los alcaldes Carlos Sánchez (Tres Arroyos), Carlos Bevilacqua (Villarino) y Sergio Bordoni (Tornquist), entre otros, fue escuchada por el ministro Agustín Simone (Infraestructura y Servicios Públicos).

El intercambio giró en torno de los destinos del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) que distribuirá la gobernación para las obras urgentes de cada distrito como parte de la negociación de la Ley de Financiamiento. Tal vez, para el desarrollo político a futuro y mediano plazo, el dato no es menor.

Por Ricardo Salas

Fuente: lanueva.com

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS