miércoles 12 de agosto de 2020 - Edición Nº1413
Cronos Noticias » Interés General » 23 jul 2020 08:29

Datos oficiales

Números preocupantes: la caída de la economía fue del 20,6 por ciento en mayo

El recorte fue 6% menor al de abril. Pero todavía está en niveles altísimos: en 2002, tras la crisis de 2001, la caída más profunda de la historia argentina, fue de 10,9%.


El nivel de la actividad económica registró en mayo un retroceso de 20,6% en relación a igual mes del año pasado, con lo que recortó en parte la caída de 26,3% de abril último, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Respecto a abril pasado, el Estimador Mensual de la Actividad Económica registró en mayo una mejora del 10%, debido a que en el primer mes operaron a pleno las restricciones para combatir el Covid 19.

Todos los sectores de la economía, excepto la pesca, mostraron en mayo caídas interanuales, que llegaron hasta el pico de -74,3% de “Hoteles y restaurantes”.

Pero también se hundieron la “Construcción” (-62,2%) y “Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales Impuestos netos de subsidios” (-72,1%), que suele ser un reflejo del conjunto global de la economía. La industria retrocedió 25,7% y el comercio, 20,9%.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) pronosticó para este año un retroceso de la economía de 10,5%, pese a que varios analistas creen que el derrumbe puede incluso superar el umbral de 15%.

En 2002 se registró la baja de actividad (tras la crisis de 2001) más profunda en la historia del país: 10,9%. En abril pasado, el producto se había desplomado un -26,4% interanual, una variación nunca vista.

Ningún economista ve detrás de estos números un indicio de recuperación. Más bien argumentan que la economía reaccionó a la leve flexibilización dispuesta por el Gobierno Nacional tras la fortísima crisis de oferta generada por la falta de circulación.

Detrás de este escenario queda todavía el interrogante acerca de lo que la pandemia -y las medidas para contenerla- generarán en la demanda agregada debido al mayor desempleo y la caída de los ingresos de la población a mediano plazo. A eso, en la Argentina, se suman la inflación y un posible default de la deuda pública.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS