miércoles 21 de octubre de 2020 - Edición Nº1483
Cronos Noticias » En Foco » 18 may 2020 15:08

Bitácoras bonaerenses

Legislatura en modo videoconferencia: la vuelta a la rosca y las chicanas

Tras mucho tiempo sin actividad, Diputados y Senadores tuvieron su primera sesión virtual. El armado de las comisiones, las pulseadas entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos y la deuda bonaerense, los ejes de este escenario.


Por: Juan Alfaro (ALFA)

Y un día volvió, tardó pero retomó sus actividades. Tras casi tres meses de inactividad, la Legislatura bonaerense volvió a sesionar. Se tomaron su tiempo, eso sí. En lo que ahora se llama sesiones mixtas (con pocos legisladores presentes en el recinto y el resto conectado por videoconferencia), Diputados y Senadores llevaron adelante la histórica primera sesión virtual. En la Cámara Alta que conduce la vicegobernadora, Verónica Magario la sesión fue corta y se debatió un solo temario: la modificación del reglamento para adoptar la nueva forma de sesionar. Un solo temario en plena pandemia del Coronavirus y con una crisis económica desatada por la cuarentena. Arrancando de a poco.

En la sesión virtual y con barbijos para los presentes, no estuvo ajena la chicana y rosca política. Si había que volver, tenía que ser con todo. Durante la sesión, desde el bloque de Juntos por el Cambio -que aun muestra los músculos por tener mayoría propia con sus 26 senadores, ante los 20 del Frente de Todos-, los legisladores que hablaron no dejaron pasar la oportunidad de cuestionar y recordar la tardanza de la reactivación del Senado. La crítica fue retrucada con fervor por Magario, quien para terminar la sesión dio un discurso y, entre otras cosas, chicaneó a los senadores de Cambiemos enviándolos a hacer cuarentena. La chicana, que provocó enojos y varias reacciones tuiteras quizá pasó desapercibida para el público en general. Sucede que, dentro de la activación de la rosca política, todos los senadores de Juntos por el Cambio decidieron viajar desde sus distritos hasta La Plata por si las dudas. Molestos por la chicana de la vicegobernadora, desde esa bancada, más allá de que la sesión ya estaba pautada para ser virtual y remota, argumentan que los senadores que no podían estar en el recito se ubicaron cerca del Palacio Legislativo de La Plata “por si ocurría algún inconveniente”. Además, recordaron que al igual que ministros y funcionarios bonaerenses, lo legisladores tienen libre circulación y están exceptos de la cuarentena. Pero la chicana solo sirvió para meter tensión en otro partido que se juega en secreto. Hasta el jueves 14, los bonaerenses no tenían idea de la conformación de las comisiones. El día de la sesión se enteraron que Magario, mediante un decreto interno había autorizado las conformaciones, pero, dato no menor, no se hizo pública porque la rosca no estaba terminada. Hay una disputa muy fuerte entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos para quedarse con las presidencias las llamadas “comisiones ministeriables”, por su vinculación directa con la actividad del Ejecutivo, sobre todo la estratégica Asuntos Constitucionales y Acuerdos. El trasfondo.

La Cámara Alta aún es un camino pantanoso e incierto para Axel Kicillof y el Frente de Todos. Allí en enero, el oficialismo sufrió su primera derrota legislativa cuando el bloque de Juntos por el Cambio hizo valer su mayoría y modificó el proyecto de Ley Impositiva que envió Gobernación, como condición para aprobarlo. Contrario a Diputados, el bloque opositor se muestra sólido y hasta ahora Magario no pudo siquiera astillarlo. Mientras la oposición sea mayoría, el oficialismo intentará evitar sobresaltos en esa cámara. Tal es así, que prácticamente quedó en el freezer la destitución del vidalista procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, pese a que la ministra de Gobierno, María Teresa García, había prometido ir por su cabeza. Por ahora, solo tendrá que conformarse con los pedidos públicos de renuncia. Pulseadas en la Cámara Alta.

En Diputados también hubo “sesión mixta”. Con más temas para trabajar que el Senado, la Cámara Baja que preside Federico Otermín tuvo una sesión más larga y también abierta a algunos cruces entre los titulares de bloque de Juntos por el Cambio, Maxi Abad y el del Frente de Todos, Facundo Tignanelli. Sin embargo, el mosaico en esa Cámara es más variado, existen seis bancadas (Frente de Todos, Juntos por el Cambio, Cambio Federal, 17 de Noviembre y los monobloques Partido Fe y el Frente de Izquierda). Allí el oficialismo es la primera minoría, la principal oposición no tiene el vigor del Senado, aunque por ahora mantiene la unidad; el bloque monzoísta -escisión de Cambiemos- deambula entre ser una oposición constructiva o más crítica; el bloque de Fabio Britos y Mario Giacobbe tiene buena sintonía con Calle 6, al igual que el monobloque de Natalia Sánchez Jauregui y el Frente de Izquierda, con una posición más combativa, es un oposición extrema. Esa variedad hace que la puerta de ingreso para cualquier proyecto que envié Gobernación sea Diputados. Dato no menor, en el armado de comisiones, el oficialismo logró ubica en las presidencias a alfiles de confianza y aliados: Susana González en Asuntos Constitucionales; Juan Pablo De Jesús en Presupuesto; Giacobbe en Legislación General; Pablo Garate en Educación; Julio Pereyra en Asuntos Municipales y Walter Abarca en Obras Públicas. Otro dato no menor, es que Diputados aprobó por unanimidad el apoyo al gobernador, Axel Kicillof, en el proceso de reestructuración de la deuda bonaerense que lleva adelante. La Cámara amigable.

Antes de las sesiones del jueves, trascendió que el gobierno de Kicillof envió un proyecto de ley para pedir autorización a la Legislatura para contraer deuda por 500 millones de dólares y 20 mil millones de pesos. Entre otras cosas, el Ejecutivo argumenta que necesita recursos para enfrentar la crisis que está dejando la pandemia, financiar la ejecución de proyectos y/o programas sociales y/o inversión pública y “regularizar atrasos de Tesorería”, mediante “los mecanismos y/o instrumentos financieros que juzgue más apropiados”, entre otras cosas. La parte del endeudamiento fue retirada unas horas antes de la sesión de Diputados. Desde Calle 6 avisaron que quieren presentarlo esta semana, sin embargo desde la oposición quieren “explicaciones” sobre el pedido de endeudamiento en voz de al menos dos ministros. De a poco, con barbijos y sesiones virtuales, vuelve la rosca política a la provincia de Buenos Aires, con chicanas incluías.-

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS