martes 07 de abril de 2020 - Edición Nº1286
Cronos Noticias » En Foco » 3 mar 2020 07:30

Bitácoras bonaerenses

La vuelta de Vidal a la escena política: el modo zen

La exgobernadora encabezó dos cumbres en menos de una semana. Se juntó con diputados y senadores provinciales y con la mesa del PRO. Bajó línea política cargada de un tono conciliador. Los desafíos para “Mariú” y la oposición.


Por: Juan Alfaro (ALFA)

“Nunca estuvo alejada, siempre estuvo presente desde que dejó la Gobernación”, aseguran desde el entorno de María Eugenia Vidal. De todas formas, esta semana que pasó se dio la aparición pública de la ex gobernadora en la escena política bonaerense y con un claro mensaje conciliador hacia senadores y diputados bonaerenses que están enrolados en Juntos por el Cambio. Tras sus largas vacaciones (Europa y la costa bonaerense), junto a su pareja, el periodista deportivo, Enrique “Quique” Sacco, “Mariú” decidió contener a la tropa de cara a la Apertura de Sesiones Ordinarias que dará el gobernador, Axel Kicillof. El año legislativo arrancó y es de suma importancia estratégica para la oposición mantener unidos los bloques, sobre todo en la pulseada que más importante que se viene: el Presupuesto 2020. El Plan de Vidal.

Con dos cumbres distintas, Vidal volvió a escena. La primera fue el jueves 27 de febrero, en un retiro espiritual en el coqueto Hotel Colonial de San Nicolás, organizada por el histórico peronista de esa localidad, Ismael Passaglia y sus hijos, el actual intendente Manuel Passaglia y el diputado bonaerense onónimo del padre, justo en días donde la Justicia ordenó el allanamiento de al menos 30 propiedades pertenecientes al llamado “Clan Passaglia”, en un causa presunto enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Pero la cumbre de diputados y senadores de Juntos por el Cambio se realizó igual y el mensaje de Vidal fue en un claro modo zen. La exmandataria provincial destacó que “es momento de respetar la voluntad popular”, y consideró que “siempre hay que darle tiempo a un gobierno que inicia”. “No estamos para hacer obstruccionismo, analizaremos caso por caso. Acompañando lo que estemos de acuerdo y marcando nuestras diferencias cuando no. Opinamos o criticamos pero con altura, respeto y propuestas”, afirmó Vidal ante la mirada atenta de los legisladores. El viernes, MEV se dirigió hasta Vicente López, para participar de la cumbre de la Mesa Provincial del PRO, donde estuvieron el anfitrión, Jorge Macri, y los intendentes Néstor Grindetti (Lanús), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Pablo Petrecca (Junín), Javier Martínez (Pergamino), Héctor Gay (Bahía Blanca) y Ezequiel Galli (Olavarría). También el presidente del bloque de diputados nacionales, Cristian Ritondo. “Es importante trabajar en equipo”, fue la conclusión que se sacó del cónclave amarrillo. La contención política.

Son varios los factores a analizar sobre la reaparición de Vidal. El primero es, sin dudas, que sigue siendo referente clara de Juntos por el Cambio. “Es la que tiene los votos”, grafica sonriente un vidalista. La exgobernadora logró reunir sin problemas a casi la totalidad de los legisladores que tiene hoy ese espacio en el parlamento bonaerense. La ratificación de su liderazgo es clara, más allá de las internas que se desataron al calor de la derrota de octubre de 2019, de la mano de Jorge Macri y Emilio Monzó, los dirigentes más resonantes y que apuestan por competir por la gobernación en 2023 y los reclamos de más protagonismo que pide la UCR. El segundo es que, por ahora, Vidal es el factor de contención en Juntos por el Cambio en medio de las internas naturales que la política cuando un espacio es desterrado del poder. El tercero, y que también le puede servir a Kicillof, es la exgobernadora vuelve a posicionarse como la interlocutora con el Gobernador, en escenarios claves que se vienen en la política bonaerense, como el tratamiento del Presupuesto 2020. En Calle 6 prefieren dialogar con Vidal mil veces antes que con Jorge Macri, a quien culpan por haber dinamitado las negociaciones por la Ley Impositiva a finales del año pasado. El efecto María Eugenia.

El desafío para Vidal está sobre la mesa. No sólo mantener su imagen e intención de voto en niveles aceptables, sino comandar una tropa que alejada del poder siempre está expuesta a sacar los trapitos al sol con más rapidez. “Voy a seguir en política. Tenemos que estar unidos. Mientras debatimos quién es el líder de la oposición, nos comen los de afuera. Yo estoy para ayudarlos a crecer”, les dijo a los legisladores en San Nicolás. En el día a día, mantener la tropa unida es el principal desafío que tiene María Eugenia. Por ahora, los bloques en la Legislatura, tras las sangrías de diciembre y enero, mantiene la unidad, con el dato para nada menor de que en el Senado, Juntos por el Cambio, con sus 26 bancas, es mayoría con posibilidad de quórum propio y la chance de bloquear cualquier ley a Kicillof y a la vicegobernadora, Verónica Magario. En Diputados, Cámara donde la actual oposición sufrió más portazos (seis en total), tienen 38 bancas, un número que le sirve para mostrar los músculos. Vidal abrió el juego mucho más: “Aspiro a que haya muchos dirigentes de Cambiemos y que, a futuro, el problema sea que haya que dirimir todo en una interna”, enfatizó en San Nicolás a modo de dar garantías para todos los sectores que tiene Juntos por el Cambio. Sobre ese discurso, María Eugenia sabe que tanto el PRO, la UCR y la Coalición Cívica no pueden hacer nada en soledad y la unidad es su única esperanza para soñar con buenas elecciones y con volver al poder. “Hoy me siento parte de Cambiemos, ya no solo del PRO”, fue otra de las palabras que transmitió en el retiro espiritual. Así, la exgobernadora intentó ampliar el espectro de la oposición. “Hasta ahora Cambiemos fue una mesa de tres patas. Ahora quiero que sea una mesa de cuatro patas, donde esté el peronismo dentro”, lanzó en tierra de la familia Passaglia. Los objetivos políticos.

Más allá del modo zen y dialoguista con los que Vidal decidió encarar su reaparición en la escena pública bonaerense, el escenario será volátil a medida que se vayan desarrollando los acontecimientos. Mantener la unidad es el desafío mayor, sujeto a las internas ya desatadas y a la intención de Kicillof y el Frente de Todos de partir “de una vez” el bloque de Cambiemos en el Senado para tener el camino despejado.-

Fuente: ANDigital

Por Juan Alfaro (ALFA)

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS