sábado 22 de febrero de 2020 - Edición Nº1241
Cronos Noticias » En Foco » 7 feb 2020 8:00

Nuevo tablero de disputa

Reestructuración de deuda: ¿nuevo escenario de pulseada entre Kicillof y Cambiemos en la Legislatura?

Tras el anuncio del Gobernador de renegociar los pagos de este año, se abre un camino donde el oficialismo analiza enviar un proyecto al parlamento para contar con apoyo político. Cómo jugará la oposición.


Por: Juan Alfaro (ALFA)

El martes 4 de febrero, después de semanas de incertidumbre, el gobernador, Axel Kicillof anunció en conferencia de prensa el pago de 250 millones de dólares -con recursos propios- del vencimiento del bono Buenos Aires BP2. Tras varias negociaciones, la provincia de Buenos Aires no logró la adhesión del 75 por ciento de los acreedores a la propuesta de postergar el pago al 1 de mayo. El jefe de Estado bonaerense apuntó directamente hacía la gestión de María Eugenia Vidal por la enorme deuda heredada y este escenario a al Fondo Fidelity, representante de un porcentaje alto de bonistas, los cuales –por su postura- tienen la potestad de inclinar la balanza hacia cualquier lado.

La derrota en las negociaciones y del pago del vencimiento para que la Provincia no entre en el default, vino con un anuncio que será protagonista de la escena política bonaerense en las próximas semanas. “Damos por iniciado el proceso de reestructuración de la deuda de la Provincia en moneda extranjera”, avisó Kicillof ante el traspié con los acreedores del bono Buenos Aires BP2. El Gobernador fue claro a la hora de abrir el nuevo escenario. Repitió que el esquema de la deuda de la Provincia con el que se encontró al asumir “la pone en una situación de insostenibilidad”. Molesto por la situación, detalló: “El 94% de la deuda que viene de la etapa anterior, vence entre 2020 y 2023; y de los vencimientos de este año, dos tercios fueron contraídos en los últimos 4 años. Por eso el peso de vencimiento de deuda se duplicó en términos del presupuesto”. Sobre ese sendero, dijo que en las próximas semanas se va a dar a conocer un cronograma que va a estar en consonancia con Nación.

La reestructuración global de la deuda bonaerense en moneda extranjera, cabe recordar, implica un cambio en las condiciones del crédito en favor del deudor, en este caso la Provincia, como una quita en el capital adeudado o los intereses, por la imposibilidad financiera de hacer frente al pago. Este nuevo escenario tiene dos caminos: que el Ejecutivo bonaerense inicie la reestructuración amparado en la Ley de Emergencia Económica, sancionada por la Legislatura en diciembre de 2019 o que se envíe un proyecto de ley al Parlamento para que los diputados y senadores, con su voto, apoyen el nuevo proceso iniciado por el gobierno.

Según pudo saber CRONOS por fuentes de las altas esferas de Gobernación, Kicillof analiza la segunda opción: lograr consenso y apoyo de la Legislatura, para contar con un aval político de más fuerza a la hora de encarar la reestructuración. Si bien en Calle 6 avisan que “no es obligación” enviar un proyecto al Parlamento bonaerense, abren el camino para que los legisladores puedan debatir las obligaciones y pagos que quiere replantear la Provincia.

Este portal pudo saber, que en caso de enviar un proyecto, Gobernación irá “detrás de los pasos de Nación en tiempo y forma”. El miércoles 5 de febrero, el Senado de la Nación aprobó por unanimidad la ley de sustentabilidad de la deuda pública externa, que le abre el camino al ministro de Economía, Martín Guzmán para convencer a los acreedores de la necesidad de renegociar las condiciones para el pago de la deuda bajo legislación extranjera, estimada en 140 mil millones de dólares. Si bien la oposición y el oficialismo se endilgaron culpas en el debate en el Congreso, hasta hubo momentos de tensión, la norma salió por unanimidad.

La Legislatura bonaerense está en un leve receso, tras la polémica y agitada la Ley Impositiva aprobada el 8 de enero, donde Juntos por el Cambio -después de arduas negociaciones y sesiones caídas- hizo valer su mayoría en el Senado e introdujo modificaciones al texto original enviado por Kicillof. Esos cambios aún son motivo de lamento en Gobernación, no sólo por el empate con sabor a derrota en la Legislatura, sino porque -en sus palabras- retrasaron la recaudación bonaerense, como así la Provincia tendrá un “impacto negativo” de 10.000 millones de pesos en la recaudación provincial.

El tema de la deuda pública y la Ley Impositiva modificada, son los principales argumentos que esbozan desde Gobernación para encarar, por ejemplo, las paritarias con docentes y estatales. Fuentes del Ejecutivo provincial le confirmaron a este portal que Kicillof analiza seriamente -en consonancia con el pensamiento de Alberto Fernández- de prescindir de la cláusula gatillo en la discusión salarial, como además pedir tiempo para poner una oferta sobre la mesa, antes del inicio de clases el 2 de marzo. De hecho, la primera tensión centre Kicillof y los docentes fue la postergación del pago hasta marzo del remanente de diciembre de la paritaria 2019. Desde el gobierno provincial adujeron “problemas de solvencia” y “dificultades de caja”.

Sobre el escenario de la Ley Impositiva, la negociación y pago a los acreedores del bono Buenos Aires BP2 y hasta el retraso del pago a docentes, desde Juntos por el Cambio en la Provincia salieron con los tapones de punta a cuestionar y criticar los movimientos de Kicillof. ¿Qué postura tomará la oposición sobre un proyecto de reestructuración de deuda? Por ahora, el Frente de Todos no logra romper el bloque de Cambiemos en el Senado, donde -más allá de las internas- sigue siendo un lugar de poder para María Eugenia Vidal, Jorge Macri y los radicales, quienes pretenden hacer valer su voz.

Por Juan Alfaro (ALFA)

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS