sábado 22 de febrero de 2020 - Edición Nº1241
Cronos Noticias » En Foco » 22 ene 2020 17:41

Proyecciones

Kicillof y la deuda: cuál es el análisis de la Provincia, tras la extensión del plazo de negociación

Hoy se venció el plazo que propuso la administración bonaerense para la aceptación de la propuesta sobre la reprogramación del pago del Bono Buenos Aires 2021 (BP21). Cuál es la estrategia del gobierno provincial. Qué pasa si el 5 de febrero hay default.


Por: Juan Alfaro (ALFA)

Este miércoles, el gobierno de Axel Kicillof anunció que extiende hasta el 31 de enero el plazo para las negociaciones con los acreedores del Bono Buenos Aires 2021 (BP21), para postergar el pago de 250 millones de dólares hasta el 1º de mayo. La administración bonaerense necesita la aceptación de al menos el 75 por ciento de los bonistas, que hasta hoy no logró reunir.

En La Plata repiten que la deuda “es uno de los temas fundamentales de la Provincia”, así como que “existe un problema de sostenibilidad” para hacer frente a los pagos. Sobre el escenario del vencimiento del Bono Buenos Aires 2021 (BP21) y el pedido de postergar el pago hasta el 1º de mayo, aseguran que el “camino adecuado es solicitar el consentimiento de posponer loa pagos”.

Según pudo saber CRONOS, desde el Ministerio de Hacienda, ante las especulaciones sobre el escenario planteado por la Provincia, aseguran que “hay voluntad de cumplir los contratos” y se está trabajando para “llegar a todo el universo de los bonistas”. Reconocen que la complicación de identificar a todos los propietarios de los bonos y que “no es fácil” llegar al 75 por ciento de adhesión sobre la propuesta.

Hasta hoy, según pudo reconstruir CRONOS, el gobierno bonaerense logró obtener la adhesión a la propuesta de “una parte de los bonistas, sobre todo de los más pequeños”. Con optimismo, confían en lograr un acuerdo y dejan trascender que la perspectiva para el 31 de enero es buena y que dentro de los bonistas que aún no aceptaron existe una “voluntad de buscar soluciones constructivas”, que “entienden la situación de la Provincia” y que pidieron tiempo para analizar escenario. “Más tiempo para analizar la propuesta puede ser un buen paso para llegar a un buen resultado”, analizan en el Ministerio de Hacienda.

Las conversaciones siguen abiertas, hasta ahora, según fuentes de la Provincia, “no hubo rechazos manifiestos” a la propuesta, por lo que el proceso de negociación está abierto. Ayer por la noche, mediante un comunicado, el fondo Fidelity, el mayor tenedor del bono BP21 (16,3 por ciento), anunció que sigue “preparado para entablar negociaciones de buena fe con la Provincia”, pero “sobre base de un plan económico sólido y completo”. En ese tono, remarcaron “la ausencia de un plan integral de la deuda” de la administración de Kicillof.

“La Provincia se encuentra con bastantes dificultades para tener un plan integral estos momentos, como piden los bonistas del comunicado”, afirman fuentes del gobierno bonaerense, sobre este reclamo.

El 5 de febrero es el límite para saber si Kicillof y su ministro de Hacienda, Pablo López lograron la aceptación del 75 por ciento (o más) de los tenedores de bonos a la propuesta de reprogramar el pago para el 1 de mayo o si la provincia de Buenos Aires entra en el default. CRONOS pudo confirmar que la propuesta hecha por la Provincia no se va a modificar y seguirá como comenzó.

En caso de un escenario negativo que derive en default, más allá de las repercusiones y consecuencias para el Estado Nacional y su renegociación de la deuda, se podría abrir para la Provincia un escenario de reclamo judicial de los bonistas: los acreedores pueden reclamar el pago del vencimiento o pedir la aceleración, que significa el pago total del capital del bono (500 millones de dólares). Los efectos económicos no son inmediatos. Los tenedores de bonos tienen que reunir un 25 por ciento para iniciar la judicialización, vía el Banco Fiduciario en New York. No es un proceso automático, pero en lo político los efectos son más inmediatos y se puede abrir la posibilidad de que tenedores de otros bonos, asustados por el default, inicien el pedido de aceleración.

Dato no menor, el 31 de enero, la provincia de Buenos Aires tiene otro vencimiento de deuda, pero en pesos (10 mil millones). Desde la el gobierno bonaerense confirmaron que van a salir a licitar letras, un día antes, para hacer frente a este vencimiento.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS