miércoles 12 de agosto de 2020 - Edición Nº1413
Cronos Noticias » Municipios » 21 dic 2019 18:04

Extrema situación

Desde Coronel Suárez, Moccero alertó: “Tenemos un Municipio inviable, sin fondos”

El intendente de ese distrito habló sobre la actual situación económica por la que atraviesa el Municipio. Insumos hospitalarios cortados por falta de pago. Deuda de proveedores de $ 85 millones y de salarios de $ 82 millones y otros detalles.


A 9 días de asumir como intendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero presentó ante los vecinos del distrito un diagnóstico sobre la “crítica situación económica por la que atraviesa el Municipio”.

Nos encontramos con un presupuesto aprobado por el Concejo Deliberante de $ 1200 millones para la gestión 2019, pero con un ejecutado de $ 1332 millones, esto significa que hubo un exceso de partidas presupuestarias en $ 132 millones. Como estos movimientos no se permiten, el Contador Municipal –funcionario de ley—con un sello aclara la falta de partidas, y yo como Intendente, debo asumir la responsabilidad de firmar, porque, de lo contrario, no podrían estar cobrando, en el día de hoy el aguinaldo los empleados municipales”, destacó.

“Estamos pagando los aguinaldos de los trabajadores, con una firma en exceso del Presupuesto a la cual me hago responsable”, subrayó Moccero.

Aclaró que en la incidencia de sueldos a partir del mes de enero será de $ 1.147 millones, sin pauta salarial, “según el presupuesto que elevó el Departamento Ejecutivo de la gestión anterior”, aclaró y agregó, “cuando detallemos los números, quedará al descubierto porqué decimos que Coronel Suárez tiene un municipio inviable”, sentenció.

Al hablar de la deuda, tras el traspaso de gobierno el 10 de diciembre, Moccero indicó que, en un principio, “asumimos una deuda de $ 42 millones de recursos afectados que la gestión anterior tomó para pagar sueldos del mes de noviembre, a devolver antes del 31 de diciembre de este año, al cierre del ejercicio fiscal”, afirmó y ratificó “es decir, seríamos nosotros los que debíamos hacernos cargo del pago de la deuda”.

“Lo que más nos preocupa es la deuda con las droguerías, de Bahía Blanca y Buenos Aires, que nos están cortando los suministros. Corremos el riesgo de que nos corten los medicamentos, y eso aumentaría aún más la crisis, ya que afectaría a personas con problemas de salud”, se lamentó Moccero.

“Por más que ahora hemos podido juntar el dinero para el pago de aguinaldos, la deuda para el pago de salarios es de $ 82 millones de pesos”, agregó.

“El problema no es solamente la deuda del Municipio que podría superar los $ 180 millones de pesos, sino el presupuesto elevado por la anterior administración para el 2020”, expresó.

Al respecto indicó que se elevó un presupuesto municipal que asciende a $ 1495 millones de pesos, donde se contempló un aumento del 33% de la coparticipación para el 2020 y un aumento de tasas del 30%.

En el día de hoy –viernes—solicitamos al Concejo Deliberante nos baje el presupuesto para mirarlo y ver, qué creatividad se nos puede ocurrir, pero la realidad es que nos vamos a tener que manejar con ese monto final”, aclaró.

Moccero analizó, ante la posibilidad de consensuar una pauta salarial que ronde el 15%, supondría sumar $ 200 millones más al presupuesto original que elevó el Ejecutivo anterior ($ 1495), es decir que el presupuesto de sueldos sería de $ 1350.

“Obviamente que la deuda a proveedores debemos pagarla. Ahora bien, si al presupuesto elevado le restamos los $ 1147 de sueldos, quedarían $ 348 millones, menos las deudas: $ 209 millones, quedarían para el funcionamiento del Municipio $ 139 millones, o sea, menos de $ 12 millones de pesos por mes”, se alarmó.

“Debemos bajar drásticamente los gastos”, adelantó Moccero. Indicó que el presupuesto 2020 debería rondar los $ 1900 millones de pesos, cubriendo una pauta salarial y demás gastos, “estamos $ 400 millones abajo”, sentenció.

“Vamos a implementar duras medidas de recaudación”, completó. Indicó que los deudores al Municipio, a partir del día de la fecha, tendrán un plazo para pagar sus deudas hasta el 30 de enero 2020.

“A partir de esa fecha comenzarán los juicios por viviendas, terrenos, tasa vial, obras, tasas urbanas. No habrá moratoria, ningún productor agropecuario que deba tasas podrá sacar las guías para venta de hacienda, para eso le pediremos un estricto control a la Policía Comunal y Patrulla Rural”, adelantó.

Además, se implementará el sistema de “restricción de agua” para quienes no paguen la tasa de agua potable, se procederá a la clausura de comercios que no cumplan con el pago de tasas o no estén habilitados.

“Realizaremos una restricción del 50% en el consumo de alumbrado público, apagaremos columna por medio”, confirmó.

A nivel personal municipal, adelantó que “se eliminarán la totalidad de horas extras pagadas al personal municipal y en forma gradual las bonificaciones”.

En este marco anunció que se procederá a la “declaración de la emergencia municipal, congelando vacantes, como así también, se impulsará una ordenanza para cobrar el espacio subterráneo de redes de gas, al igual, que a las empresas de telefonía y cable que sufrirán un importante aumento".

“Buscaremos todas las formas posibles para recaudar y reducir los costos del Municipio”, dijo Moccero.

A este plan de ajuste, Moccero sumó la venta de bienes municipales; desde el auto oficial del Intendente Municipal, terrenos municipales y una combi con equipamiento de alta tecnología, que compró la gestión anterior en una cifra millonaria, “que todavía no sabemos con qué fin se adquirió”, enumeró.

“Les pido solidaridad a todos los que más poder adquisitivo tienen, porque deberán aportar más en esta crisis, porque más de 24 millones se otorgan de asistencias alimenticias y para cubrir las necesidades del sector más carenciado de nuestra comunidad”, pidió el Jefe Comunal.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS