lunes 09 de diciembre de 2019 - Edición Nº1166
Cronos Noticias » Municipios » 27 nov 2019 18:48

Escándalo

Denuncian que en Coronel Suárez el intendente saliente endeudará al municipio por $42 millones

Según el mandatario municipal electo de la localidad, el jefe comunal saliente dejará una abultada cifra a deber. El Ejecutivo elevó una serie de decretos para ser aprobados en el Concejo Deliberante, donde se confirma que Palacio utilizó fondos afectados de manera indebida y agregó un proyecto para tomar un adelanto.


Ricardo Moccero, el intendente electo de Coronel Suárez, aseguró que Roberto Palacio (actual intendenteutilizó fondos para pagar a trabajadores que abultarían la deuda del municipio de Coronel Suárez. Al respecto, dijo: “Como Palacio no puede pagar los sueldos de noviembre pretende tomar $ 42 millones de fondos coparticipables, generando más deuda municipal para la próxima gestión que superaría los 280 millones”.

Los decretos del Concejo Deliberante serán aprobados en la próxima sesión del jueves, donde se confirma que desde el mes de junio, Roberto Palacio utilizó fondos afectados y agregó un proyecto de ordenanza para tomar $42 millones de adelanto de coparticipación, que no se tiene registro alguno de que pudiera ingresar en este ejercicio, generando aún más deuda municipal.

De cara al próximo 10 de diciembre, el electo Intendente Ricardo Moccero analizó la caótica situación económica que la Gestión de Roberto Palacio dejará para la próxima administración 2019-2023.

“Con estas maniobras que realiza la administración de Palacio, confirma lo que vengo diciendo desde hace meses, que este Municipio está “fundido y sobre girado””, afirmó Ricardo Moccero al hacer referencia a la “catarata de decretos”, que la Gestión de Palacio pretende ingresar en la próxima sesión del Concejo Deliberante donde solicitan tomar fondos de “recursos afectados” para cubrir gastos.

“Ingresaron decretos de junio donde ya en ese entonces tomaron fondos afectados para pagar sueldos y no habían sido elevados al Concejo Deliberante para su autorización”, aseguró también.

Sobre el contenido de fondo de los decretos, Moccero consideró: “Son una lluvia de decretos de nulidad total”, y agregó: “Ahora argumentan que no pueden pagar los sueldos de noviembre, que tienen solo el 25% de los recursos para ello, entonces elevan un proyecto de ordenanza afectando un supuesto ingreso de 42 millones de pesos de Coparticipación que llegarían antes de fin de año, durante nuestro gobierno”.

“Se han manejado de manera irregular en los últimos meses con la toma de dinero, por eso nosotros los denunciamos por MALVERSACION DE FONDOS, que ya está en la justicia”, indicó y agregó, “con estas maniobras pretenden dejar acomodadas sus cuentas, justificando los decretos anteriores de toma de fondos afectados”, explicó Moccero.

Analizando el “municipio que recibirá el 10 de diciembre”, señaló: “Hoy nos encontramos con una deuda que supera al 25% del presupuesto. El municipio está fundido y sobregirado en descubierto para que la gente lo entienda”.

 “La deuda declarada por el contador, antes de que nos comiencen a ocultar información era de 240 o 250 millones que se ampliaría a más de $ 280 millones de pesos es decir un 25% del Presupuesto vigente que es de $ 1200 millones de pesos y a su vez, proyectado al año próximo la partida salarial sería de $ 1147 millones de pesos. El municipio que recibimos es totalmente desastroso”.

“El Intendente falta a la verdad totalmente cuando dice que dejará un municipio mejor al que recibió. Nosotros entregamos un municipio con una deuda que no superaba al 4% y nos devuelven uno con el 25% de deuda”, añadió, dando cuenta de los dichos de Palacio, quien dijo que le entregará un municipio “equilibrado”.

Al evaluar los compromisos de subsidios y pagos de obras ejecutadas en las últimas semanas por la administración municipal, el próximo Intendente aseguró: “Todo lo que han hecho este último mes lo tendremos que pagar nosotros, pero no sé con qué porque lo único que nos dejan son papelitos de colores y partidas en rojo”.

“Lo mejor que podrían hacer es quedarse en sus oficinas y no firmar nada que comprometa deuda a futuro cuando no pueden pagar los sueldos que vencen en dos días, pero por otro lado siguen comprometiendo subsidios a las instituciones”, aconsejó.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS