jueves 14 de noviembre de 2019 - Edición Nº1141
Cronos Noticias » En Foco » 9 sep 2019 15:17

Bitácoras bonaerenses

Vidal retomó su agenda pública: versión moderada, pero no tanto

La Gobernadora volvió a mostrar actividad cotidiana en prensa y sus redes sociales. Lanzó su paquete de medidas “anticrisis”, sin embargo rechazó declarar la Emergencia Alimentaria en la Provincia.


Por: Juan Alfaro (ALFA)

Después de un silencio “estratégico” de casi 15 días por la derrota en las PASO, el viernes 30 de agosto, María Eugenia Vidal, retomó su agenda pública con una “visita sorpresa” a San Pedro. La Gobernadora decidió reaparecer en las redes, mostrar sus recorridas y dejar ver a los bonaerenses que está gestionando. Su agenda siguió con su discurso en la apertura el Congreso Industrial PyME “Somos Industria”, donde pidió “terminar con la grieta” para “lograr un diálogo concreto”. Allí, en un suerte de aceptación implícita de que los resultados del 11 de agosto son prácticamente irreversibles y que su reelección no podrá ser, Vidal dejó una frase que pasó desapercibida: “En el lugar en que la gente me ponga, me van a encontrar, construyendo ese camino de consenso que todos y cada uno de los bonaerenses necesita para tener trabajo”. La agenda de la mandataria siguió con otra vista, a San Fernando, donde no la pasó bien y sufrió el escrache de vecinos y docentes. Sin embargo, y contrario a lo que anunciaron desde la Gobernación la semana pasada, Vidal presentó su paquete de medidas “anticrisis”. Un paquete moderado, escueto y en el marco del pedido de todos los intendentes de la oposición para la declaración de la Emergencia Alimentaria en la provincia. La vuelta a escena.

El paquete “anticrisis” de Vidal incluye aumentos del 20 % en el Servicio Alimentario Escolar (SAE), del 15 % en las Unidades de Desarrollo Infantil, del 25 % para Hogares de la Niñez, del 45 % en la jubilación mínima del IPS. Además, refuerzo del Plan Más Vida y del Programa de Promoción, Preservación y Regularización del Empleo (PREBA). Si bien todo suma, los expertos sostienen que los porcentajes trasladados a la economía social no alivianan en gran medida la situación delicada que están pasando los bonaerenses. Dato no menor, en Gobernación, hasta hace una semana, aseguraron que el paquete de medidas no saldría a la luz, producto del costo que tuvo que absorber la Provincia por el paquete que anunció Mauricio Macri con la eliminación del IVA para algunos productos de la Canasta Básica, entre otros anuncios. La crisis del dólar tras las PASO y la nueva devaluación del peso argentino, hizo que la crisis golpee con más fuerza a los bonaerenses. La declaración de Emergencia Alimentaria que piden desde la oposición no sólo apunta a una formalidad. En lo concreto se trata de “aumentar la cantidad de alimentos para las familias que han quedado desempleadas, para los comedores barriales y para los jubilados que no llegan a cubrir sus gastos en comida y medicamentos”. Asimismo, que se incrementen los cupos en los comedores escolares (además de su apertura los días de fin de semana) y que se abran comedores en colegios secundarios y de formación de adultos. Reacciones a medias.

Pero dentro de un marco de campaña, de pulseada política, Vidal se niega a analizar siquiera el pedido de los intendentes opositores. Primero fue su ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, quien descartó la idea. Primero dijo que el pedido “no habla de emergencia”, y después aseguró que la administración bonaerense cuenta con medidas alimentarias durante todo el año, refuerzos, incrementos de los principales programas provinciales. Para coronar el rechazo a la declaración de Emergencia Alimentaria, la propia Vidal decidió romper más su silencio y, en su visita a Junín, dio notas para hablar del tema: “Creo que las declaraciones de emergencia son buenas cuando brindan herramientas para actuar, en el caso de la Provincia no lo necesitamos, de hecho, hacemos lo que tenemos que hacer como lo hicimos ayer (por el jueves), anunciando medidas que acompañan a quienes más lo necesitan”. Pese al pedido de la oposición, pese a que también se solicitó una sesión especial en la Legislatura (que está parada hace casi cuatro meses) y pese a la realidad de la crisis, Vidal decidió no apelar al recurso de la “emergencia”. El dato es que la Gobernadora no es ajena a recurrir a las “emergencias”, de hecho, desde inicios de su gestión viene abrazando las emergencias en Infraestructura, Administrativa y en Seguridad, las cuales son renovadas todos los años. La “declaración de emergencia” no es palabra prohibida para la Gobernadora, pero sí -al parecer- cualquier pedido que sea hecho por la oposición en ese sentido. Lógica y sentido común, la alimentación es más importante que cuestiones administrativas, de infraestructura y hasta de seguridad.

Fuente: ANDigital
 

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS