sábado 21 de septiembre de 2019 - Edición Nº1087
Cronos Noticias » Provincia » 14 jun 2019 15:32

Movimientos

Continúan las polémicas en torno al nuevo diagrama del Tribunal de Cuentas de la Provincia

Con el voto de tres vocales, se propuso nombrar a cinco nuevos secretarios que no tendrían los perfiles técnicos requeridos. Los nombres están vinculados a Cambiemos y el peronismo.


El Tribunal de Cuentas de la Provincia sigue siendo centro de intensas negociaciones y movimientos y, a finales de mayo, en una reunión del cuerpo, se propuso nombrar a cinco nuevos secretarios, que están vinculados a Cambiemos y al peronismo

La votación conto con el apoyo de tres de los cuatro vocales que ingresaron recientemente, como parte de un acuerdo entre el oficialismo y el PJ y, según circula por los pasillos, sería parte de una estrategia para aislar al presidente del Tribunal, Eduardo Grinberg

Según trascendió, la propuesta fue realizada por el vocal Gustavo Diez, que llegó al Tribunal a instancias de Cambiemos. En concreto, en la reunión se ratificó en los cargos a dos secretarios que responder a Grinberg, y se propuso los reemplazos de otros cuatro actuales secretarios de carrera por nombres nuevos y nominar a otro más para una secretaría que se creó hace poco y está vacante. 

-En la recientemente creada Secretaría Legal y Técnica se  propuso a Felipe González Barlatay, un joven abogado platense que viene trabajando como técnico en la jefatura de gabinete bonaerense de la mano de Federico Salvai.

Eduardo Grinberg

-En la Secretaría de Consultas y Dictámenes se presentó el nombre de Pablo De Rosa, ex funcionario en el municipio de Lomas de Zamora y cercano al intendente del PJ, Martín Insaurralde, y al esquema de jefes comunales que lo secundan.

-En la Secretaría de Auditoría Financiera y Proyectos de Inversión se propuso a Leonardo Di Pietro, un licenciado en administración de empresas de la UNLP, ex empleado de la multinacional Chevron y hombre de Cambiemos, al punto que manejaría las finanzas del PRO bonaerense.

-En la Secretaría de Modernización y Fortalecimiento se nominó a Hernán Jorge Gonzalez, nombre que habría sido consensuado entre dos vocales con diferente terminal política.

-En la Secretaría de Actuaciones y Procedimientos se propuso a María Florencia Vezzetti, actualmente funcionaria en la Secretaría de Legal y Técnica de la Gobernación.

Según pudo saber CRONOS, esto se trata de una movida de Gustavo Ferrari – ministro de Justicia de la Provincia - con el expreso objetivo de dejar afuera de cualquier reparto a la gente de Sergio Massa. Justamente, el vocal que fue nombrado en acuerdo con el tigrense, Daniel Chillo, fue el que votó en contra. En tanto, Juan Pablo Peredo – vinculado a Insaurralde – y Ariel Pietronave – afín a Cambiemos – votaron a favor de la propuesta de Diez. 

Gustavo Ferrari 

Sin embargo, las polémicas sobre el nuevo diagrama del Tribunal no solo están vinculadas a los acuerdos que dejaría excluida a la gente de Massa, sino que además, hay ruido porque los posibles nuevos secretarios no cuentan con un perfil técnico ni acreditan años de carrera, como si lo hacen los que serían desplazados: Novello (Actuaciones y Procedimientos), María del Carmen Sabugal (Modernización), Juan Carlos Petrasso (Auditorías Financieras) y María Elisa Napolitano (Consultas) quien, a diferencia de sus colegas, inició los trámites de jubilación.

Incluso, desde la Asociación de Personal de los Organismos de Control (APOC), el secretario general Pedro Fernández, se quejó en una carta dirigida a Grinberg porque los nombramientos se hicieron “sin ningún tipo de consulta y violando explícitamente el acuerdo de palabra sellado con algunos miembros del cuerpo”; y definió la situación como una “vulneración” de la carrera profesional y un “avasallamiento de la política por sobre la técnica”.

De esta manera, el Tribunal de Cuentas sigue en el centro de muchos movimientos, que iniciaron en marzo - tras el ingreso de los nuevos vocales – cuando se juntaron los votos de Cambiemos y el peronismo para modificar el organigrama del cuerpo y quitarle secretarías a Grinberg, para que pasen a depender del plenario, dándole a los vocales más injerencia en ellas. Además, se creó la de Legal y Técnica, con funciones estratégicas, que también depende de los vocales y no del Presidente.
 

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS