miércoles 15 de agosto de 2018 - Edición Nº685
Cronos Noticias » En Foco » 24 jul 2018

El andar de los intendentes

Cascallares: el mejor alumno peronista de Vidal, que prefiere “un 2019 sin Cristina”

El intendente de Almirante Brown mantiene una muy buena relación con la Gobernadora, tanto así, que desde Cambiemos, aseguran que “la Provincia le armó el plan de gobierno”.


El Conurbano bonaerense y la Tercera Sección electoral en particular, suelen ser lugares de gran peso para el peronismo y donde nacen, día a día, la mayor cantidad de críticas al gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. Sin embargo, entre los partidos que componen la poderosa Tercera Sección, hay un distrito que se destaca por su “silencio” a la hora de hablar sobre un tambaleado escenario económico, por la impronta hiper “dialoguista” de su intendente, que –a diferencia de intendentes peronistas vecinos- hace que no tenga cuestionamientos hacia algunas políticas de la Gobernadora.

 

Se trata de Almirante Brown, que desde 2015 conduce Mariano Cascallares y quien supo ganarle a Cambiemos por más de 12 puntos en las elecciones legislativas de 2017. Cascallares, ex funcionario sciolista, supo manejar el destino del IPS en la gestión de Daniel Scioli. Pero desde que llegó a la intendencia, el joven dirigente optó por el perfil bajo, alejado de toda polémica a favor o en contra de la administración bonaerense. Desde las sombras, ayudó al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde a gestar el Grupo Esmeralda, ese conjunto de alcaldes que tras la derrota en Provincia en 2015 intentaron gestar un peronismo sin Cristina y alejado del kirchnerismo. Para las elecciones de 2017, al igual que a sus intendentes vecinos, a Cascallares la realidad le avisó que en las zonas populares de sus distritos la gente pedía por Cristina. Al jefe comunal, no le quedó otra que plegarse al resto y pedir por la candidatura de la ex presidenta.

 

Desde la oposición local lo consideran “una persona con mucha suerte” al contar con la ayuda de Vidal para realizar trabajos en el partido. Incluso, en los pasillos del Concejo se puede escuchar a la oposición decir a modo de chicana y sin tapujos que “al intendente, el programa de gobierno se lo armó Vidal”.

 

La buena relación de Cascallares con Vidal también le permite realizar obras en su distrito, aunque también le genera una dependencia Desde la oposición local aseguran que todos los trabajos son provinciales o nacionales, y que la utilización de los fondos de libre disponibilidad al intendente “le cuesta mucho y va bastante lento”.

“Las obras que encara el municipio no solo son provinciales, sino que son con los fondos especiales que creó el Gobierno Provincial”, sostienen los ediles de Cambiemos, quienes esperan poder desplazar al intendente en las elecciones del próximo año. Incluso, con algo de maldad, más de un concejal opositor repite que Cascallares es "el mejor alumno peronista de Vidal".

 

Pero el intendente peronista no está alejado de los vicios de la política y su presidente del Concejo Deliberante de Almirante Brown, Juan Fabiani ya pidió por los medios la reelección para Cascallares, mientras la crisis económica sacude al país y a la Provincia y hasta los propios intendentes de Cambiemos sufren las consecuencias. El caso más notorio es del jefe comunal de comunal de Tornquist, Sergio Bordon, quien habló de la crisis y enfatizó: “No estamos bien económicamente (…) De seguir la situación así no creo en mi reelección”.

 

De cara al escenario electoral 2019, con el manual de su perfil bajo el brazo, Cascallares vuelve a estar sentado sobre la premisa que manejó durante el 2016-2017. Por lo bajo, deja trascender que “Cristina no tendría que ser candidata” y opera junto al grupo de Intendentes comandados por Insaurralde, para evitar que la ex presidenta se presente otra vez. Mientras tanto, con más fuerza, en las zonas populares de Brown, la “gente pide con más fuerza por Cristina”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS