sábado 18 de noviembre de 2017 - Edición Nº425
Cronos Noticias » Provincia » 14 nov 2017

En la Legislatura

Con un peronismo fragmentado, Diputados aprobó Presupuesto 2018 y Ley Fiscal

La sesión en la Cámara Baja de la Provincia comenzó pasada las 17.30 horas y tras la exposición de los legisladores, se aprobó la “Ley de leyes” y la Ley Fiscal con 76 votos a favor y 15 votos en contra. Ahora, la discusión pasa al Senado bonaerense.


Pasadas las 17.30 horas comenzó en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires el tratamiento de Presupuesto 2018 y Ley Fiscal, que envió la gobernadora María Eugenia Vidal, semanas atrás.

Con la presencia de 92 legisladores y ninguna ausencia, el Presupuesto 2018 y la Ley Fiscal se aprobó con 77 votos a favor y 15 votos en contra, diez del bloque FpV, cuatro del bloque FpV-PJ, y uno del Frente de Izquierda. Ahora, la discusión pasa al Senado bonaerense, que se encontraba en cuarto intermedio desde esta tarde a la espera del tratamiento en Diputados.

Además, se aprobó el proyecto que fija un nuevo tope al gasto legislativo, el cual será bajado del 1,5 actual al 1,2 por ciento del presupuesto provincial, lo que equivale a un ahorro de 2500 millones de pesos.

Tras las negociaciones entre distintos sectores políticos, incluidos jefes municipales de diversos distritos, dirigentes rurales, entre otros, que intercambiaron opiniones con legisladores y ministros del Poder Ejecutivo, se incorporaron modificaciones al proyecto original.

Entre los cambios, se fijó un límite de 1000 millones de dólares para endeudamiento oficial a través de proyectos de participación pública privada; también que el porcentaje atado a obras del Fondo Educativo baje del 85 al 50 por ciento para intendentes del conurbano y al 40% en el caso de los del Interior.

La ley del presupuesto bonaerense 2018 proyecta gastos de 630.000 millones de pesos; prevé un crecimiento del 3,5 por ciento de la economía bonaerense e incluye una baja en la presión tributaria a 5,5 por ciento del Producto Bruto Geográfico (PBG).

Desarrollo Social es el sector más beneficiado con un aumento en los gastos del 30 por ciento y le siguen Infraestructura con 22 por ciento y Salud con el 19por ciento, de incremento en inversiones.

En el presupuesto 2018, los recursos propios se calculan en 599 mil millones de pesos. Asimismo, prevé un déficit de31 mil millones de pesos, relacionados con los gastos de capital y, además, se contempla un endeudamiento por 60 mil millones de pesos destinados a financiar obras públicas y atender los servicios de la deuda.

El gasto total del Poder Ejecutivo sube un 20,5 por ciento; en cambio, para Salud y Justicia, los incrementos son del 34 y el 38 por ciento, respectivamente, mientras que los fondos para la Dirección General de Cultura y Educación tienen una suba del 28,5 por ciento respecto del 2017. Los recursos en obras hidráulicas en el territorio bonaerense, para evitar o mitigar el impacto de las inundaciones, tienen un salto de 89 por ciento.

La baja de impuestos proyectada para 2018, mediante la Ley Impositiva, tiene un costo fiscal de 10.000 millones de pesos y abarca a Ingresos Brutos (IIBB) en cada sector: unas 3.900 grandes industrias, por ejemplo, pagarán una alícuota de 1,5 por ciento (frente a 1,75 por ciento actual)
Están exentas, además, las Pymes fabriles que facturen hasta 78 millones de pesos, y cuyo tope es hoy de 52 millones de pesos, lo que implica una variación de más del 50 por ciento y alcanza a unas 40.000 compañías.

Para la construcción, la alícuota del gravamen de ingresos brutos baja de 4 por ciento a 3 por ciento en beneficio de 39.000 compañías; para unos 15.000 pequeños comercios que facturen hasta 2 millones de pesos se reduce de 3,5 por ciento a 2,5 por ciento; y para unas 2.200 carnicerías también cae al 2,5 por ciento, desde el 3,5 a 5 por ciento actual.

Unos 3.800 pequeños productores agro-ganaderos tendrán alícuota cero cuando facturen hasta 3 millones de pesos anuales.

Se recorta asimismo la alícuota del impuesto a los Sellos, de 3,6 por ciento a 2 por ciento para la compra venta de inmuebles, como también para autos cero kilómetro ese gravamen y el de IIBB bajan de 3 y 3,5 por ciento respectivamente, al 2,5 por ciento.

Hay aumentos en el impuesto Inmobiliario Urbano, que van del 40 al 70 por ciento, según la valuación de las propiedades, y de una suba del 50 por ciento, promedio para el Rural, aunque quedan exentos campos de menos de 50 hectáreas y los que se inundaron en 2017.

Se votó, además, las modificaciones a la Ley de Responsabilidad Fiscal Municipal que establece límites al gasto corriente y el endeudamiento de las comunas. Aquellos municipios que no adhieran a la norma, no contaran con asistencia financiera del gobierno provincial.

En principio, los municipios no pueden subir su gasto corriente más allá de la pauta inflacionaria fijada por el gobierno nacional, y seguir con la política que en esa materia fija el gobierno provincial.

Tampoco endeudarse por más del 8 por ciento de recursos corrientes ni aumentar la planta de empleados comunales por sobre el crecimiento vegetativo de la población.

Los jefes comunales no podrán incentivar el gasto corriente en el último semestre; asimismo, se las exhorta a armonizar sus tasas con las de los municipios vecinos y según las pautas seguidas por el ejecutivo bonaerense.

Finalmente, los diputados acordaron autoconvocarse, como hicieron los senadores, a sesiones extraordinarias y se comprometieron a realizar una sesión el próximo 30 de noviembre. 

Al comenzar la sesión, el diputado de Cambiemos que preside la comisión de Presupuesto 2018, Marcelo Daletto, expuso los aspectos que el oficialismo consideró más relevantes, y aseguró: “Es la primera vez que después de mucho tiempo que la Provincia trata un presupuesto en un contexto tan favorable”.

“Las principales características de este Presupuesto se sustenta en tres pilares: baja de impuestos por primera vez en el año en la provincia y un aumento del gasto de capital en obra y del gasto social y a la vez sigue la tendencia de reducir el déficit”, manifestó el legislador.

Por otro lado, por el massimo expuso Jorge Sargini, quien manifestó: “Han aceptado incorporar dos cambios que son trascendentes y por eso vamos a aprobar el endeudamiento”.

"Uno de ellos vinculado al tema específico de la toma de deuda y el otro un artículo que se vota por mayoría simple y con cierta ingenuidad habilitaría tal cual como está planteado a un potencial endeudamiento aún mayor, pero aceptaron incorporar el artículo 62 que pone límite a ese endeudamiento", explicó el legislador del Frente Renovador.

A su turno, el presidente del bloque FpV-PJ, Walter Abarca, señaló que no hablaba en representación de todo el bloque y dijo: "Primero quiero anticipar que no voy a hablar en nombre de mi bloque sino que lo voy a hacer por Mauricio Barrientos, Liliana Pintos y Alicia Sánchez y por mí".

"Me hubiese gustado sentarme en esta banca a decir que producto del diálogo y el consenso lo íbamos a acompañar, pero hoy no sabemos cuál es el cálculo de recursos que va a tener esta Provincia, hubiera sido bueno esperar hasta el día jueves para que la Gobernadora se siente con el Presidente y a partir de allí ver qué clase de Presupuesto íbamos a recibir”, consideró Abarca.

Y agregó. "Después de esto hay que rediscutir el Presupuesto porque este acuerdo establece que un organismo fije las bases fiscales de las propiedades en Argentina, lo que quiere decir que estamos calculando el Inmobiliario Rural sobre una base imponible distinta".

“No nos están diciendo cuál es el acuerdo y detrás de esto, la intención de Provincia es tener 85 mi millones de autorización de deuda más todos los recursos del Fondo el Conurbano y los municipios no se van a llevar nada de esto", añadió.

Tras ello, cuestionó la no implementación del Fondo de Infraestructura Municipal y sobre todo la forma en que fue aplicado en los años anteriores: "La no ejecución de ese Fondo es porque ataron ese recurso a la toma de deuda, y hay municipios que todavía están esperando la toma de deuda para llamar a licitación".

Por último, criticó algunas cuestiones vinculadas con la reforma fiscal: "Es un avasallamiento a los municipios, no me da la cara cara para votar una ley fiscal que diga que los intendentes tienen que pedirle permiso a la Provincia para contratar a un empleado”.

 

Por el lado del FpV, el legislador Juan Debandi fue el primero en tomar la palabra y ratificó que Rocío Giaccone, Miguel Funes, Gabriel Godoy, Lauro Grande, Lucía Portos, Santiago Revora, José Ignacio Rossi, César Valicenti, Avelino Zurro y él no votarían a favor de la ley de leyes.

“El presupuesto que debemos aprobar está signado por el ajuste y el endeudamiento, manifestó, y agregó: “Es un Presupuesto no abierto a la oposición”.

Luego, expuso la diputada del FIT, Mónica Schlotthauer expuso: "Estamos sesionando porque ya algunas negociaciones que se hicieron fuera de acá se llevaron acabo y se pusieron de acuerdo. Si estamos sesionando, es porque este proyecto va a ser aprobado lamentablemente. Nosotros, con la convicción, indignación y toda la energía, vamos a rechazarlo".

"Lejos de lo que nos dice Daletto, que es la cara alegre de un presupuesto amargo, este no es un Presupuesto que está pensado para la Provincia, sino simplemente pensado para engordar los bolsillos de banqueros, empresarios sojeros, multinacionales y automotrices, por el pago de la deuda externa, la nueva reforma tributaria, y también por el beneficio de la reforma del ingresos brutos", dijo.

"Más que hacerme la cuenta de cuánto va a pagar cada vecino, habría que ver cuánto podría pagar el gran empresariado si le pusiéramos los impuestos que hay que ponerles para dejar de ahogar a los vecinos, que van a estar ahogados con los aumentos en el transporte, en el gas, en la comida -desarrolló-. Este impuesto tiene un 10% destinado para la deuda externa, y un 2,6% para acción social, en una Provincia que tiene un Conurbano con un 8,5 de indigencia".

Para finalizar, tuvo la palabra el diputado Díaz del Frente Amplio, que afirmó: “Tenemos que reconocer que la Provincia de Buenos Aires se encuentra en mejores condiciones de equilibrio y presupuesto que en los ejercicios anteriores", y se refirió a la importancia de las definiciones del jueves de esta semana entre las provincias y el Gobierno Nacional.

"Esperamos que los futuros montos tiendan a menores niveles de endeudamiento, continuar con el plan de obra pública y comprender que esta negociación es para ahora o nunca en nuestra Provincia. No hay más excusas. Ya estarían resueltas a futuro la totalidad de las cuestiones pendientes que tiene la Provincia y llegó el momento de un plan sustentable", concluyó.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS