lunes 26 de agosto de 2019 - Edición Nº1061
Cronos Noticias » Opinión » 13 dic 2018 15:17

Reflexionar sobre la ética es habitar la incomodidad


Por Nicolás Galvagni Pardo

Por Nicolás Galvagni Pardo*

Desde el programa Justicia 2020 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación se impulsan a nivel federal numerosos foros de debate y participación ciudadana para mejorar el servicio de justicia. Un punto central de esta política pública es la invitación a reflexionar sobre el rol de la ética profesional en el campo de las ciencias jurídicas. La propuesta se nutre de una intervención pública que discute los marcos de acción y los itinerarios formativos de los profesionales del Derecho.

Más allá de la diversidad de roles y ámbitos de práctica que habilita el Derecho hay un sustrato común donde emergen los problemas y desafíos propios de nuestro tiempo. Identificar esos núcleos conflictivos es un compromiso ético, profesional y político que no podemos desconocer, mucho menos, todos aquellos que ejercemos la función pública.

Para contar con operadores jurídicos al servicio de sociedades más justas y democráticas necesitamos aunar nuestras voces y voluntades. Sin duda, esta tarea implica promover, desde la formación de grado, las nuevas destrezas y habilidades requeridas para responder a las exigencias de la ciudadanía.

Sería necio e irreverente desconocer el malestar y la desconfianza que se propaga entre muchas personas que dejaron de creer en el accionar de los poderes públicos. La sospecha generalizada es una bruma que amenaza con expandirse si no hacemos algo que sea verdaderamente transformador. Ese cambio profundo tiene un horizonte trazado por la comunidad: tener instituciones cercanas, modernas, comprensibles, transparentes e independientes. Por primera vez en mucho tiempo empezamos a ocuparnos de ese reclamo válido y legítimo, convencidos de que en él tenemos que destinar nuestros mayores esfuerzos.

Desde el Gobierno bonaerense estamos orgullosos de organizar, junto el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, el 2do Encuentro Nacional de Ética: “La ética como pilar en la formación y práctica de las profesiones jurídicas”, que se realizará el 14 de diciembre en el Anexo del Senado bonaerense. La actividad demuestra lo prioritario que resulta para nuestra agenda gubernamental perfeccionar una profesión que cumple un rol institucional fundamental para la democracia constitucional y la persecución del bien común.

Funcionarios públicos y referentes del ámbito académico, judicial y político debatirán sobre la ética judicial, la ética en el ejercicio de la abogacía, el rol de los Tribunales de Disciplina de los Colegios de Abogados y la ética de la función pública. Desde los paneles se alentará el intercambio de ideas y aprendizajes para construir estrategias que nos permitan lidiar con los dilemas éticos de nuestra profesión.

Creemos fundamental detectar situaciones que puedan suscitar algún tipo de duda sobre su legalidad, desatar conflictos de intereses o configurar delitos. Así, esperamos promover la adopción de estándares de conducta que guíen la toma de decisiones en la práctica de las profesiones jurídicas. Es decir, la meta es contribuir a una cultura de integridad mediante acciones tendientes a la consolidación del sistema democrático en todos sus niveles.

El 2do Encuentro Nacional de Ética tiene mucho que aportar en pos del fortalecimiento institucional del Estado provincial porque es un lugar inhabitual, un lugar que propone, sin rodeos, habitar las tensiones de la profesión, convivir con la incomodidad de sabernos exigidos -por leyes y códigos- a adoptar un comportamiento ético o, en caso contrario, atenernos a las sanciones.

Actuar con probidad exige una férrea autovigilancia de las prácticas propias para no dudar en hacer lo correcto, lo esperado, lo que se supone que está bien para nuestra sociedad. Tamaña responsabilidad personal debe complementarse con un clima ético, programas de cumplimiento (o de compliance) y organismos de juzgamiento disciplinar que marquen el rumbo de actuación posible y esperado y, a la vez, operen como mallas de contención con límites claros para todos.

El encuentro venidero abre nuevos umbrales de posibilidad para hilvanar las propuestas y experiencias de los operadores jurídicos, reflexionar sobre la dimensión ética de nuestro campo de intervención y construir perfiles profesionales desde valores como la honestidad y la transparencia.

*Abogado y Subsecretario Técnico de la Secretaría Legal y Técnica de la provincia de Buenos Aires
 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS