sábado 11 de julio de 2020 - Edición Nº1381
Cronos Noticias » En Foco » 10 feb 2020 15:47

Internas en el oficialismo

Seguridad y “presos políticos”: dos cortocircuitos públicos entre Alberto y Kicillof

La semana no arrancó bien para las relaciones diplomáticas entre la Casa Rosada y la Gobernación bonaerense. El pedido de Berni a Frederic para retirar a la Policía Federal de la Provincia y la afirmación del Gobernador sobre los presos políticos parte de tensiones innecesarias.


Por: Juan Alfaro (ALFA)

Dos escenarios, dos posturas, dos cortocircuitos. Este lunes, el presidente, Alberto Fernández, fiel a su estilo, salió a hablar públicamente sobre dos temas centrales que en los últimos días provocó cortocircuitos dentro el Frente de Todos, pero sobre todo entre la Casa Rosada y la Gobernación bonaerense. En primer lugar, nuevamente las formas del ministerio de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni provocó el malestar público del Jefe de Estado.

Hoy se conoció una dura carta que Berni le envió a la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, donde en medio de duras críticas, le pide que retire a efectivos de la Policía Federal de la provincia de Buenos Aires.

Tras el ruido desatado por la misiva, Alberto dio declaraciones a Radio Continental. “¿Qué pasa con Sergio Berni?”, le preguntó el periodista. “No, qué pasa con Sergio Berni, pregúntenselo a Sergio Berni, qué se yo. No tengo ni idea. Lo que yo puedo decir es que está claro que todos nosotros, lo hablé con Axel (Kicillof) el sábado, que todos nosotros queremos trabajar para que los bonaerenses y toda la Argentina viva en paz y la inseguridad no sea un problema”, respondió Alberto, en tono molesto, en palabras textuales y sin ediciones

“Después, si el ministro de la provincia de Buenos Aires tiene un método propio, que lo aplique, qué se yo, es un responsabilidad. No es mía, es de él”, agregó el Jefe de Estado. Seguidamente, el periodista repregunta: “Pero claramente ahí, por lo menos se avizora un cortocircuito”. “No de nuestra parte. No, no sé. Nosotros estamos para ayudar, no para polemizar”, retruca Alberto Fernández.

La cuestión no termina ahí, el periodista consulta: “¿Coincide con la gestión de Berni…?”. La respuesta del Presidente fue contundente. “Francamente no la conozco, no sé qué piensa ni qué quiere. Francamente lo que preocupa es lo que nosotros proponemos desde el Estado Nacional. Hay que recordar que las provincias son responsables de su seguridad básicamente. Lo que hace el Estado Nacional es colaborar y coordinar con ellos, cuando debemos hacerlo. “Lo que sí estoy conforme es con el pensamiento de mi ministra”.

No es la primera vez que hay chispazos entra Balcarce y Calle 6 por el “factor Berni”. Desde el comienzo de ambas gestiones, las formas del ministro bonaerense desataron el malestar en La Rosada. En Gobernación prefieren no hacer declaraciones, ni postulaciones sobre los entredichos. Desde hace semanas, en varios pasillos de la política bonaerense corre la voz sobre el “factor Berni”. Se dice que el actual ministro de Seguridad de Kicillof, prácticamente un pedido expreso de Cristina, incluso sobre los deseos del mandatario bonaerense.

Para ser un lunes de febrero las polémicas no terminaron en la seguridad. La cuestión de los “presos políticos” del macrismo despertó una reacción airada de Alberto, con un mensaje claro para adentro del Frente de Todos. “Me molesta que me digan que tengo presos políticos”, lanzó sin pelos en la lengua en las mismas declaraciones a Radio Continental.

Sucede que desde hace días, distintos referentes del Frente de Todos afirman que en la Argentina existen los “presos políticos”. Desde la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, hasta el propio Julio De Vido, desde su cuenta de Twitter. Pero la que más llamó la atención fueron las declaraciones de Kicillof. “Si hay políticos presos y se usa la Justicia para ponerlos presos, lo correcto es llamarlos presos políticos”, resaltó el Gobernador en una entrevista a Perfil.

“A veces hacemos eje en cuestiones semánticas e intentamos poner diferentes posiciones, pero cuando vos tenés a una persona a la que se le hace un proceso judicial con la única finalidad de detenerlo por cuestiones políticas, eso es un preso político”, indicó con seguridad.

La respuesta, en general, a ese tema que hizo Alberto se dio a las horas. “Tenemos que ser prudentes, porque si en el mundo escuchan que en la Argentina que hay presos políticos, lo primero que la gente piensa es que Alberto Fernández tiene gente en la cárcel por la condición política”, apuntó.

“Si hay alguien que durante cuatro años, cuestionó los procedimientos judiciales y las detenciones arbitrarias que la justicia impulsaba, fue Alberto Fernández. Lo vengo haciendo desde 2016 (...) Dije miles de veces que los procesos estaban muchas veces viciado por sus formas y que siempre eso recaía en procesos que afectaban a opositores al gobierno de (Mauricio Macri)”, dijo en palabras textuales y sin ediciones.

“Obviamente que me molesta que me digan que tengo presos políticos, porque no los tengo”, lanzó contundente y fiel a su personalidad.

Tras los cruces, en Gobernación apuestan a bajarle el tono a las discrepancias públicas entre el Presidente y el Gobernador. En varios despachos repiten: “Lo que dijo Axel no era para polemizar”. En varios WhatsApp de la política bonaerense, aseguran que todo es una “polémica incómoda e innecesaria”.

Por: Juan Alfaro

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS