viernes 22 de noviembre de 2019 - Edición Nº1149
Cronos Noticias » Provincia » 21 jun 2019 19:19

Hubo acuerdo

Buenas noticias en Benito Juaréz: la cementera Loma Negra no cerrará su planta de Barker

Finalmente, el conflicto entre los trabajadores y la empresa tuvo un final feliz. La mayoría de los empleados, unos 160, mantendrán sus puestos de trabajo, mientras que otros 40 serán cesanteados.


Finalmente, y tras un largo conflicto, la cementera Loma Negra y los trabajadores llegaron a un acuerdo para evitar el cierre de la planta de Barker, en Benito Juárez, y la mayoría de los empleados mantendrán sus puestos de trabajo.

Tras la intervención del Ministerio de Trabajo bonaerense, los dirigentes nacionales de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) y representantes de Loma Negra llegaron a un acuerdo para reconvertir establecimiento en Barker en una planta de molienda, embolsado y despacho de cemento. Se conservarán unos 160 puestos laborales y otros 40 serán cesanteados.

El acuerdo surgió luego de una serie de propuestas que comenzaron con una presentación de la cartera laboral bonaerense que conduce Marcelo Villegas para acercar las partes y que luego fue ampliada por la empresa con una propuesta complementaria. Sobre la base de estas dos, se obtuvo una tercera versión que fue aceptada por AOMA nacional y que si bien no deja conforme a todos los trabajadores, supera la anterior posición de la empresa que era mantenerla en actividad con sólo 24 operarios.

El convenio firmado contó con el apoyo del 85 por ciento de los empleados que integran la asamblea de trabajadores de AOMA Barker. En ese encuentro, tanto los representantes de gremio como las autoridades de Loma Negra acordaron una readecuación productiva que permita la continuidad de la fuente de trabajo. Además, lleva previsibilidad a la población de Barker que depende en un 90 por ciento de la fábrica cementera.

De acuerdo a lo que explicaron autoridades de AOMA, el convenio implica una baja salarial: durante los próximos 8 meses cobrarán el 70 por ciento del sueldo, y a partir del noveno mes habrá otra reducción y el salario será del 65. Asimismo, trabajarán menos horas: serán dos semanas por mes, en forma intercalada, pero aun así no les descontarán esos días en los que no concurran a la fábrica, sino que cobrarán su salario normalmente, pero siempre será el 70 por ciento de lo que corresponde por escala salarial. Entre los cesanteados, algunos cobrarán las jubilaciones que van a estar por encima de lo que corresponde por ley y a otros buscarán que la empresa en un futuro les busque un lugar.

"Frente a estas situaciones y a la problemática del empleo debe quedar claro que no somos gestores de cierre prolijos. No negamos la realidad, sino que tratamos de transformarla y en casos particulares como este trabajamos para preservar todos los puestos de trabajo que sean posible y generar previsibilidad en las comunidades que se ven afectadas", dijo Villegas tras la firma del acuerdo.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS