miércoles 17 de octubre de 2018 - Edición Nº748
Cronos Noticias » Provincia » 13 sep 2018

Angustiante

Habló la docente torturada en Moreno: “No pude ver caras porque tenía una bolsa en la cabeza”

Corina de Bonis, la maestra de Moreno que ayer fue víctima de un secuestro, evitó dar muchos detalles sobre lo que le sucedió “porque están investigando”, pero sostuvo: “Evidentemente, a alguien le molesta lo que hacemos”.


Corina de Bonis, la docente de Moreno que ayer fue secuestrada y torturada tras recibir amenazas por hacer ollas populares, habló ante la prensa en la puerta de su casa. 

"Soy Corina, soy la maestra que agredieron. Pero la agresión que sufrí está dirigida a mis compañeras”, comenzó diciendo. Y relató: “Nosotros, después de la explosión de la escuela 49 que cortaron todas las escuelas de Moreno, comenzamos a hacer una olla para los chicos y empezaron las amenazas". 

"A los pocos días de estar haciendo lo la olla, recibimos una llamada que decía que si seguíamos jodiendo con la ollita íbamos a ser boleta. Pero no abandonamos y la seguimos haciendo. Pasaron los días y recibimos una segunda amenaza por debajo de la puerta que decía 'siguen ustedes'. Una chica tenía el auto retirado del portón y lo fue a buscar y descubre que los autos de las maestras estaban rayados, y ahí le dimos sentido a la nota", siguió la docente.

“La olla no la dejamos y seguimos con el apoyo de los docentes. Mucha de la mercadería era comprada por nosotros, y donaciones de la comunidad de Moreno. Seguimos hasta que recibimos la tercera y decía que la próxima olla iba a ser en Güemes y Roldán, la puerta del cementerio. Y seguía diciendo no todas tienen auto", detalló, mientras se tomaba las manos con fuerza.

“Ante la última amenaza, dejamos la olla y siguieron las madres", contó la docente, y agregó: "No activamente pero seguíamos apoyándolas. Estuvieron dos días. Ayer, salgo de trabajar, y yo soy una de las que no tiene auto, y me subieron".

En ese marco, De Bonis señaló: “Me pidieron que no de muchos detalles porque están investigando”, pero reveló que el episodio duró "lo suficiente para asustar y mucho". "Me subieron (al auto), y pasó todo lo que saben. Ahora no puedo dar detalles de ese episodio. Pero no pude ver caras porque tenía una bolsa en la cabeza", contó.

Consultada sobre si sospecha quiénes podrían ser los agresores, contestó: "Enemigos no tenemos, pero evidentemente a alguien le molesta".


 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS