miércoles 15 de agosto de 2018 - Edición Nº685
Cronos Noticias » En Foco » 1 ago 2018

Bajo la lupa

En Cambiemos hay malestar con la “maniobra en soledad” de Castello y la habilitación a Uber

La masiva marcha de taxistas contra Uber que se realizó frente a la Legislatura bonaerense generó ruidos en el bloque de Cambiemos, donde muchos miran con recelo el accionar del diputado “lilito”.


Este miércoles, taxis de La Plata, el Conurbano bonaerense y Capital Federal invadieron las calles del centro platense en lo que fue una gran movilización hacia la Legislatura bonaerense, en protesta de una posible habilitación para que Uber opere legalmente en la Provincia.

Cabe recordar que Cámara de Diputados bonaerense había aprobado un proyecto de Cambiemos en 2017 rechazando el desembarco de Uber en la Provincia. Sin embargo, en varios despachos de la Cámara Baja se quejan de que la polémica iniciativa del legislador de Elisa Carrió, Guillermo Castello, abrió un nuevo frente de conflicto.

La movilización de los taxistas se convocó apenas tomó estado público un proyecto presentado desde el oficialismo para regular las distintas aplicaciones digitales de transporte. El legislador de la Coalición Cívica, Guillermo Castello, avanzó con el texto en soledad, y -según pudo saber CRONOS- sus pares del oficialismo no disimularon el malestar.

En plena “tormenta” económica y social, con el ajuste fiscal que encarará la Provincia en el futuro cercano, el conflicto con el sector del Turf por el recorte de subsidios a la actividad hípica y ante el avance de la investigación por presuntos “aportes falsos” en el PRO, la maniobra de Castello abre un nuevo frente de conflicto para el gobierno de María Eugenia Vidal.

De hecho, la reunión del 20 de julio entre el jefe de bloque de diputados de Cambiemos, Maximiliano Abad, y el intendente de La Plata, Julio Garro, con representantes de la Federación Nacional de Conductores de Taxis y del sindicato de taxistas locales no fue suficiente.

Si bien en el encuentro se plasmó “la decisión del Gobierno de la provincia de Buenos Aires de bloquear el proyecto” de Castello, los taxistas se volcaron a las calles de la capital bonaerense para “resistir” y lanzar una advertencia en señal de alerta.

El malestar se acrecentó, porque, pese a la orden impartida desde Gobernación, el legislador de la Coalición Cívica redobló la apuesta y continuó militando su proyecto. Dato no menor que destacan en varios despachos legislativos es que el mismo día en que se desactivaba el proyecto, Castello se despachaba por redes sociales, apuntando contra “las mafias sindicales” y “los dirigentes corporativos” que “nos mantienen en el pasado”.

La confusa situación, según pudo reconstruir CRONOS, hizo acrecentar aún más el descontento en el grueso de la bancada de Cambiemos. Es que en mayo de 2017, la Cámara de Diputados había aprobado un proyecto para plasmar la “profunda preocupación por el arribo al país y la posible instalación del sistema Uber en la provincia de Buenos Aires”.

Fue una iniciativa impulsada por legisladores del oficialismo que alertaba por la “desventaja notoria para los trabajadores choferes tanto de taxis como remises”, poniendo de manifiesto en aquel entonces que el funcionamiento de la plataforma digital “no encuadra en ninguna de los normas laborales, sociales e impositivas que reglamentan el ejercicio de la actividad”. Por lo bajo y con ironía, muchos colegas del legislador deslizan que ese proyecto “pasó desapercibido” para el lilito, cuyo espíritu apuntaba evitar las tensiones que hoy afloraron en las calles de La Plata.
 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS