jueves 21 de junio de 2018 - Edición Nº630
Cronos Noticias » Interés General » 4 jun 2018

En La Plata

Preocupación por salud de elefanta Pelusa: según expertos, podría estar en “etapa final de su vida”

El animal hace 5 años que sufre una enfermedad en sus patas traseras y estaba en tratamiento para ser traslada a un complejo de elefantas en Brasil. El ex zoológico de la ciudad se encuentra cerrado para dedicar todos los recursos al cuidado de Pelusa.


La elefanta Pelusa, del ex zoológico de la ciudad de La Plata, sufrió una recaída en su salud y hay preocupación entre los expertos, que aseguran que podría estar en “la etapa final de su vida”. 

El animal de 52 años estaba en tratamiento para su traslado a un santuario de Brasil pero durante el fin de semana su estado de salud se vio agravado, cuando se recostó en su refugio y no se pudo levantar. En ese marco, la municipalidad de plantense decidió cerrar el paseo público para evitar ingreso de visitantes y dedicar todos los recursos al cuidado de la elefanta. 

Cabe mencionar que Pelusa hace dos años y medios que permanecía parada, debido a la enfermedad que tiene que sus patas traseras: descansaba y dormía en esa posición. La pododemartitis crónicas que tiene el animal desde hace 5 años ocurre, según los expertos, por la imposibilidad de poder caminar grandes distancias debido a la vida en cautiverio

La caída de este fin de semana complica la posibilidad de llevar al animal al complejo de Mato Grosso, Brasil, para que termine sus días con otros ejemplares de su espacie. “No tiene voluntad de levantarse. Todo indica que estaría en la etapa final de su vida”, admitió el director del Santuario de Elefantes de Brasil, Scott Blass, que llegó a La Plata de urgencia para revisar al paquidermo que desde hace más de un año es asistido por especialistas de ese centro y por la Fundación Franz Weber

"El animal descansaba de pie y esto provocó un gran cansancio a lo largo del tiempo. Cuando se recostó, el sábado a las 7, pensamos que lo hacía para descansar. Pero ahora advertimos que es porque su salud es está agravando", explicó Blass.

Todo el fin de semana hubo un equipo de profesionales a disposición de Pelusa. Se encargaron de hidratarla y alimentarla con frutas y verduras. También monitorearon sus signos vitales, se hicieron estudios de sangre, orina, temperatura y ritmo cardíaco constantes. "Si bien durante la jornada del viernes los resultados fueron estables, el sábado comenzaron a demostrar un desmejoramiento en algunos valores sanguíneos, situación coincidente con una notoria disminución de su estado de ánimo", es una conclusión de los reportes veterinarios.

En ese sentido, además de cerrar el ingreso al público del el ex zoo, se tomaron otras medidas para cuidar la salud de Pelusa: se tendió una gran carpa con calefacción de exteriores para protegerla del frío y el rocío, y acompañarla profesionalmente. Este lunes a la mañana, personal del Zoológico, otros especialistas del santuario y de la Fundación Weber seguían de cerca la evolución de la elefanta y ejecutan un protocolo de trabajo que incluye mantener cerrado el predio para que no se generen ruidos molestos.
 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS