jueves 21 de junio de 2018 - Edición Nº630
Cronos Noticias » En Foco » 4 jun 2018

La carrera 2019

La batalla de las tarifas también dejó herido a Urtubey

El salteño le puso el cuerpo a una batalla ajena y salió golpeado. Recelos en el peronismo y una candidatura presidencial que se desdibuja.


Por Leonardo Montero (@monterismos)

La batalla de las tarifas tuvo un perdedor claro: Mauricio Macri. Sus funcionarios no supieron frenar a la oposición y el presidente tuvo que ponerle la cara a un veto que tenía un rechazo del 88 por ciento, según una encuesta de Hugo Haime. Demasiado costo político en el mismo mes de la corrida financiera y la vuelta al FMI.

Puertas afuera de la Casa Rosada hubo otro gran derrotado: Juan Manuel Urtubey. El salteño le puso el cuerpo a una pelea que no era propia y defendió la posición del Gobierno casi como ningún funcionario lo hizo. Juan José Aranguren, el artífice de los tarifazos, ni cerca estuvo de poner la cara como el peronista, que lo único que no aceptó fue que Macri anuncie el veto a su lado. Para peor, otro gobernador que compartía su postura, Juan Schiaretti, brilló por su ausencia en el tramo final de la disputa.

La extraña estrategia de Urtubey (sus diputados habían trabajado en el proyecto) lo dejó mal parado con el peronismo en distintos frentes. Por un lado, parece haber puesto en crisis la relación con Miguel Pichetto, hasta aquí su principal aliado de cara a 2019. Lo hizo justo cuando empezaba a especularse con una fórmula peronista “racional” para el año próximo. El rionegrino tiene suficientes indicios para sospechar que Urtubey jugó a romperle el bloque en tándem con el gobierno, aunque finalmente sólo su hermano votó en contra.

Por otro lado, el salteño se aisló en un momento en que sus pares empezaron a endurecer su postura, advertidos de que “hay 2019” y asustados por la posibilidad de que el ajuste caiga sobre sus espaldas. Ganarle a Macri ya no parece una quimera y hacer cuasi oficialismo no surge como lo más rentable. Urtubey se quedó en 2017, podría decirse.

A su favor, las encuestas siguen mostrando que un porcentaje alto condena las actitudes de la oposición. Pero es un río donde el salteño tiene poco para pescar, mientras Macri pasa con la red. Un dirigente importante del peronismo lo alertaba en tono casi dramático: “No puede ser candidato siendo igual a Macri. Nos va a ganar hasta la izquierda”.

Ese doble juego de oficialismo-oposición empieza a golpearlo también en su provincia. El año pasado la ruptura con el kirchnerismo (que con poco casi lo deja tercero) le costó la elección legislativa y pese a los guiños de algunos de sus hombres al cristinista Sergio “Oso” Leavy, el gobernador está obstinado en romper los puentes. Incluso entre sus aliados las aguas no están calmas. Esta semana, el diputado nacional Sergio Zottos renunció a la presidencia del Partido Renovador, cercano a Urtubey. Lo hizo disconforme con el voto de la senadora María Cristina Fiore en contra el proyecto de tarifas, en línea con la orden que bajó el gobernador, al que ambos le responden. Música para los oídos de Cambiemos.

Sin despliegue territorial y con un perfil confuso, su principal ventaja de cara a 2019 parece ser la falta de figuras de alcance nacional entre los gobernadores, que por ahora parecen más preocupados en asegurar sus territorios que en embarcarse en la pelea mayor y le dejarían el camino libre al salteño. Pero hasta ahora sólo lo respalda abiertamente la fueguina Bertone, que gobierna la provincia menos poblada del país. El resto mantiene un prudente silencio.

Lo concreto es que Urtubey parece encerrado en su propio laberinto y su carrera presidencial no termina de arrancar, aunque él sostenga con razón que nadie llega a la meta si se lanza un año y medio antes. Por ahora -y siempre recordando que en la política las sentencias se evaporan- parece demasiado retrasado como para dejar que sigan pasando las vueltas. 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS