miércoles 17 de octubre de 2018 - Edición Nº748
Cronos Noticias » Municipios » 12 mar 2018

En 25 de Mayo

Preocupación por sequías en Interior bonaerense: advierten importante pérdida en producción

La Sociedad Rural local dio a conocer un informe sobre la situación hídrica del distrito y las consecuencias en la agricultura, ganadería, producción láctea y apicultura de la región.


La Sociedad Rural de 25 de Mayo dio a conocer un informe sobre la situación hídrica del distrito y la preocupación por la “sequía extrema”, que genera una importante pérdida en la producción agricultora, ganadera y láctea de la región. En ese sentido, indicaron que en el último cuatrimestre sólo llovió el 25 por ciento del promedio histórico para ese período.

"En estos cuatro últimos meses apenas llovieron 107 milímetros (mm), los que, comparados con el promedio histórico para el mismo período, de 433 mm, indican un grave déficit de 326 mm, justo en coincidencia con la mayor demanda de los cultivos de verano y la mayor evapotranspiración", señalaron desde la entidad de 25 de Mayo.           

Y agregaron: "De manera alarmante, las condiciones de sequía extrema se van extendiendo y profundizando sobre nuestro partido, generalizándose graves perjuicios sobre la agricultura, así como también en otras actividades, como la ganadería, la producción láctea y la apicultura".

Según indicaron, en noviembre cayeron sólo 26 mm, cuando el promedio histórico para ese mes es de 101 mm; en diciembre 15 mm, cuando lo normal es 102 mm; en enero de este año 49 mm, frente a los 116 mm que marca el promedio y en febrero 17 mm, cuando el promedio es de 116 mm.

En ese marco, desde La Rural indicaron que, en la agricultura, "se observa una gran afectación del cultivo de maíz, sobre el que cabe destacar que por las condiciones hídricas de la primavera, muchos productores no pudieron implantarlo de manera temprana, debiéndose optar por siembras intermedias y tardías, que en general sufren un grave deterioro, habiendo numerosos lotes que ya fueron dados por perdidos y ni siquiera alcanzan valor forrajero para su picado".

Asimismo, el informe indica que los rindes previstos estarán lejos de compensar los costos de implantación y trillado, con excepciones en algunas áreas puntuales que recibieron el alivio de lluvias limitadas a las mismas.

Por otro lado, en cuanto al cultivo de soja, señalaron: “Se diferencian las tempranas de las tardías. Las primeras, en general, alcanzaron a desarrollarse, pero en casi todos los casos consultados, se observa disminución en la cantidad de chauchas y éstas contienen porotos de reducido tamaño, previéndose una sensible disminución de los rendimientos".

En tanto, sobre las sojas de segunda, indicaron: "Lamentablemente, por falta de humedad al momento de la siembra de segunda, muchos agricultores pudieron hacerlo recién después de unas escasas lluvias del 6 de enero, con el agravante de que posteriormente los sembrados sólo recibieron precipitaciones mínimas, con la consecuencia de que los cultivos están ralos y faltos de desarrollo y, aunque lloviera ahora, por cuestiones estacionales, ya no habrá tiempo para que completen su normal evolución".

Finalmente, en cuanto a la ganadería, indicaron numerosos casos de pérdidas de pasturas implantadas, mientras en las zonas de pastizales naturales es notoria la falta de forraje para los vacunos, situación que se agravará con la llegada del otoño-invierno. Y se destaca que por falta de humedad, aún no se ha podido comenzar con la siembra de verdeos para el invierno ni la implantación de nuevas pasturas, generando un panorama complejo para la alimentación de la hacienda. En tanto, los tambos sufren el doble impacto de la disminución de la producción láctea y el incremento de los costos por la mayor demanda de suplementos forrajeros.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

VIDEOS